PERSONAJE CLAVE EN LA REVOLUCIÓN FRANCESA

Revelan el misterio de María Antonieta: qué ocultaban sus cartas y quién las tachó

María Antonieta es, posiblemente, uno de los personajes claves para entender lo sucedido en la revolución francesa. Casada desde los 14 años con Luis XVI. Pronto

Foto: Revelan el misterio de María Antonieta: qué ocultaban sus cartas y quién las tachó. (EFE)
Revelan el misterio de María Antonieta: qué ocultaban sus cartas y quién las tachó. (EFE)

María Antonieta es, posiblemente, uno de los personajes claves para entender lo sucedido en la Revolución Francesa. Casada desde los 14 años con Luis XVI, pronto se ganó la antipatía de la población gala por su carácter presumido, derrochador y, sobre todo, por persuadir al Rey para que tomara decisiones en pro de los intereses austriacos por encima de los franceses. Los expertos consideran que pudo ser la chispa que terminó por incendiar la agitación del pueblo contra la monarquía: ahora, han salido a la luz sus últimos secretos.

Durante sus últimos años de vida, María Antonieta trabó gran amistad con el conde militar sueco Hans Axel de Fersen. Ya en la época, se especuló con la idea de que ambos fueran amantes, algo que nunca quedó resuelto más allá de las dudas razonables existentes, al ser uno de los aliados más fieles que tuvo la reina incluso una vez decapitada. De hecho, este militar fue quien se encargó de organizar la fallida fuga de Varennes, donde los reyes fueron detenidos para, en 1793, ser condenados a la guillotina.

Fue finales del siglo XIX cuando se empezó a echar luz sobre la verdadera relación entre María Antonieta y Axel de Fersen, después de que el sobrino del sueco diera a conocer 15 cartas que ambos se intercambiaron. En ellas, se podía ver demasiada complicidad para dos personas que no eran pareja, pero no se podía determinar si se trataba simplemente de un amor platónico o si llegó a ser algo más. ¿El motivo? En todas las cartas aparecían tachaduras que impedían leer algunos pasajes.

Ahora, tres siglos después, se ha conseguido revelar el misterio que escondían estas cartas. A través de un escáner 2D XRF se consiguió analizar el tipo de tinta con el que fue escrita la carta y con el que se realizaron las tachaduras. En función de la presencia de diversos elementos metálicos, no solo se permitiría reconocer la fecha en la que se emborronaron los pasajes, sino incluso saber si se utilizaron los mismos utensilios de escritura en ambos casos.

De estas 15 cartas, se llegó a la conclusión de que 10 de ellas eran de María Antonieta-todas ellas cifradas- y cinco de Axel de Fersen. Y, curiosamente, la tinta de todos los tachones que aparecían en las cartas del militar sueco coincidía con la de la escritura de sus misivas. O, dicho de otro modo, se puede llegar a la conclusión de que los tachones fueron realizados por el mismo Axel de Fersen, quizá para evitar que otros vieran en su cercanía con la reina.

"Hay una concordancia que permite pensar que fue él mismo quien censuró una parte de sus cartas. Nuestra hipótesis es que era Fersen quien lo hizo y que había cierta información que no quería que otros vieran", explica Anne Michelin, del Centro Nacional de Investigación y Museo Natural de Historia Natural de Francia.

(EFE)
(EFE)

Pero esta misma tecnología ha conseguido ir un poco más allá, incluso revelando los textos que aparecían bajo las tachaduras. Así, se pueden leer frases como "Toda vuestra persona está ligada a mi existencia", "Siempre serás mi querida y tierna amiga" o "No quiero estar atado. Verte, amarte y consolarte es todo lo que deseo". Sin duda, expresiones que iban más allá de la amistad teniendo en cuenta el contexto de hace tres siglos, pero que tampoco sirven para desvelar si en realidad llegaron a mantener algún tipo de relación física.

Sea como fuere, lo que parece claro es que Hans Axel de Fersen quiso evitar que esas palabras salían a la luz. Posiblemente, no tanto por evitar que alguien supiera la relación que tenía con la reina, sino para protegerse: no en vano, María Antonieta acaba de ser decapitada y él la intentó ayudar en su fuga. Quizás simplemente se trataba de una treta para no correr su misma suerte... pero el destino le había guardado una jugada macabra: fallecería en 1810 tras ser linchado por una turba en su Suecia natal mientras escoltaba el féretro del rey. Como María Antonieta, el pueblo le acusó de guardar secretos en su beneficio propio.

Cultura
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios

Lo más leído