CINE

Ideas desastrosas y directores enloquecidos: el cine más cutre del mundo llega a Madrid

La novena edición de la Cutrecon se celebra desde este miércones 29 de enero hasta el 2 de febrero en el Palacio de la Prensa, la Sala Equis y la Casa Reloj de Arganzuela

Foto: Dennis Hopper no sabía cómo acabó —bueno, sí: por dinero— en 'Super Mario Bros'.
Dennis Hopper no sabía cómo acabó —bueno, sí: por dinero— en 'Super Mario Bros'.

Hay veces que uno se mete en la cocina con ínfulas de Arzak y acaba preparando un león-come-gamba. En el cine, un director con dosis extra de optimismo infatigable aspira a hacer "algo más grande que 'E.T." y termina rodando 'Dangerous Men', "una obra maestra de la acción desbarrante y anárquica" —en palabras de la publicación 'Hitflix'—, una película "fascinante, incoherente, descacharrante y desconcertante", como la describió 'Rolling Stone'. Esa es la magia de la creación, la distancia despeñadiza entre la idea y el resultado, entre la actitud y la aptitud. En la mesa, el desaguisado se arregla con 20 euros y dos pizzas familiares, pero en el cine hay que escapar de una lista larga de acreedores y de lo que es peor, la memoria infalible de IMDb.

Pero, a veces, Dios ahoga pero no aprieta y reconoce el entusiasmo del iluso, como es el caso de Jahangir Salehi, también conocido como John Rad, el cerebro responsable de 'Dangerous Men', uno de los títulos protagonistas de la IX edición de la Cutrecon, el Festival Internacional de Cine Cutre de Madrid, que se celebra desde este miércoles 29 de enero al domingo 2 de febrero.

El certamen abrirá esta noche de miércoles su programación con 'Dangerous Men', cuya intrahistoria es probablemente más desquiciada que el resultado. Desde que hace tres años la distribuidora Drafthouse Films la reestrenase en el circuito independiente y de serie B, el 'thriller' de venganza de Jahangir Salehi se ha convertido en un título de culto al estilo de 'The Room' o la saga de Bruce Linito de Weng Weng, el James Bond filipino con enanismo. En su estreno en 2005, 'Dangerous Men' recaudó 70 dólares en taquilla. Poco dinero para un trabajo que empezó a filmarse en 1979 y que tardó 26 años en completarse. "Soy arquitecto, soy poeta, soy compositor y muchas otras cosas que me quitan mucho tiempo, por eso tardé un poco demasiado tiempo en acabar esta película", contestó Salehi en una entrevista concedida a 'Screen Magazine' con motivo del estreno —dos años antes de su fallecimiento—.

Un momento de 'Dangerous Men'.
Un momento de 'Dangerous Men'.

"Si intentas explicar el argumento de 'Dangerous Men', la gente pensará que estás en medio de un brote psicótico", resume 'Rolling Stone'. "Dos moteros atacan a una pareja joven mientras dan una vuelta por la playa. Después de que asesinen gratuitamente a su novio, la mujer protagonista se embarca en una carrera homicida a través de Los Ángeles para vengarse, matando a tantos chulos, puteros y violadores como se cruzan en su camino. El hermano del muerto, que es un policía que está de vacaciones, como nos repiten en cada escena, se encarga de investigar el crimen. Pero a media película el foco de atención cambia, nadie sabe por qué, a un motero rubio platino llamado Black Pepper".

Uno de los carteles de la película.
Uno de los carteles de la película.

La mayor parte de las críticas tildan 'Dangerous Men' de tierno despropósito. Despropósito porque las actuaciones son más propias de un recital escolar, porque las escenas saltan erráticamente de una acción a otra, porque se llega a ver en plano un guion con las frases del actor subrayadas en amarillo, porque continuamente abren tramas que no se cierran y porque "un personaje se esconde un cuchillo en el culo, que es algo que nunca nadie había hecho".

