VIVIÓ EN LA DINESTÍA XXV DE EGIPTO

Resuelven un caso de hace 2.600 años: la momia Takabuti fue apuñalada hasta morir

Un equipo de investigadores de la Universidad de Mánchester ha conseguido descubrir cómo murió una momia egipcia de hace más de dos milenios: de una cuchillada por la espalda

Foto: Imagen de Takabuti, la momia egipcio de hace más de 2.600 años. (Universidad de Mánchester)
Imagen de Takabuti, la momia egipcio de hace más de 2.600 años. (Universidad de Mánchester)

Corría el año 1834 cuando Thomas Greg, un irlandés millonario, decidió unirse a la fiebre por la egiptología. En los primeros años del siglo XIX, la locura por descifrar los misterios de Egipto provocó que decenas de expertos europeos viajaran hasta allí para conocer los secretos más ocultos de una de las civilizaciones más fascinantes de todos los tiempos. Y, los más poderosos, quisieron ir un paso más allá: comprar una momia. Ahí es donde empieza la historia de Takabuti.

Greg se llevó su momia a Belfast, siendo la primera de toda la historia en llegar a Irlanda. Una vez allí, un egiptólogo llamado Edward Hincks se encargó de estudiar los jeroglíficos que la acompañaban, lo que le sirvió para descubrir que se llamaba Takabuti, que tenía 20 años en el momento de morir y que había sido la amante de una gran familia de Tebas (la actual Luxor), mientas su padre había sido sacerdote de Amón. Pero, ¿por qué había muerto tan joven?

Han hecho falta 2.600 años para que los expertos consigan saber cuál fue la verdadera causa de la muerte de esta poderosa joven egipcia: fue asesinada. Así lo ha revelado el último estudio realizado por investigadores de la Universidad de Mánchester, en el que han descubierto que la muerte de Takabuti fue violenta y que su asesinato se produjo con un cuchillo, clavado por la espalda, asestándole una herida mortal que le haría perder la vida en cuestión de minutos.

En los últimos meses, se le han realizado análisis con escáneres con rayos X, tomografías computerizadas, análisis de cabello, datación por radiocarbono y estudio del ADN, con los que se ha conseguido reconstruir la vida y muerte de Takabuti de la manera más acertada posible. Así, se sabe que vivió en el año 660 a.C, en los últimos años de la dinastía XXV, y que, genéticamente, era más parecía a los europeos que a los egipcios modernos, aunque con una serie de rarezas en su cuerpo.

Y es que los análisis demostraron que Takabuti contaba con una pieza dental de más, además de tener una costilla de sobra. Era una mujer de piel oscura y que tenía el pelo rizado, con un último descubrimiento sorprendente: la momia contaba con el corazón intacto. De hecho, este hallazgo es realmente importante, pues por norma general era retirado tras morir y pesado para analizar si había llevado una buena vida. Si a eso se le añade que murió apuñalada, el misterio es aún mayor.

(Universidad de Mánchester)
(Universidad de Mánchester)

Ahora se sabe que esta joven no falleció como consecuencia de una enfermedad, sino que otra persona decidió arrebatarle la vida en plena juventud al apuñalarla por la espalda. "Takabuti sufrió una herida severa en la parte posterior de la pared torácica superior izquierda. Esto, con casi absoluta certeza, causó su rápida muerte", explica el doctor Robert Loynes, profesor honorario en el Centro KNH de Egiptología Biomédica de la Universidad de Mánchester.

Tras reconstruir parte de su vida y, especialmente, su muerte, ahora los investigadores se centran en tratar de resolver las dudas que quedan al respecto, con dos evidentes: ¿quién la asesinó? ¿Y cuál fue el verdadero motivo para acabar con su vida? Los siguientes análisis serán fundamentales para tratar de arrojar luz al respecto. Takabuti, la momia de hace más de 2.600 años, por fin ha mostrado su gran secreto: fue apuñalada hasta morir cuando solo tenía 20 años de edad.

Cultura

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios

Lo más leído