Una carpa en un radiador a 17.500 euros: ARCO 2020, ¿arte o cachondeo?
  1. Cultura
Arte

Una carpa en un radiador a 17.500 euros: ARCO 2020, ¿arte o cachondeo?

Además de los Picasso o los Miró en esta feria también se exponen a la venta objetos inclasificables de artistas reconocidos: hemos rescatado los más extravagantes

Foto: 'K-Karpfen', de Katinka Bock, en ARCO 2020
'K-Karpfen', de Katinka Bock, en ARCO 2020

Entre Tapiès, Mirós, Barcelós y Picassos en ARCO también hay objetos inclasificables. Al menos para el ojo que no está muy acostumbrado a la contemporaneidad artística. Aquello que para muchos sería “extraño”, “raro”, por no emplear otros términos. Muchos recordarán el famoso plátano que Maurizio Cattelan exhibió en la Art Basel de Miami y que tenía un coste de 108.000 euros. O el cuadro de Banksy que se trituró nada más venderse. En definitiva, ¿estamos hablando de arte o es puro cachondeo? Que cada cual se responda.

Estas son algunas de las obras curiosas (y que no nos disgustan) que nos hemos encontrado en esta edición que este viernes abre para el público general.

1- K-Karpfen, de Katinka Bock, en la galería Jocelyn Wolff

En uno de los pasillos del pabellón nueve una de repente se topa con un pez encima de un radiador. Está en la galería francesa Jocelyn Wolff y no estaba solo ya que había una pareja de coleccionistas interesándose por la obra. ¿Qué es? Una carpa encima de un radiador viejo (a ojos de una profana en el mundo del arte). Pero es algo más ya que su autora, la alemana Katinka Bock, es una de las artistas más reconocidas (y también expuso en la Art Basel de Miami, como Cattelan, el del plátano). Su obra se conoce, precisamente, por esta conjunción entre elementos vivos -el pez- y estructuras físicas -el radiador. ¿El concepto? Confrontar la fauna cambiante y la construcción estática. En total esta instalación cuesta 17.500 euros.

2- La mujer decapitada de Carmen Calvo en la Galería Fernández Braso.

placeholder La mujer decapitada de Carmen Calvo
La mujer decapitada de Carmen Calvo

Carmen Calvo es una de las artistas contemporáneas más prestigiosas. No confundir con la vicepresidenta. De hecho, esta valenciana obtuvo el Premio Nacional de Artes Plásticas en 2013. En este ARCO se exponen algunas de sus obras como esta cabeza de mujer con todo el atuendo sadomaso necesario y que observa al visitante desde una esquina. Como explican en la galería, es una obra que bascula “entre lo sagrado y lo profano y que muestra los diferentes destinos de las mujeres. El mantón puede ser la cortina de un burdel, pero también se asemeja a la Sábana Santa. Y con eso te estoy diciendo ya mucho”. Si uno se la quiere llevar a casa que saque 16.000 euros del bolsillo.

3- Los ladrillos de Narelle Jubelin, en la galería Nordés

placeholder Obra de Narelle Jubelin en ARCO 2020
Obra de Narelle Jubelin en ARCO 2020

Esta australiana es muy conocida en España desde los años noventa, época en la que fue reconocida como artista emergente por el Museo Reina Sofía. En esta obra aún la arquitectura y la fotografía (se suele repetir en su obra). “Todo son imágenes de interiores, se va construyendo su propia imagen y la referencia es la arquitectura, que también muestra el ladrillo”, comentan en la galería Nordés. Sí, hay algo evidente entre el ladrillo y la foto de una construcción. No es fácil que se escape. Las pequeñas cuestan 7.200 euros y las grandes 12.000 euros, por cierto.

4- Las banderas de Chile de Fernando Prats, en la galería Joan Prats

placeholder Las banderas de Fernando Prats
Las banderas de Fernando Prats

Más allá de Franco siempre se cuelan otras piezas de carácter político. Esta vez se trata de Chile. En la galería Joan Prats -también hay una señalética de Muntadas- hay dos banderas chilenas pintarrajeadas que hacen referencia a la gran marcha del 25 de octubre del año pasado durante las protestas en Santiago y la otra muestra las letras del grupo Las tesis. “Me tocó estar en Chile durante el estallido social. Esto es un homenaje a los que estuvieron en primera línea, manifestar su lucha con la búsqueda de la igualdad, los derechos humanos. Es una suna forma de sentirnos representados por ellos”, cuenta el propio artista. El precio es de 21.000 euros por bandera más un vídeo sobre aquellas manifestaciones.

5- Mamelucos, de Francisco Leiro en la galería Marlborough

placeholder Los mamelucos de Francisco Leiro en ARCO 2020
Los mamelucos de Francisco Leiro en ARCO 2020

No es que sean raras, pero están aquí por esa mezcla entre lo extraño y lo mono que resultan. Son llos mamelucos, las figuras de madera de Francisco Leiro, que dominan el stand de la galería Marlborough y que estos días todo el mundo quería fotografiar. Hay una grande que se acompaña de dos pequeñas y un ‘Sísifo’. El artista es un habitual de ARCO y estas figuras se exhibieron hace no mucho en la Tabacalera de Madrid. Y sí, son lindas y nada baratas: 95.000 euros -el más grande-., 30.000 el ‘sísifo’ y 23.000 cada una de las pequeñas.

Chile