Y tierna porque la pantalla transluce el entusiasmo de un director que pasó más de dos décadas rodando el proyecto que tenía en la cabeza. Salehi era un arquitecto afín al régimen del Sha de Persia que tuvo que huir a Estados Unidos tras la revolución de 1979. Incluso fue el cámara personal del Sha, lo que le permitió rodar algún que otro largo en su país natal. Además, Salehi no solo dirigió 'Dangerous Men', sino que la escribió, produjo, co-montó, diseñó el arte, localizó y compuso la banda sonora. Un hombre del Renacimiento que no tuvo miedo ni vergüenza de hacer lo que le dio la gana.

Bob Hoskins reconoció que el peor trabajo de su carrera era 'Super Mario Bros' y que hubiese deseado borrarla de su carrera

Otra de las citas indispensables es la exposición de 'Super Mario Bros' (1993), ese delirio noventero protagonizado por un Bob Hoskins en el papel de Mario que pronto se arrepintió de haber firmado el contrato de la primera adaptación al cine de un videojuego. Tanto, que cuenta la leyenda que él y su 'partenaire', John Leguizamo, tuvieron que darle bien a la botella para terminar un rodaje que sabían que iba dirigido —por Annabel Jankel y Rocky Morton— al desastre. En una entrevista con 'The Guardian' en 2011, el actor reconoció que es el peor trabajo de su carrera y que desearía hacerlo desaparecer de su currículo. Que Dennis Hopper interpretase a una criatura mitad hombre, mitad dinosaurio, era una pista clara. El guion sufrió tantos cambios de última hora que acabó siendo, además de irreconocible, incoherente.

John Leguizamo y Bob Hoskins, en 'Super Mario Bros'.
John Leguizamo y Bob Hoskins, en 'Super Mario Bros'.

En el proyecto habían participado guionistas oscarizados como Barry Morrow ('Rain Man'), cuyo trabajo fue retorcido y transfigurado hasta una distopía 'cyberpunk' con pandilleros y 'strippers', un concepto bastante alejado del videojuego infantil al que jugaba su público potencial. Con tanto cambio de guion, algunos actores, como Richard Edson, decidieron inventarse sus propios diálogos. Nadie les dijo nada. A los directores le pusieron de sobrenombre 'la hidra', porque cada orden que daban se contradecía. Cuando se acabó el dinero para las 10 semanas de rodaje, la producción siguió sin los directores y fuera de control. 'Super Mario Bros' no recaudó ni la mitad de los 45 millones de dólares que había costado. Jankel estuvo 12 años sin ponerse detrás de la cámara y Morton no ha vuelto a pasar de algún que otro corto o algún documental directo a vídeo.

Cuando se acabó el dinero para las 10 semanas de rodaje, la producción siguió sin los directores y fuera de control

Los fans de 'The Room', la película que inspiró 'The Disaster Artist', también están de suerte. Aunque no tiene el carisma —o la falta total de— de Tommy Wiseau, Greg Sestero, la otra estrella de la considerada peor película de la historia, acudirá a firmar libros y a presentar su nuevo filme, 'Best F(r)iends', donde también comparte créditos con Wisseau. "No te vas a enterar de nada, pero no podrás quitar los ojos de la pantalla. Si te gustó 'The Room', no deberías perderte el reencuentro más esperado de la última década. La sesión contará con la presencia de Greg Sestero, quien visita España por primera vez", anuncian desde la organización.

Silvia Superstar en 'Killer Barbys'.
Silvia Superstar en 'Killer Barbys'.

La programación de la novena Cutrecon se completa con el homenaje a Silvia Superstar, la protagonista de 'Killer Barbys', la cinta de explotación de bajo presupuesto que revivió a Jess Franco en 1996 y en donde sale, además del grupo de música homónimo del que Superstar es vocalista, Santiago Segura en uno de sus primeros papeles. También proponen títulos como 'Sting of Death' (1966), a la que califican como "vergonzosa cinta sesentera, llena de bailes ridículos y monstruos hechos con auténticas bolsas de basura y globos de cumpleaños", o 'Velocipastor' (2018), sobre un cura que puede transformarse en dinosaurio y que utiliza sus poderes para combatir a la mafia china. La Cutrecon, esa catedral del cine con más intención que habilidad que más hace disfrutar al espectador sin filtro y sin prejuicios.

Cultura

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios