LA EROSIÓN PODRÍA ACABAR DESTRUYÉNDELA

¿Cuál fue el último mensaje del Titanic? La misión para rescatar su radio Marconi

El hundimiento más famoso de todos los tiempos está empezando a sufrir problemas por la erosión, algo ante lo que los expertos quieren rescatar una de sus joyas aún escondidas

Foto: Este es el estado actual del casco del mítico Titanic. (Reuters)
Este es el estado actual del casco del mítico Titanic. (Reuters)

Corría un 15 de abril de 1912 cuando la tragedia se cruzó en el camino del Titanic. El transatlántico que por aquella fecha tuvo el honor de ser el mayor barco del mundo nunca antes construido y considerado absolutamente insumergible, se hundía solo cuatro días después de salir del puerto de Southampton (Reino Unido), tras sufrir el impacto de un iceberg que fue definitivo para hacerle colapsar. Ahora, un equipo de expertos quiere recuperar su ya mítico aparato de radio.

RMS Titanic Inc. se trata de una compañía que tiene en exclusividad el derecho para recuperar cualquier elemento del barco que considere oportuno y, ahora, ha decidido que ha llegado el momento de hacerse con aquella radio desde la que se trató de pedir ayuda de manera desesperada en varias ocasiones, pero sin fortuna. Para ello, han presentado su petición ante un tribunal federal de Virginia con el objetivo de obtener el permiso para lograr su objetivo.

Más de un siglo después del hundimiento del Titanic, esta compañía ha pedido el permiso necesario para poder recuperar aquel aparato Marconi desde el que se realizaron las últimas comunicaciones del transatlántico de la White Star Line al resto del mundo. Será el próximo jueves cuando el tribunal dirima si concede esta petición, que desde la compañía defienden que se trata de una iniciativa con fines educativos, científicos y culturales justificados.

Pero, ¿por qué quieren recuperarla ahora y no antes? Los expertos de RMS Titanic Inc. aseguran que las últimas inspecciones visuales que se han hecho del hundimiento confirman que se están produciendo importantes derrumbamientos en la cubierta del barco desde el año 2005 y que existe el riesgo de que la famosa radio que lo acompañaba se pueda perder de manera definitiva. Una vez recuperada, la idea es tratar de saber más sobre qué pasó aquel 15 de abril.

La radio estaba montada en un habitáculo conocido como la Suite Marconi que, a su vez, estaba dividida en tres áreas: la primera, era un pequeño camarote en el que dormían los encargados de las comunicaciones; la segunda, la sala de operadores en la que contaban con todo lo necesario para las transmisiones; y, la tercera, la conocida como sala silenciosa, desde la que se emitían y recibían los mensajes destinados a dar a conocer su posición al resto de embarcaciones.

Los informes indican que la última comunicación de la radio comenzó a las 04:25 hora española de la madrugada del 15 de abril. Una vez el Titanic impactó contra el iceberg, desde la radio se mandaron varias señales de socorro. En vista de la falta de respuestas, se comunicó que el barco había chocado contra un iceberg para, media hora después, asegurar que el barco se estaba hundiendo por la proa y que se estaba evacuando a los viajeros en barcos salvavidas. Pocos minutos después, el mensaje final: "La sala de máquinas se está inundando". Ahí, la comunicación se cortó abruptamente para siempre.

Ahora, los investigadores quieren recuperar el transistor con el objetivo de saber más sobre lo que pasó en aquella última emisión. Según la documentación, el agua puede haber erosionado el habitáculo hasta el punto de que la madera que separaba las tres áreas de la sala de radio podría haber desaparecido, por lo que existe riesgo real de que el aparato Marconi pueda desaparecer para siempre. El objetivo es recuperar una de las radios tristemente más famosas de todos los tiempos.

Cultura

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios

Lo más leído