Entrevista

Antonio Onetti, nuevo presidente de la SGAE: "No somos ni peseteros ni ladrones"

El guionista busca una mayor colaboración con Cultura y convocará elecciones en octubre. Alerta de la bajada de hasta un 30% de la recaudación con la crisis del coronavirus

Foto: Onetti, nuevo presidente de la SGAE (EFE)
Onetti, nuevo presidente de la SGAE (EFE)

El guionista Antonio Onetti (Sevilla, 1962) fue elegido presidente de la SGAE el pasado jueves al conseguir la mayoría de votos dentro de la Junta Directiva. Su elección se produjo dos semanas después de la moción de censura, apoyada por Onetti, que acabó destituyendo a la soprano Pilar Jurado. Este guionista, que ha trabajado para series como 'Amar en tiempos revueltos' y 'Amar es para siempre' conoce en profundidad lo que ha ocurrido en los últimos años, bastante revueltos, durante las presidencias de Jurado y José Ángel Hevia, que condujeron a un enfrentamiento directo con el Ministerio de Cultura. Onetti quiere reconducir la situación y volver a formar parte de la Confederación Internacional de Sociedades de Autores (CISAC), la SGAE mundial, de la que la entidad fue expulsada hace un año. De momento, es todo una cuestión de voluntad. En esta entrevista telefónica con El Confidencial, el guionista desgaja cuáles serán sus líneas principales de actuación. Comienza con un desmentido: no, la SGAE no va a dar 15 millones de euros a los socios que hayan sufrido las consecuencias económicas del coronavirus.

PREGUNTA: Desde el jueves en el que fue elegido por mayoría en la Junta Directiva ocupa una silla que ha quemado a muchas personas. ¿Cómo se sienta en ella?

RESPUESTA: Con mi mejor voluntad y mis mejores intenciones. Lo primero que he hecho ha sido ponerme a disposición del Ministerio [de Cultura] y de la CISAC para retomar las relaciones y superar los requisitos que se nos han pedido. De momento hemos tenido respuesta de la CISAC y hemos concertado una cita para el lunes para empezar a trabajar. Todos los cambios han sido muy bien recibidos. Y el Ministerio no ha respondido todavía, pero es lo normal. Les envié una carta el jueves por la tarde, imagino que irá respondiendo a lo largo de la semana. Tengo la esperanza de que van a entender que nuestra voluntad es sincera y que estamos por la labor de superar esta situación y volver a la normalidad.

P: La normalidad en la SGAE nunca ha sido muy normal. Usted viene del colegio Audiovisual, como también el guionista José Luis Acosta, que fue presidente en 2015 y dimitió porque, según dijo, le afectaron las trifulcas que había entre los diversos colegios, sobre todo con el colegio de Pequeño Derecho (los músicos). ¿Cómo afronta esta cuestión?

R: Los nuevos estatutos acaban con la figura del presidente ejecutivo. La presidencia deja de ser un órgano de Gobierno de manera que el presidente pasa a ser unicamente el representante institucional y legal de la entidad. Conserva algunas atribuciones pero no le permiten ejercer la parte ejecutiva. Si un presidente no ejerce la parte ejecutiva queda fuera de la posibilidad de influir en la marcha del día a día como miembro de un colegio sobre otro colegio. A partir de ahora no tiene que caber la menor duda que es el presidente de todos y no de un colegio sobre los otros. Esto es una de las exigencias que nos puso el ministerio porque es lo que marca la directiva europea y lo que pasa en la práctica totalidad de las entidades de gestión. Hay una gestión perfectamente profesionalizada e independiente de la junta directiva.

La junta tiene que marcar los criterios y vigilar que se cumplan, pero quien tiene que ejecutar el día a día es la dirección general. Y eso es un cambio de paradigma absoluto con el cual yo me siento muy a gusto. No tiene que haber una injerencia ni de la parte ejecutiva en la parte de los socios ni viceversa. Hasta ahora nosotros éramos una anomalía que viene marcada por cosas que pasaron en el pasado, pero se ha demostrado que ahora mismo la realidad y la directiva europea van por otro camino. Lo que me toca ahora es hacer el traspaso de poderes. Como estamos a la espera de que el ministerio apruebe los estatutos, lo que espero que suceda pronto, me he propuesto asumir desde el minuto uno esa condición institucional e iniciar un traspaso de poder para la confección de un organigrama nuevo que permita que eso se transforme en una realidad y podamos funcionar de una manera correcta.

Vamos a cumplir con todos y cada uno de los requisitos que nos ha pedido el Ministerio de Cultura

P: Pero ya ha habido algunos cambios en la junta directiva y se ha destituido, entre otros, a Inma Serrano, que era una de las vicepresidentas. Y Serrano, como otros, ha emprendido acciones legales…

R: Lo que se ha hecho estas últimos semanas es conforme a lo que marcan los estatutos. Es escrupulosamente legal a nivel estatutario. Cualquier miembro de la junta que sienta que no es así tiene derecho a presentar su reclamación ante los tribunales y nosotros responderemos con la convicción de que hemos actuado correctamente.

P: Usted dijo el jueves que iba a convocar elecciones. ¿Cuándo y cómo?

R: He planteado a la Junta Directiva que convoquemos elecciones en octubre. Porque hay unos plazos que cumplir, la convocatoria de elecciones te pide un mínimo de tres meses. Y por otra parte necesitamos convocar no solo las elecciones a la junta directiva sino también al nuevo órgano de supervisión al que nos obliga la directiva europea y la Ley de Propiedad Intelectual. Ese órgano de supervisión ya forma parte del corpus de los nuevos estatutos que se aprobaron en la asamblea con el 85% de los votos, pero como estos no están aprobados por el ministerio no se puede convocar todavía. Pero todo esto lo vamos a superar y en el momento en el que cerremos el tema de los estatutos y el Ministerio los dé por aprobados yo me he comprometido a convocar las elecciones al día siguiente. Pero si las convocamos en mayo o junio las elecciones caerían en agosto lo cual tampoco parece muy normal.

P: Habla de mejorar la relación con el Ministerio de Cultura. ¿Qué va a hacer la SGAE para conseguir un mayor acercamiento? Los últimos años ha sido de enfrentamiento total.

R: La única manera es estar dispuesto para cumplir todos los requisitos que nos han pedido, que es la voluntad ahora mismo de la mayoría de la Junta. Esta mayoría es la que ha forzado un golpe de timón porque entendía que no se estaban dando las circunstancias propicias para que se pudiera llegar a ese entendimiento. De hecho, hubo una aprobación por parte del Consejo de dirección de un organigrama que, por una parte, creaba un cargo nuevo que era el de subdirector general cuando había un requerimiento del ministerio que prohibía expresamente que se modificara el organigrama y se crearan cargos nuevos sin su consentimiento previo; y por otra parte en el organigrama se atribuían a la presidencia una serie de potestades que, a nuestro juicio, eran ejecutivas y, por tanto, iban en contra de la normativa y de lo que pedía la CISAC. Lo que queremos nosotros es que todo lo que es el negocio de la gestión dependa de un CEO, de un director general, y lo que quede fuera de ese marco dependa directamente de la Junta y no de presidencia.

He planteado a la Junta Directiva que convoquemos elecciones en octubre. En cuanto el Ministerio apruebe los estatutos

P: En las dos últimas presidencias en la SGAE, la de José Ángel Hevia y Pilar Jurado, el enfrentamiento ha sido muy directo con Cultura y no parece que haya ayudado mucho. Usted que fue vicepresidente con ellos, ¿a qué se debió?

R. No ha ayudado en nada, es más, nos ha perjudicado. Nosotros somos una entidad muy importante, pero es que Cultura es el órgano tutelar y es el que, en última instancia, te da o te quita la licencia para operar. Pero eso tendrías que preguntárselo a los otros presidentes. Yo te puedo decir cuál es mi actitud y la de la mayoría de los que me han elegido y que ha aprobado mi programa para estos meses hasta las elecciones, y es que tenemos la voluntad decidida de cumplir con todos y cada uno de los requisitos que nos están pidiendo. Todo esto se tiene que demostrar con hechos, pero lo que está claro es que los hechos anteriores nos demuestran que nos íbamos en la dirección adecuada.

P: ¿Está la voluntad de que vuelvan las multinacionales? Son una de las patas más importantes para la recaudación en la SGAE.

R: Por supuesto. Las multinacionales tienen que volver porque si no no estarían en la junta todas las líneas de recaudación y todos los agentes que participan en la SGAE. Tendrán que hacerlo conforme a la legislación vigente. Mi idea es que podamos retomar en octubre una SGAE que haya superado toda la confrontación con la CISAC y el Ministerio.

P: En los últimos tiempos también ha habido músicos que se han mostrado muy disconformes con la entidad y se han acabado yendo, como José Luis Perales, que tiene un repertorio muy importante.

R: Hay dos sectores en lo que dices. Unos que han decidido irse de la sociedad y otros que siguen en la sociedad pero que no se presentaron a las elecciones. Los que siguen en la sociedad, pero no se presentaron, pues bienvenidos serán y lo deseable es que se pueda contar con ellos. Y en cuanto a los autores que se han ido, yo los comprendo perfectamente. La situación que hemos vivido te puede crear un hartazgo de la propia sociedad. Pero también pienso que ha debido ser doloroso para muchos de ellos. Yo llevo más de 30 años en SGAE como autor y desde que recibí la primera liquidación de dramáticos, que es cuando más lo necesitaba con 27 o 28 años, me pareció extraordinario. Que alguien fuera a los teatros, recogiera el dinero de mis obras y me lo ingresara en la cuenta era maravilloso. Si yo de repente decidiera irme dando un portazo lo haría desde una emotividad y dolor.

Yo no voy a coger el teléfono mañana para empezar a llamar a gente y decirle, “ahora sí, ahora lo vamos a arreglar todo” porque creo que sería hasta ofensivo, y las cosas se demuestran con los hechos, y yo a lo único que aspiro es a que podamos normalizar SGAE y podamos ser una entidad de la que los socios vuelvan a estar orgullosos y se reconcilie con la sociedad. Que la gente entienda que quienes estamos en SGAE no somos ni peseteros ni monstruos ni ladrones. Puede haber problemas como en cualquier parte, pero la mayor parte de la gente que estamos aquí somos gente muy normal, lo que pasa que nos dedicamos a escribir esas canciones con la que ligaste con tu pareja, escribimos aquella película que te marcó en tu adolescencia…

Yo comprendo a los autores que se han ido. La situación que hemos vivido te puede crear un hartazgo de la propia sociedad

P: Vamos a cuestiones más crematísticas que, aunque son menos bonitas, son importantes. Hace unos meses hubo una sentencia que señalaba que la SGAE no podía recaudar el 10% de la taquilla de los conciertos sino el 3%. Esta es una de las cuestiones a las que se va a enfrentar. ¿Cómo está afectando eso ya la entidad? Es importante para la recaudación...

R: No tengo noticia de eso… [interrumpen desde prensa para explicar que esta información que ofreció El Confidencial sigue en los juzgados]. Pero lo que sí es cierto es que una de las cosas que está pensando el Ministerio es que la copia privada se modifique en algunos aspectos para poder permitir a las entidades que dediquen más dinero a las ayudas a los socios. La parte que tiene que ir a cuestiones asistenciales pase del 20% al 25%.

P: Precisamente, hace unas semanas la SGAE anunció que iba a repartir hasta 15 millones de euros entre los socios que tuvieran necesidades económicas en estos tiempos de pandemia. ¿Existe ese dinero? ¿De dónde sale? ¿Se está ya repartiendo?

R: Te voy a ser muy sincero en esto porque creo que los socios merecen que les hablemos con la verdad en la mano. Les quiero pedir disculpas expresamente a todos aquellos socios que puedan ver frustrados en sus expectativas después de las declaraciones que se han hecho desde la casa sobre la cantidad de dinero que se iba a dedicar a las ayudas porque eso no se corresponde con la realidad. La realidad es que en las actuales circunstancias nosotros hemos destinado 950.000 euros a una primera partida de ayudas directas a los socios que va a afctar a unos 1100 socios en una caja unica de todas las CCAA. Se repartirá en tres franjas que vienen determinadas por el grado de perjuicio por la pandemia. La primera es de 1.100 euros, la segunda de 900 y la tercera es de 700 euros. Además de esto hay un segundo capítulo que nosotros ya teníamos en el presupuesto de unos 500.000 euros de ayudas de previsión social que damos habitualmente y ese fondo se ha incrementado con otros 200.000 euros para aprobar programas más específicos como las ayudas de comida a domicilio.

Luego hay un tercer capítulo consistente en unos préstamos especiales sobre las últimas liquidaciones del segundo semestre de 2019 para unas liquidaciones medianas/bajas, que de una manera automática se iban a distribuir en forma de préstamos para socios que habían recaudado entre 3.000 y 10.000 euros. A esto se han acogido unos 25-30 socios por un total de unos 40.000 euros. Lo que sí ha subido nucho son los prestamos habituales que ya tenemos y a los que tienen derecho todos los socios cuya cantidad se determina en función de su recaudación y cómo se puede cubrir ese préstamo en un periodo de dos-tres años. Comparados los que se han solicitado ahora con los que se solicitaron en las mismas fechas el año pasado están por encima del triple. Esto significa que en el próximo consejo de dirección, que espero que sea esta semana, se aprobarán esos préstamos por un valor aproximado de unos 700.000 euros. Estaríamos así con otros medio millón de euros de incremento provocado por esta situación. Las ayudas a los 1.100 socios que te he comentado van a empezar a salir a partir del lunes, los préstamos serán a partir de la próxima semana también. Al final de lo que estamos hablando son de casi dos millones de euros dedicados específicamente a problemáticas del coronavirus más el medio millón que ya existía en ayudas.

Quiero pedir disculpas a los socios porque ese dinero que se dijo que se iba a repartir [15 millones de euros] no se corresponde con la realidad

P: En definitiva, hablamos de dos millones y medio de euros y no de los quince millones de euros que se dijeron que se iban a dar.

R: Eso es lo que hasta ahora hemos conseguido poner sobre la mesa. Seguiremos buscando fórmulas para intentar ampliarlo y poder llegar al máximo de autores. Somos conscientes de que ahora hay una necesidad perentoria, pero dentro de cinco meses también la puede haber. A todo esto nos enfrentamos a la vez con un escenario de una caída del 30% de la recaudación.

P: Efectivamente, estamos en un tiempo en el que no hay conciertos, no hay música en los bares... Y se prevé que esto no lo haya en mucho tiempo. ¿Cómo puede la SGAE asimilar esta bajada en la recaudación?

R: Tenemos los teatros cerrados, las discotecas cerradas, los bares, los conciertos, los festivales de verano suspendidos, las galas y giras anuladas… Ese escenario no es culpa de SGAE… y todo el sector de la Cultura es uno de los más golpeados por la situación de alarma. Y en esa situación cuando hablamos de una caída de los ingresos, no solo hablamos de la pérdida de ingresos por parte de los socios, sino que también cae la parte correspondiente al descuento de administración que forma parte de nuestro presupuesto de gastos generales. Hemos puesto en marcha un plan de ahorro para paliarlo y estamos estudiando otras medidas como la solicitud de créditos a través del ICO, como todas las empresas de este país. Pero si comparas el esfuerzo que estamos haciendo nosotros con la última recaudación, que fueron unos 300 millones de euros, la verdad es que estamos apoyando mucho más que muchas empresas del IBEX 35, si comparas lo que destinan de ayudas con su volumen de negocio.

P: Creo que se está planteando un ERTE en la SGAE. ¿Es cierto?

