pintura

El boom del Prado: más visitantes y hasta 745 millones de euros para nuestra economía

Se presenta el primer informe sobre el impacto económico de la pinacoteca que revela que los visitantes ya generan 20 millones de euros para las arcas del museo

Foto: Miguel Falomir, director del Prado y Javier Solana, patrono de la pinacoteca
Miguel Falomir, director del Prado y Javier Solana, patrono de la pinacoteca

Con 2,7 millones de visitantes en 2018, el Museo del Prado se ha convertido en uno de los bienes culturales españoles más importantes. Y no sólo por el deseo de los turistas -y ciudadanos de Madrid- de recrearse en las salas de Goya, Velázquez o los barrocos, sino porque también es un enorme puntal para la economía española. Según el estudio que ha elaborado la Firma de Servicios Profesionales EY para la pinacoteca sobre su impacto económico -es el primero de este calibre que solicita la institución-, el Prado genera 745 millones de euros a la economía española -en buena parte gracias al gasto de sus proveedores y de sus visitantes-, lo que supone 16 veces su presupuesto total (45 millones de euros) y además en 2018 obtuvo un superavit de 1,7 millones de euros. Pese a que no se puede comparar con datos anteriores, desde el museo se han felicitado por la buena noticia para sus arcas, pero también para la cultura española.

Como dijo tras la presentación de este estudio Javier Solana, que está al frente del patronato del museo, sin descuidar la importancia artística, “es importante que se sepa que la cultura es rentable y que se demuestre que se crea riqueza desde el mundo cultural”. Y lanzó con ello un dardito al nuevo ministro de Cultura, José Manuel Rodríguez Uribes -”espero que el Gobierno sea sensible a esto y dedique un presupuesto digno. Es un museo que tiene que estar bien sufragado-, pero también al ayuntamiento y la Comunidad de Madrid: “Me gustaría que se hiciera una reflexión sobre cuál debe ser su contribución, ya que para la economía de Madrid el museo también es muy importante”.

Aportación pública y privada

¿Cómo se financia esta pinacoteca? El Museo del Prado, como institución pública, tiene una aportación estatal de 15,3 millones de euros- el dato es de 2018- y el resto, hasta los 45 millones de euros, son ingresos privados. Esto supone que en la actualidad el 34% es público y el 66% restante, privado. Estos porcentajes han cambiado bastante desde el año 2005 cuando el Museo alcanzó una mayor autonomía, lo cual le permite una mayor flexibilidad de movimientos también en la búsqueda de financiación (para sus críticos esto indica que sus exposiciones sean más ‘comerciales’), De esta manera hace 15 años la aportación pública suponía más del 80% y la privada el resto. Fue en 2012 cuando se invirtieron las cifras y la financiación privada pasó a ser mayor que la estatal.

La sala de Velázquez es una de las más visitadas
La sala de Velázquez es una de las más visitadas

¿De dónde proceden los ingresos privados? En su mayor parte, hasta un 40%, de la venta de entradas. En 2018 supusieron 20 millones de euros. “Y eso que el 50% de los visitantes, ya sea por diferentes situaciones, entra gratis”, recalcó Miguel Falomir, director de la pinacoteca. Con datos más concretos, el informe indica que el 60% de estos visitantes son extranjeros -la mayoría, estadounidenses- y el 40% nacionales. Entre todos generan 467 millones en gastos, aunque la mayor parte también procede de los extranjeros (un 89%). ¿Los sectores más beneficiados? La hostelería, los transportes y otras actividades de ocio.

Aumento de visitantes

¿Y por qué los visitantes del Prado no dejan de crecer? Las cifras de 2019 señalan que se llegó a los 3,2 millones de visitantes, un número que no ha dejado de aumentar desde 2017 tras algunos años turbulentos a mediados de la pasada década (la crisis también afectó a los museos). Para Falomir, hay dos tendencias, una de ellas general que indica que “los museos se han convertido en un destino masivo” y otra más particular “que muestra que el museo se ha abierto a nuevos públicos”. No obstante, ¿corre peligro el Prado, con estos datos exultantes de público, de masificarse como ha ocurrido con otras pinacotecas como el Louvre de París? “Desde una institución no se puede criticar la afluencia masiva. Nosotros no estamos como otros museos como el Louvre de París, pero también hemos adaptado medidas como abrir los siete días de la semana y con un horario más extendido. La prohibición de hacer fotos también tiene su efecto”, respondió Falomir.

“Es importante que se demuestre que se crea riqueza desde el mundo cultural y el que el Gobierno sea sensible a esto”

Con todos estos datos, los responsables del museo no temen que desde el Gobierno se corte el grifo de los ingresos públicos. “Tener un superavit siempre está bien. No se puede esperar que venga todo de papá Estado”, apuntó Falomir. Por su parte, Solana insistió: “A veces se castiga al que gestiona bien”. Ya han dicho a donde van a dedicar este superavit: a la reformas del Salón del Reino. Esa obra para la que el museo ha comprometido 10 millones de euros y que parece la historia de nunca acabar.

Cultura

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios