SUCEDIÓ EN PERTH (ESCOCIA)

Un monolito revela un grupo guerrero de elite desconocido que luchó contra Roma

Unas obras de remodelación de una carretera sirvieron para encontrar una increíble piedra perdida que confirma la existencia de un cementerio de poderosos luchadores

Foto:

Era el año 2017, cuando un grupo de obreros se encontraba trabajando unas obras de remodelación de la conexión entre las carreteras A9 y A85 en Perth (Escocia). El objetivo no era más que ampliar ambas vías para mejorar el acceso, por lo que los trabajos de mejora de la calzada también abarcaron los alrededores, donde se encuentra el estadio del St. Johnstone... y donde apareció una increíble talla de piedra que podría representar una sociedad guerrera desaparecida.

La sorpresa de los trabajadores llegó cuando en plenas obras hallaron algo extraño junto al estadio del equipo escocés: un increíble monolito de más de dos metros de longitud en el que aparecía la representación de un guerrero. Desde ese momento, los investigadores tomaron el testigo, con el objetivo de tratar de echar luz sobre qué es lo que realmente representaba esa impresionante imagen, que denominaron Piedra de Tulloch. Ahora, creen haber descubierto su sentido: guerreros de elite.

Cuando la piedra fue descubierta, se intuía que sobre ella había algún tipo de grabado, pero el paso del tiempo la había erosionado tanto que era imposible detectar a primera vista de qué se trataba. Después de unos meses de estudios en profundidad, los arqueólogos de la Universidad de Aberdeen han descubierto que aquella litografía era la representación de un guerrero, gracias a la comparación de este dibujo con otros previamente recuperados en la zona.

"En la Piedra de Tulloch vimos que el hombre lleva una lanza distintiva con pomo, algo que sabemos por investigaciones previas que se utilizó desde el siglo III hasta el siglo VI. También cuenta con un peinado muy distintivo, lleva un casco y un collar, y tiene una línea tenue alrededor del tobillo izquierdo que podría sugerir que iba calzado o llevaba mallas ajustadas. Es claramente una representación de un guerrero", explica Gordon Noble, principal autor del estudio publicado en 'Antiquity'.

Pero, ¿qué hacía allí? Según los expertos, esta talla no representa a una persona en concreto, sino que es una imagen idealizada de un gran guerrero -tal y como confirma la existencia de otras piedras, de menor tamaño, con una efigie similar-, pero el lugar del hallazgo es importante. Es la zona donde se unen los ríos Taly y Almond, un lugar donde los romanos tuvieron un enclave importante y que podría señalar un cementerio de guerreros de elite.

Según los expertos, esas imágenes de las piedras eran la representación de un grupo dedicado a la guerra, un ejército local orientado a combatir contra Roma. O, lo que es lo mismo, un grupo de guerreros de elite desconocido hasta la fecha y dedicado exclusivamente a pelear y luchar contra el invasor. "Creemos que las personas que se muestran en estas piedras pueden representar una organización social orientada a la guerra que fue esencial para resistir al Imperio Romano", afirma Noble.

"En el norte de Gran Bretaña existe un rico cuerpo escultórico, al que ahora se puede agregar un monolito recién descubierto con la imagen de un guerrero. El análisis comparativo revela una materialización de una ideología marcial en monumentos de piedra tallada, probablemente asociada con cementerios de élite, destacando una expresión regional del espíritu guerrero en la Europa romana tardía y post-romana", explican en 'Antiquity'. Un descubrimiento de un grupo social único desconocido.

Cultura

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios

Lo más leído