R: Yo no sé quién ha dicho que se está planteando un ERTE. Nosotros no tenemos planteado ningún ERTE. Lo digo también para tranquilizar a la plantilla. Lo que sería irresponsable por nuestra parte y por parte de los técnicos de la casa es no estudiar todas las posibilidades cuando no sabemos cuál es el alcance que va a tener esto. Lo que tenemos ahora es una estimación, pero una estimación que además es variable porque nosotros tenemos lineas de recaudación en la que los derechos se recaudan y se reparten casi mes a mes, como es en el caso de los dramáticos. Un autor dramático lo unico que va a recbir como liquidación es lo que proceda de atrasos que se hayan cobrado, pero no de lo de ahora porque el teatro está cerrado. Sin embargo el autor que tiene que recibir una liquidación de radiodifusión, de una serie de televisión, por ejemplo, lo que le liquidaremos en julio es el segundo trimestre de 2019. Pero cuando sí se va a empezar a ver afectados es en el reparto de diciembre porque vamos a tener la mitad del trimestre con menos actividad, aunque radiodifusuón es la que menos se verá afectada porque la tele sigue emitiendo. ¿Cómo va a evolucionar todo esto? Pues ahora tenemos unas estimaciones, pero es algo que con lo que hay que ir actuando en función de la gravedad de la situación.

No tenemos planteado ningún ERTE. Lo digo también para tranquilizar a la plantilla, pero vamos a estudiar todas las posibilidades

P: Habla de la televisión, antes hablábamos de la mala imagen de la SGAE. El caso conocido como ‘la rueda’ sigue judicializado, pero cada cierto tiempo también hay polémica entre la SGAE y las editoriales de televisión por el reparto de los derechos de autor. ¿Cómo se va a enfrentar usted a este tema?

R: En lo que se refiere al proceso de la rueda que está en la Audiencia Nacional ahí no hay mucho que decir. Esyá en los tribunales y determinarán lo que crean conveniente en su sentencia y en lo que pueda afectar a SGAE aceptaremos la parte que nos toque. En lo que se refiere a la música nocturna hay que comprender que desde que se puso un 20% en el tope de la recaudación ese modelo de negocio ha dejado de tener tanta importancia y provocar una distorsión tan importante en el reparto como podía pasar antes. De alguna manera, todo eso ahora está mucho más controlado y estamos dentro de la legalidad más absoluta. Otra cosa es que alguien piense que dentro de ese 20% hay posibilidades de bajarlo y eso es otra discusión, pero que está dentro de la legalidad y la normalidad. Cuando haya una junta directiva que salga de unas nuevas elecciones se podrán abordar este tipo de temas y que nadie tenga la opción de obtener determinados privilegios por tener una posición dominante.

Cuando la gente de la cultura pide algo parece que somos los únicos, pero no, lo hacen los agricultores, la industria y todos los sectores de la economía

P: Quería preguntarle por una cuestión que quizá suena extraña en tiempos de pandemia, pero el PSOE prometió en su programa electoral montar una oficina del Autor para controlar a las entidades de gestión. ¿Qué piensa de este nuevo tutelaje que pretende el Gobierno y que podría llevar a cabo una vez pase esta crisis de salud?

R: Es que no sé en qué consiste esta propuesta. Nosotros ya estamos tutelados por el Ministerio y no sé en qué se diferenciaría la tutelta actual con esa creación… Desconozco cuál es la ventaja o cuál podría ser el inconveniente para nosotros. Y, sobre todo, qué aporta eso como novedad. No digo que no las aporte, pero lo desconozco.

P: Citaba antes las ayudas específicas que está busca la entidad. Para terminar, ¿qué piensa de la actitud del Ministerio de Cultura en esta pandemia?

R: El Ministerio tiene que escuchar las demandas de todo el tejido cultural. Estamos demandando lo que es justo, que es que tengamos unas medidas específicas y adaptadas a la problemática de nuestro sector y que son como las que pide cualquier otro sector. Cuando la gente de la cultura pide algo para la gente de la cultura parece que somos los únicos, pero no, los agricultores también piden cosas específicas y pasa igual con la industria y todos los sectores de la economía. Y creo que si la cultura es uno de los sectores más perjudicados por la situación lógicamente es lícito que este sector pida un tratamiento a la misma altura. Pero yo estoy convencido de que el Ministerio será receptivo a todas esas propuestas.

Cultura

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
14 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios

Lo más leído