FINANCIADO A TRAVÉS DE 'CROWDFUNDING'

Superhéroe Blas de Lezo, el 'mediohombre' como nunca lo habías visto

Un 'crowdfunding' de 3.000 mecenas ha permitido la publicación de una novela gráfica sobre uno de los mayores estrategas de la historia naval de España

Foto: Un extracto del cómic 'Lezo', de Ángel Miranda Vicente, Ramón Vega, Guillermo Mogorrón y Miguel Ángel Abad.
Un extracto del cómic 'Lezo', de Ángel Miranda Vicente, Ramón Vega, Guillermo Mogorrón y Miguel Ángel Abad.

Tenía apenas quince años, pero en un tiempo en el que la mayoría de edad venía determinada por el hambre y la necesidad de conseguirse el pan. En 1704 y a las órdenes del gran almirante de Francia, Louis Alexandre de Borbón, conde de Toulouse, Blas de Lezo todavía no sabía que acabaría participando en una de las batallas navales más decisivas de la Guerra de Sucesión —Felipe de Anjou, apoyado por los franceses, se disputó el trono español frente al archiduque Carlos de Austria, respaldado por Inglaterra—, la primera de las contiendas en las que tuvo una participación destacada y la primera piedra para granjearse la fama como uno de los mejores estrategas de la historia militar española. Blas de Lezo, figura siempre reivindicada en época de ardores patrióticos, protagoniza ahora su primer cómic, 'Lezo', una obra dibujada por Guillermo Mogorrón (que ha dibujado para Marvel varios números de X-Men y DC), coloreada por Miguel Ángel Abad, guionizada y 'dirigida' por Ángel Miranda a partir de la documentación de Ramón Vega, investigador y comisario en el Museo Naval de Madrid.

Portada de 'Lezo'.
Portada de 'Lezo'.

El proyecto nació hace más de dos años y se financió a partir de un 'crowdfunding' al que se adhirieron 3.000 mecenas que han impulsado que el cómic de 'Lezo' llegue a las librerías. Con un trazo agresivo y oscuro, el cómic se adentra en los orígenes del mito con el relato de la batalla de Vélez Málaga donde una explosión le dejó convertido en 'patapalo' o 'mediohombre', los apodos con los que fue conocido por haber perdido —en ese momento— una pierna. Después se sumarían un ojo y un brazo.

El cómic no se adentra en sus orígenes. Quizás por incierto. Se cree que nació alrededor de 1687 en Guipúzcoa. La mayoría lo sitúan nativo de Pasaia, situada en el lado opuesto de Lezo, dentro de la ría de Pasaia. En época en que la nascencia vasca era sinónimo de oficio marino, Blas de Lezo creció en una familia dedicada al mar, y comenzó su carrera como guardia marina del ejército francés, después de recibir su educación en el país vecino. El Reino de España vivía entonces momentos convulsos tras la muerte de Carlos II que, si no hechizado —ahora hay historiadores que suavizan lo que su fenotipo no puede ocultar—, quedó sin descendencia, lo que abrió una lucha encarnizada entre Francia en Inglaterra por la hegemonía europea, que entonces era la mundial.

Inglaterra quiere impedir a toda costa la alianza entre Francia y España y, de paso, ocupar Gibraltar como enclave estratégico dentro del Mediterráneo: 80 soldados y 120 cañones —en realidad, alrededor de 80, porque un tercio se encontraban inservibles— junto con 300 milicianos sin apenas instrucción militase enfrentaron a 12.000 soldados —de los cuales, unos 350 pertenecían a la Corona de Aragón, que apoyó al archiduque— y 1.500 cañones. En Vélez Málaga, Blas de Lezo combatió frente a las tropas anglo-holandesas del capitán Roorke. El cómic desvela —quizá de manera demasiado directa y no muy sutil— la estrategia que siguieron las tropas hispano-francesas en una batalla que determinó la balanza del conflicto.

Otro momento de 'Lezo', el cómic.
Otro momento de 'Lezo', el cómic.

La Guerra de Sucesión acabó en 1715. Y el cómic utiliza una elipsis para pasar a otra de las batallas con las que Lezo forjó su leyenda. Es 1741. Han pasado 37 años desde Vélez Málaga y Blas de Lezo reside en Cartagena de Indias, el mayor puerto seguro español en el continente americano. Blas de Lezo no solo ha perdido la pierna, sino que una esquirla alojada en su ojo debido a otra explosión le ha hecho perder la mitad de la vista. Alrededor de 20 años atrás, se había enrolado en el galeón Lanfranco hacia los Mares del Sur para defender los barcos españoles de los asaltos de piratas y corsarios ingleses. Ya como teniente general, el vasco se enfrentó a una flota inglesa a las órdenes del almirante Edward Vernon, que tenía planeado atacar los principales puertos del Virreinato de Nueva Granada, desde donde partían los buques españoles con la materia prima desde el actual Perú hasta España.

'Lezo' muestra las desavenencias del militar con el gobernador Francisco Javier de la Vega Retez, cuya poca visión militar o escaso interés favorecieron que los ingleses acabasen conquistando Portobelo. Pero Blas de Lezo forzó al gobernador a defender el estrecho de Boca Chica, a pesar de contar con un soldado español por cada seis efectivos ingleses. El cómic retrata la crudeza de una batalla que tuvo lugar tanto en el mar como en los fuertes, que obligó a expediciones españolas a atravesar tierras casi vírgenes y que provocó numerosas bajas, también entre los colonos que habitaban los nuevos enclaves del Caribe.

El personaje de Blas de Lezo, diseñado por Guillermo Mogorrón.
El personaje de Blas de Lezo, diseñado por Guillermo Mogorrón.

Blas de Lezo aparece retratado como un estratega inteligente y un marino incansable: el cómic termina en un momento nefasto para las tropas españolas, pero promete continuar la guerra: "La gente de marina se trasladará a nuestros navíos de guerra en Boca Grande y a la infantería a la plaza. Allí continuaremos la batalla". El libro termina con varias páginas de documentación adicional sobre los personajes y sobre las batallas que protagonizan este primer volumen. "Todo parte del inmenso trabajo de compilación de 'Diarios de ofensa y defensa', de Francisco Hernando Muñoz Atuesta, a los que se fueron añadiendo decenas de nuevos documentos inéditos, procedentes de más de una docena de archivos españoles (Simancas, Archivo General de Indias, Museo Naval, etc.) y más de 60 instituciones nacionales y extranjeras, junto a multitud de artículos y libros". Quienes pedían en febrero del año pasado "una película sobre Blas de Lezo" tendrán que conformarse, de momento, con leer 'Lezo'.

Cultura

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
16 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios

Lo más leído