Galardón

Marcelo Luján gana el premio Ribera del Duero con seis cuentos apocalípticos

El escritor argentino, afincado en España desde hace veinte años, propone en 'La claridad' el viaje de varios personajes femeninos corrientes en un mundo luminoso pero con oscuridades

Foto: El escritor Marcelo Luján
El escritor Marcelo Luján

“Pensé que este día no iba a llegar nunca”, ha dicho hoy Marcelo Luján (Buenos Aires, 1973) nada más confirmarse que era el ganador del VI Premio Internacional Ribera del Duero por el libro de cuentos ‘La claridad’ que publica Páginas de Espuma y que está dotado con 50.000 euros. Porque han sido cuatro meses en silencio desde que recibió la llamada del presidente del jurado Fernando Aramburu informándole de que era el flamante ganador de esta edición bianual. Era el martes 10 de marzo y su móvil saltó por los aires (de alegría). A los pocos días ocurrió lo que ya sabemos todos y todo se paró. “De alguna manera mi cerebro desconectó y me dediqué a trabajar en el libro. Es muy curioso cómo funciona el cerebro”, ha reconocido el escritor. Tanto desconectó que incluyó un nuevo cuento -al principio eran cinco- que hoy ha presentado en una rueda de prensa muy diferente a la que hubiera sido hace varios meses: mascarilla, geles, tomas de temperatura. Menos mal que había vasos de vino para darle algo de normalidad.

'La claridad'
'La claridad'

El autor, afincado en España desde hace casi veinte años, ha señalado que le es muy difícil escribir cuentos y que ha tardado casi tres años en darle forma a los seis que conforman 'La claridad'. Su última novela, ‘Subsuelo’, que data ya de 2015 había ido muy bien consiguiendo el premio Dashiell Hammett de la Semana Negra de Gijón en 2016. Pero el cuerpo le pedía el formato breve. “Para mí era un desafío y una necesidad”, ha indicado insistiendo en que “es un género mucho más difícil de ejecutar que la novela”, sobre todo cuando se pretende “contar muchas historias de forma independiente pero con una forma indivisible”. No obstante, ahí están escritores cuentistas de la literatura en español como Jorge Luis Borges o Juan Carlos Onetti para ratificar la grandeza del género.

El título desvela también algo de la unidad que hay en estos relatos. “Me gusta abordar la ficción desde la oscuridad y jugar con el contrapunto, esa contradicción de mostrar lo oscuro rodeado de luz. Es decir, que las cosas malas ocurran en situaciones blancas, iluminadas”, ha explicado. Lo que busca Luján a fin de cuentas es que el libro se lea y con cierto placer, además: “Es que leer un buen cuento es como el amor de tu vida, que no es tu vida entera, pero no nos importa porque se queda ahí para siempre a salvo de la muerte”.

Personajes femeninos

Los “cuentos apocalípticos” de 'La claridad' fueron elegidos por unanimidad por los miembros del jurado, compuesto por Aramburu, los escritores Clara Obligado y Óscar Esquivias, el editor Juan Casamayor, el presidente de la Denominación de Origen Ribera del Duero, Enrique Pascual y el secretario de la D.O, Alfonso Sánchez, que contaba con voz pero sin voto.

Aramburu ha contado que le faltó solo leer algunas páginas para reconocer la calidad del libro. “Es un autor que domina el género”, ha señalado. Y ha manifestado que, aunque son independientes, todos giran “en torno a personajes femeninos corrientes: una chica gorda que comete un acto de crueldad, una inadaptada con relaciones tóxicas, un camionero que fallece en un acto de bondad, una empleada de una clínica veterinaria que enloquece por la mordedura de una gata infectada y una muerta viviente”.

Me gusta abordar la ficción desde la oscuridad y jugar con el contrapunto, esa contradicción de mostrar lo oscuro rodeado de luz

Para Esquivias, quien ha recordado que ganar el Ribera del Duero “es como un Oscar en nuestra carrera”, ha manifestado que leer el libro de Luján es “meterse en la corriente de un río dominado por la idea del destino. Los personajes van hacia un destino inexorable sin que ellos lo sepan”. Por su parte, Clara Obligado ha recordado “las dos orillas de nuestra literatura” con este premiado, puesto que Luján “representa a una generación de escritores, que aunque no hayan nacido en España han hecho de este país su lugar de residencia. No es argentino ni español”.

Por último, Juan Casamayor ha recordado a los premiados en ediciones anteriores como Javier Sáez de Ibarra, Marcos Giralt Torrente, Guadalupe Nettel, Samantha Schweblin y Antonio Ortuño. “Y es un premio que da suerte”, ha recalcado. Después de meses en barbecho forzoso, La claridad comenzará su andadura el próximo 15 de julio.

Cultura
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios

Lo más leído