Diego Moreno, el editor independiente que salió a salvar librerías
  1. Cultura

Diego Moreno, el editor independiente que salió a salvar librerías

Desde el sello Nórdica ha lanzado una campaña inteligente: el 35% de cada producto que venda en su web será transferido a la librería que el comprador quiera

placeholder Foto: "Guía para la salud y el entrenamiento masculinos" es el título editado por Nórdica Libros, una adaptación de los artículos que Whitman (1819 - 1892) escribió para el periódico "The New York Atlas".
"Guía para la salud y el entrenamiento masculinos" es el título editado por Nórdica Libros, una adaptación de los artículos que Whitman (1819 - 1892) escribió para el periódico "The New York Atlas".

Diego Moreno, el editor de Nórdica, empezaba a deprimirse por los correos que le estaban llegando de las librerías españolas. Cuando uno empieza a conocer el sector, descubre que la librería no es el negocio que se caracteriza por vender libros, sino que su seña de identidad principal es que vive al día. Muchas subsisten en condiciones normales gracias a la entrega y la pasión de los libreros. El confinamiento, que las ha cerrado todas, ha puesto en peligro la supervivencia de cientos de ellas. Si el gobierno no las ayuda, muchas cerrarán.

Pero Diego Moreno no es de los que escriben tuits para quejarse, sino de los que se preguntan qué pueden hacer en la medida de sus posibilidades. Son pocas: las editoriales independientes también sufren, pero con lo poco que pueda sacar Nórdica en esta crisis va a apoyar a las librerías. Ha lanzado una campaña inteligente: el 35% de cada producto que venda en su web (ebooks y productos literarios, pues la filosofía de las editoriales en España es no hacer venta directa de libros) será transferido a la librería que el comprador quiera.

placeholder Diego Moreno
Diego Moreno

Es decir: Nórdica destinará de manera altruista a la librería que elija cada cliente el porcentaje que se quedaría la librería si el producto se hubiera comprado allí. "Hablo con libreros todas las semanas y el desánimo es enorme. Hay que tomar medidas, y ser realistas. Me pregunté qué podía hacer yo por ellas, que no dependas del gremio ni del distribuidor. Dado que vendo ebooks y "merchandising", pensé que destinaría la parte correspondiente del beneficio a la librería que quisiera el lector. No se engañen, será poco dinero, no vendo casi nada. Pero quería lanzar una señal de ayuda y de ánimo para los libreros. Estamos con ellos".

El sistema editorial es una cadena con eslabones débiles y eslabones fuertes. La distribuidora, que transporta los libros de la editorial al punto de venta, y los vuelve a transportar con las devoluciones, es la más resistente y se lleva la mayor parte del dinero del negocio. "Las editoriales también estamos mal, no nos engañemos. Sobre todo las independientes. Nosotros hemos tenido que hacer un ERTE porque no tenemos dinero para estas semanas. Pero veo mucha inactividad por parte de todos los gremios, y es algo que me mata. Lo que se pueda hacer, hay que hacerlo. Es una cuestión de ingenio".

Veo mucha inactividad de todos los gremios, y es algo que me mata. Lo que se pueda hacer, hay que hacerlo. Es una cuestión de ingenio

Otras editoriales pequeñas, como la estupenda Dos Bigotes, ya se han sumado a la iniciativa de Moreno y harán lo mismo. "Desde que empieza el estado de alarma, los editores hemos empezado a crear contenido online, haciendo vídeos, regalando libros. Hace falta ánimo, que alguien piense en el otro. Esto no va a dar casi dinero, pero es una señal de que una parte del sector piensa en la otra parte del sector. Todos salimos a los balcones a aplaudir a los sanitarios, y creo que en cada sector hay que inventar también formas de aplaudir al que está al lado".

Considera que el gobierno tendrá que ofrecer también soluciones a los libreros si no queremos vivir en un país sin librerías independientes. "Lo mejor que podrían hacer es garantizar la venta de libros para bibliotecas, meter ahí una inyección económica para que los libreros vendan a bibliotecas. Si va a haber mucho paro después de esto, las bibliotecas serán más necesarias que nunca".

Libros Coronavirus Librerías
El redactor recomienda