EN LA LOCALIDAD DE PILOS

Hallada una tumba griega de hace 3.500 años cuyas paredes estuvieron recubiertas de oro

Los ladrones saquearon la estancia poco después de que fuera sellada, pero los restos de material áureo en el suelo del habitáculo demuestran que estuvo recubierta de oro

Foto: Vista aérea de las tumbas. (UC Classics)
Vista aérea de las tumbas. (UC Classics)
Autor
Tiempo de lectura2 min

Hace más de 35 siglos, sus paredes estuvieron cubiertas de oro, aunque hoy apenas hay rastro de ello. Un equipo de arqueólogos de la Universidad de Cincinnati (Ohio, Estados Unidos) acaba de publicar un informe que analiza las características de una tumba griega de la Edad de Bronce ubicada en Pilos, al sudoeste del Peloponeso. Además de tener forma circular, el habitáculo, en su día, estuvo lujosamente decorado.

Los ladrones saquearon la estancia poco después de que fuera sellada, pero los restos minúsculos de material áureo en el suelo de la habitación demuestran que, años atrás, estuvo recubierta de oro. Además, los investigadores encontraron en su interior una medalla dorada con un relieve que muestra a dos toros junto a una gavilla de grano; una valiosa muestra que se suma a la escasa colección de arte micénico —entre 1600 a.C y 1200 a.C— conocida hasta hoy.

El medallón dorado enconjtrado en el interior de la tumba. (Universidad de Cincinnati)
El medallón dorado enconjtrado en el interior de la tumba. (Universidad de Cincinnati)

De hecho, los arqueólogos creen que puede tratarse de la representación más antigua de elementos ganaderos y agrícolas en conjunto; lo que permitirá ahondar en el estudio de las tradiciones religiosas de este periodo.

Cerca de este emplazamiento, los investigadores encontraron en 2015 otra tumba; de un guerrero esta vez, al que bautizaron como 'Griffin Warrior' (o 'guerrero grifo'), también datadas en fechas similares a las de este último hallazgo. Este líder militar fue enterrado con valiosas joyas, su armadura y varias de sus armas.

Debido a la presencia de piedras semipreciosas entre los materiales en el interior de la tumba recién analizada, los estudiosos creen que sus propietarios — de momento, anónimos; apodados Tholos VI y VII— fueron ricos comerciantes. El enclave en el que han sido encontrados estos restos y la relevancia de estos concuerda, a su vez, con la enorme popularidad que esta zona tuvo para el intercambio de bienes durante la época micénica.

Cultura

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios