ballet

Una hipnótica y desgarradora 'Electra' despide el año en el Teatro Real

El Real acoge del 28 al 30 de diciembre cinco funciones de 'Electra’ del Ballet Nacional de España, una tragedia griega con aire flamenco que transcurre en un universo mediterráneo

Foto: 'Electra'
'Electra'

¿Quién puede vivir sin amor? El amor lo es todo, más el amor puede llegar a matar. Cuenta la leyenda que Electra murió presa de un éxtasis desaforado tras haber alimentado el sueño de vengar la muerte de su padre. Su danza de alegría al saber de la muerte de su madre, su felicidad mortal resuena lejana, por fin se ha cumplido su deseo. Para ella la vida ya no tiene sentido. Y es que ya lo dijo el maestro: “Antes de iniciar un viaje de venganza es mejor que caves dos tumbas”.

El Teatro Real acoge del 28 al 30 de diciembre cinco funciones de 'Electra’ del Ballet Nacional de España, una tragedia griega con aire flamenco que transcurre en un universo mediterráneo creado por Antonio Ruz, Premio Nacional de Danza 2018.

‘Electra’ es una historia de fantasmas familiares, de viejas querellas, de ausencias. Ella jamás perdonó el asesinato de su padre. Su tragedia la convirtió en un mito que relataron Eurípides y Sófocles, una fábula que sedujo a Shakespeare y que el maestro de las letras británicas transformó en ‘Hamlet’, una leyenda que en el siglo XXI el coreógrafo Antonio Ruz ha situado en la España rural, la misma que cautivó a Lorca y que alimentó cientos de sus versos.

“Cuando surgió la oportunidad de versionar ‘Electra’ para el Ballet Nacional de España, visualicé su historia en la España rural, profunda y costumbrista que tanto me ha inspirado y fascinado desde niño. Aunque su argumento dista de nosotros más de 2.000 años, su visceralidad y su belleza estética provocaron en mí un magnetismo que me llevó a nuestra propia cultura popular, la española, la mediterránea. ‘Electra’, más allá de estilos o disciplinas, es para mí la continuación del camino creativo que emprendí como coreógrafo hace años. Es una experiencia humana y sensorial en la que movimiento, espacio, luz, música y voz forman parte de un todo”, confiesa Ruz.

'Electra'
'Electra'

Este ballet, que se estrenó en el Teatro de la Zarzuela en 2017 y que tras las representaciones en el coliseo madrileño viajará a Las Palmas de Gran Canaria (20 y 21 de marzo de 2020) y a Pamplona (8 de mayo de 2020), pulula con maestría por diferentes lenguajes de la danza. Con su trabajo, Ruz ha conseguido un equilibrio perfecto entre el clásico español y la danza contemporánea. “No persigo descomponer la esencia de la danza española, lo que pretendo con este montaje es incitar a los bailarines para que rompan barreras, llevarlos a un espacio al que no están acostumbrados”.

El resultado es un montaje absolutamente hipnótico en siete cuadros, con prólogo y epílogo

El resultado es un montaje absolutamente hipnótico. La obra se ordena en siete cuadros, con prólogo y epílogo, entre los que el personaje de Electra, poco a poco, va creciendo hasta alcanzar el clímax con la muerte de Clitemnestra. Con su coreografía, Ruz trasluce uno a uno todos los estados de ánimo por los que transitan los protagonistas. Zapateados y castañuelas, mantones y faldas, así como los movimientos afligidos y desgarrados de los bailarines remarcan este drama inmortal que por momentos recuerda también a los clásicos de Broadway.

Sostiene Ruz que esta nueva función de 'Electra' no presenta "grandes cambios” respecto a su estreno, salvo los “lógicos y necesarios, puesto que los bailarines no son los mismos de entonces y cada uno imprime su carácter a la hora de bailar”. Además, confiesa satisfecho que el óxido del tiempo le ha otorgado cierto empaque y sabor.

Rubén Olmo, director del BNE, asegura que este montaje es uno de los más ambiciosos y vanguardistas del ballet de ahí su empeño en estrenarlo en otras ciudades de España. “’Electra’ ejemplifica el tipo de espectáculo colaborativo que quiero realizar. Mi intención, como director del BNE, es la de invitar a colaborar con nosotros a los coreógrafos con más talento del panorama actual de la danza española. Quiero convertir el BNE en la compañía con la que todos los nuevos creadores deseen trabajar”.

'Electra'
'Electra'

A las palabras de Rubén Olmo, Ruz recalca con ahínco que ‘Electra’ es el resultado “del trabajo de un grupo de personas que han remado en una misma dirección”, tanto la música, como la iluminación o el vestuario, entre otros elementos, están “hechos a medida”, algo que dota de sentido a la obra y permite que desde los primeros movimientos cautive el alma del espectador.

“Electra es una historia de fantasmas familiares, de viejas querellas, de ausencias ingobernables. Un mito que sigue deslumbrándonos por su fuerza y su universalidad”, añade Alberto Conejero que firma la dramaturgia y las letras de las canciones.

Manuel Coves será el responsable de dirigir a la Orquesta Titular del Teatro Real que envolverá desde el foso del Real la voz de Sandra Carrasco. El maestro de Linares forma parte de ese reducido grupo de directores enamorados del ballet. Dicen los especialistas que su batuta es una de las que mejor comprende a los bailarines en el escenario. “La verdad es que el ballet ofrece más libertad que la ópera. Eso sí, ambas son complejas y poseen necesidades técnicas muy diferentes", concluye.

Cultura
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios