las películas

Cartelera del fin de semana: ¿vas al cine? ¿no sabes qué estrenos ver? Pincha aquí

Las tres películas de la semana son 'Star Wars: el ascenso de Skywalker', 'Una gran mujer' y 'Dios mío, ¿pero qué te hemos hecho ahora'

Foto: Maratón de 'Star Wars' en Hollywood a propósito del estreno de 'El ascenso de Skywalker'. (EFE)
Maratón de 'Star Wars' en Hollywood a propósito del estreno de 'El ascenso de Skywalker'. (EFE)

Compras entradas de cine, haces acopio de palomitas y refrescos, te acomodas en la butaca... toda una legendaria tradición que regresa cada fin de semana en nuestras salas, pero la cartelera no da tregua, los estrenos se suceden, las películas se multiplican. ¿Qué vemos en la sesión golfa de este sábado? ¿Y el domingo, después de echar la siesta? Los críticos de El Confidencial han visto los tres films más importantes estrenados esta semana y ofrecen su opinión. Sin trampa ni cartón. No se lo agradezcan, ese es su trabajo.

Son 'Star Wars: el ascenso de Skywalker', 'Una gran mujer' y 'Dios mío, ¿pero qué te hemos hecho ahora?'

'Star Wars: el ascenso de Skywalker'

No hay Navidad sin su estreno de 'Star Wars'. Si la mayor parte de las familias temen las reuniones navideñas, no quiero pensar en los Skywalker, que llevan la disfuncionalidad al nivel de un episodio de 'El diario de Patricia'. El "Luke, yo soy tu padre" fue un trauma generacional allá por los ochenta. Pero en la nueva saga de 'La guerra de las galaxias' los guionistas han hecho de los líos de consanguinidad el comodín para epatar al público, y lo han dejado más que resobeteado. Si en 'El despertar de la fuerza' el gran golpe de efecto de J.J. Abrams y Lawrence Kasdan fue desvelar el vínculo entre el malvado Kylo Ren, un sosias de Darth Vader, y Han Solo —además de regalarles a los fans la posibilidad de volver a ver a Harrison Ford al volante del Halcón Milenario—, en esta nueva entrega el gran misterio a desvelar es la verdadera identidad de Rey. Y el embrollo genealógico tiene tela. Porque en ese equilibrio inestable entre el homenaje y la innovación, da la sensación de que Abrams y compañía (esta vez, Chris Terrio) han resuelto cada escollo de la trama a base de reciclaje argumental y acción desnortada

'Una gran mujer'

La que quizás es la escena más ilustrativa de la segunda película de Kantemir Balagov sucede en sus primeros compases, cuando un grupo de soldados heridos le pide a un niño que imite a un perro. Ante la confusión del pequeño, los hombres se dan cuenta del problema: el niño no sabe lo que es un perro, porque ya no quedan perros; la gente se los ha comido. Puede que la acción de 'Una gran mujer' transcurra en tiempos de paz, pero es obvio que la guerra aún está viva en la mente de sus personajes. Y todos ellos tratan de aprender a vivir con una serie de heridas, tanto físicas como psicológicas, que nunca sanarán. Inspirada en el libro 'La guerra no tiene rostro de mujer', de la ganadora del Premio Nobel Svetlana Alexeievich, la película se sitúa en Leningrado unos meses después de la Segunda Guerra Mundial, y desde ahí explora cómo el conflicto desestabilizó el carácter nacional ruso a través de las experiencias de un par de almas perdidas, dos mujeres que pasaron cierto tiempo en el frente.

'Dios mío, ¿pero qué te hemos hecho ahora?'

“Sobre todo, sé políticamente correcto”, insta Marie Verneuil (Chantal Lauby) a su marido Claude (Christian Clavier) antes de la comida que han organizado con sus cuatro hijas y sus respectivos maridos para que el matrimonio pueda explicarles su viaje por los respectivos países de origen de sus yernos, de Costa de Marfil a China pasando por Argelia e Israel. Conocimos a los Verneuil en la anterior 'Dios mío, ¿pero qué te hemos hecho' (2014), ese fenómeno de taquilla en Francia que explotaba los prejuicios culturales a partir de esta pareja que ve cómo sus cuatro hijas se casan cada una de ellas con un hombre de origen diferente.

Cultura

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios