en el teatro español

'Prostitución': última semana para ver la mejor obra del arranque de la temporada

La excelente función de Andrés Lima, protagonizada por Carmen Machi, Nathalie Poza y Carolina Yuste, seguirá en cartel hasta el 23 de febrero

Foto: Carolina Yuste y Nathalie Poza en la obra teatral 'Prostitución' en el Teatro Español . (Efe)
Carolina Yuste y Nathalie Poza en la obra teatral 'Prostitución' en el Teatro Español . (Efe)

Ninguna mujer nace para ser puta; las putas son atravesadas por todas las violencias”. ‘Prostitución’ es un guantazo sin manos a la doble moral. Es un espectáculo de difícil calificación que refleja la auténtica realidad de un problema social ‘oculto a voces’, un problema de esos que la sociedad pasa de soslayo, que procura ignorar y al que sólo se atreve a mirar de reojo. Desde que ‘Prostitución’ se instaló en el Teatro Español de Madrid, el pasado 17 de enero, lleva un pleno de falta de papel. No es para menos. Allí permanecerá hasta el próximo 23 de febrero.

España es la capital europea de la prostitución”. Así, sin ambages, arranca la obra que dirige Andrés Lima y con la que no pretende conciliar conciencias sino mostrar una visión poliédrica de una realidad. El tándem Lima-Boronat firma un texto controvertido que pulula entre muchas y muy diferente vertientes. Durante dos horas el espectador asiste atónito, conmovido y desconcertado a un montaje que pivota desde la regulación hasta el abolicionismo, un espectáculo que atraviesa a la sociedad en lo humano, político y lo económico. Para ello, el flamante Premio Nacional de Teatro cuenta con un triángulo interpretativo cuyos ángulos lo forman Carmen Machi, Nathalie Poza y Carolina Yuste.

Otro momento de la obra. (Teatro Español)
Otro momento de la obra. (Teatro Español)

“El consumo de la prostitución en España solo es superado por Costa Rica y Tailandia, hay 100.000 mujeres ejerciéndola, el triple que dentistas", y de ellas el 90% son extranjeras; están censados 1400 locales de alterne y el gasto medio anual de sus clientes es de 1500 euros, "más que en frutas y verduras".

‘Prostitución’ se presenta como teatro documental. No en vano es el resultado de un trabajo de investigación que, partiendo de cero, ha ido creciendo gracias a los reportajes, entrevistas, documentales y talleres a los que se ha sumado un proceso creativo y de ficción que lleva a las tablas del Español un universo sórdido que sin dulcificar el lenguaje invita al público a sacar sus propias conclusiones.

El consumo de la prostitución en España solo es superado por Costa Rica y Tailandia

“Quince el francés y 20 el completo, necesito ganar dinero para mantener a mis dos hijos”, espeta Nathalie Poza. “A nadie le gusta la vida de puta’, afirma Carmen Machi en la piel de un travesti. Lucía, estudiante Derecho, empieza a prostituirse cuando ve que la cosa no es para tanto. “Mi trabajo es hacer que la gente se corra”, explica al tiempo que aprovecha para denunciar la situación en la que se encuentran las trabajadoras del sexo, “sin nómina y sin derechos”.

Carmen Machi, Nathalie Poza y Carolina Yuste. (Efe)
Carmen Machi, Nathalie Poza y Carolina Yuste. (Efe)

Las tres protagonistas de ‘Prostitución’ fagocitan una docena de personajes diferentes que de alguna manera representan a las prostitutas que el equipo entrevistó para dar forma a la obra. Prostitutas que llegaron al oficio por una huida, por una violación o por necesidad. "Es muy dura la vida de la puta porque no puedes mostrar lo que sufres por dentro. Llegas a tu casa, te quitas el disfraz y lloras”.

Sostiene Andrés Lima que en todo este trabajo donde aparecen personas reales con sus testimonios hay también mucha ficción. “La idea es dar voz a estas mujeres, sin disimular su forma de hablar, por muy cruda o directa que sea. Cuando pensamos en la prostitución tendemos a reducir a todas las que ejercen este oficio a un arquetipo, lo que nos lleva a estigmatizar y a no impide ver a las personas. Lo que está claro es que no hay una única prostituta”.

Carolina Yuste en la obra teatral 'Prostitución'. (Efe)
Carolina Yuste en la obra teatral 'Prostitución'. (Efe)

La obra no deja un plano libre, se enfrenta al problema de la trata, del tráfico y de la explotación sexual de mujeres y niñas, también incide en las bases del problema, la mercantilización y la industria generada alrededor de la venta del sexo. Y por qué no, también pulula por las violaciones y los asesinatos de prostitutas. Acusa a los investigadores de ser menos exigentes con las pesquisas de los homicidios de las prostitutas y denuncia el maltrato que le dan los medios a sucesos como estos. En la butaca el aire se endurece, a medida que avanzan los personajes la desazón se apodera del alma colectiva se agarra a las entrañas y allí permanece incluso al finalizar la función.

Acusa a los investigadores de ser menos exigentes con las pesquisas de los homicidios de las prostitutas

‘Prostitución’ es un espectáculo de dos horas que resulta muy complicado de resumir. La música de Jaume Manresa y las videocreaciones de Miquel Raió remarcan una historia dura en la que la escenografía se convierte en un personaje más. Creada por Beatriz San Juan, surge sometida por una pasarela que atraviesa el patio de butacas. Al fondo, domina el espacio un imponente contenedor de mercancías que evoca el comercio de personas que denuncia ‘Prostitución’.

Cultura

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios