SE TRATA DE ALCOCER, EN LA ACTUAL ZARAGOZA

Encuentran los restos de un poblado que conquistó el Cid y que se creía inventado

'El Cantar de Mío Cid' narra las aventuras de Rodrigo Díaz de Vivar, creyéndose que muchas de sus partes eran leyenda. Pues bien, la arqueología ha resuelto uno de sus misterios

Foto: Encuentran los restos de un poblado que conquistó el Cid y que se creía inventado. (Diputación de Zaragoza)
Encuentran los restos de un poblado que conquistó el Cid y que se creía inventado. (Diputación de Zaragoza)

Una serie de excavaciones arqueológicas acaba de sacar a la luz un descubrimiento único: ni más ni menos que el pueblo en el que Rodrigo Díaz de Vivar, más conocido como el Cid Campeador, libró una batalla contra los musulmanes que es narrada en 'El Cantar de Mío Cid'. Hasta la fecha, se creía que aquel episodio se encontraba más cerca de la leyenda que de la realidad, pero un equipo de investigadores ha conseguido descubrir que sí que existió.

Se trata de la batalla de Alcocer que, según la obra literaria, ganó el Cid gracias a su ingenio. Según se cuenta en el extenso poema, el héroe castellano cargó con todo en varias ocasiones contra los moradores del pueblo, pero el poder de las defensas musulmanas le hicieron imposible alcanzar su meta. En vista de la dificultad, puso en práctica una idea: ¿y si trataba de engañarlos para, en un despiste, hacerse con el control del pueblo?

Eso es lo que hizo: decidió simular que se retiraba de la zona, por lo que levantó todo el campamento salvo una tienda de campaña. Cuando los musulmanes que defendían la fortaleza vieron esa situación, decidieron acudir hasta allí para ver por qué la habían dejado, pero relajados por su victoria, dejaron las puertas abiertas. El Cid, escondido, aprovechó la ocasión para atacar y hacerse con la plaza, lo que consiguió gracias a su ingeniosa treta.

Históricamente, siempre se creyó que se trataba de una leyenda y que aquel pueblo, llamado Alcocer, nunca existió. Sin embargo, fue a partir de la década de los ochenta del pasado siglo cuando las autoridades comenzaron a investigar ante la posibilidad de que pudiera ser real. Las investigaciones pronto revelaron que en los archivos de los pueblos circundantes existían referencias a Alcocer, por lo que el hecho de que fuera real se hacía cada vez más factible.

Fue en 2004 cuando el Ayuntamiento de Ateca (Zaragoza) decidió llevar a cabo las primeras investigaciones. Tras esta primera incursión, se llevaron a cabo otras tres campañas de investigación, realizadas en 2016, 2017 y 2018. Son, precisamente, los resultados obtenidos en esta última excavación los que ahora se están haciendo públicos, en los que se confirma que los investigadores han sido capaces de encontrar el asentamiento de este pueblo musulmán.

El Cid ha inspirado varias rutas y descubrimientos a lo largo de los años. (EFE)
El Cid ha inspirado varias rutas y descubrimientos a lo largo de los años. (EFE)

Así, los expertos confirmaron que este pueblo existió en realidad, y que se encontraba junto a la vega del río Jalón. Pero no solo se han hallado los restos de Alcocer, sino que también se han encontrado restos cerámicos en la zona. Y ¿qué importancia tienen? Se trata de taifales del siglo XI, lo que coincidiría a la perfección con que el Cid estuvo en la zona en el año 1081 y cabe la posibilidad de que la leyenda sea una realidad.

Ahora, los científicos se afanan en tratar de entender qué pasó en realidad. Los hallazgos confirman que Alcocer existió y que el Cid pudo estar en la zona en la fecha que se describe, pero no existe ningún vestigio que permita asegurar que en aquel lugar se produjo la batalla, tal y como narra la obra literaria. Eso sí, los restos analizados permiten determinar que el asentamiento fue abandonado tras ser destruido en los últimos años del siglo XI.

Cultura

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios

Lo más leído