Listas

Los invisibles: 18 libros que no tuvieron suerte en 2019 (y aún estás a tiempo de leer)

Cada año la industria produce más de 90.000 títulos y la mayoría pasa desapercibido para los lectores. Varios editores seleccionan aquellos que deberían haber tenido más recorrido

Foto: Es difícil elegir entre más de 90.000 títulos al año (EFE)
Es difícil elegir entre más de 90.000 títulos al año (EFE)

El mercado editorial produce al año más de 90.000 títulos, según los datos que maneja la Federación del Gremio de Editores. En esta avalancha, los menos -los tocados con la varita mágica- consiguen hacerse un hueco en la lista de los más vendidos, otros obtienen una buena respuesta en la prensa y, finalmente, los hay que, pese a los esfuerzos de los editores pasan casi desapercibidos para el lector. Son los libros sin suerte. Y, casi como ocurre con todo en la vida, siempre son muchos más que los que consiguen que el lector gaste al menos 20 euros en alguno de ellos. En El Confidencial hemos preguntado a varios editores sobre aquellos títulos que, por su temática, su calidad, deberían haber tenido otro tipo de recorrido. Son los siguientes:

Miguel Aguilar, editor de Penguin Random House, destaca 'Ella pisó la luna', de Belén Gopegui, un libro que nació de una conferencia en el Caixaforum que se convirtió en un homenaje a su madre, “y con ello a todas las madres”, afirma Aguilar, que reconoce que “es imposible leerlo sin conmoverse. Creo que uno de los peligros de la actual ola feminista es menospreciar la vida de muchas mujeres. “Ella pisó la luna” es el mejor antídoto”.

Los menos consiguen hacerse un hueco en la lista de los más vendidos, pero la mayoría pasan casi desapercibidos para el lectores

Otro de los libros que este editor cree que debería tener más atención por parte de los lectores es la biografía de Emilia Pardo Bazán escrita por Isabel Burdiel (Taurus). “Como ya hiciera en su extraordinaria “Isabel II”, Isabel Burdiel aprovecha al máximo el género biográfico para retratar una era a través de un personaje clave que le sirve como privilegiado observatorio para entender las relaciones entre historia y novela, ideología, cultura y política, también nación y género, en el mundo de finales del siglo XIX y principios del XX”, sostiene el editor.

El niño de Hollywood
El niño de Hollywood

En Debate Aguilar también publicó este año 'El niño de Hollywood', de los hermanos Óscar y Juan José Martínez. Óscar es periodista es Centroamérica, “uno de los peores sitios para serlo”, recalca el editor. Entre él y su hermano pergeñaron esta historia sobre un pandillero salvadoreño de la Mara Salvatrucha y su asesinato. No es solo el relato de la vida de un sicario -en cuya muerte tuvo algo que ver EEUU y el propio El Salvador-, sino como sostiene Aguilar, “es también la historia de un país desgarrado”.

Como último rescate, el editor elige 'Judas', de la holandesa Astrid Holleeder (Reservoir Books). El libro pasó casi sin pena ni gloria, pero es una historia para caerse de espaldas. “Es un libro que trasciende categorías: la impresionante historia del criminal más importante de Holanda y cómo su hermana, la autora del libro, le traiciona”, cuenta Aguilar que se lamenta que este true crime no encontrara su público en España.

Desde Lumen, la editora María Fasce señala un par de libros que han pasado algo más desapercibidos de lo que, a su parecer, hubieran debido. Uno de ellos es 'Maternidad', de la autora canadiense Sheila Heti, ganador de varios premios en su país. “Heti escribió desde las entrañas y el cerebro esta combinación poderosa de memoir y ensayo que aborda el ya socorrido tema de la maternidad y la no maternidad pero desde una perspectiva totalmente nueva: ¿Puede una obra de arte reemplazar a un hijo?. Tras tirar monedas al aire para múltiples preguntas y revisar la cadena de madres de la que es resultado, remontándose a su abuela, víctima del Holocausto, Heti descubre que la relación de las mujeres con la maternidad está marcada por cómo han sido nuestras madres, y decide, tras un emocionante camino que lleva a un emocionante final, consagrar su vida a convertirse en una gran escritora y no en madre”, destaca la editoria.

El casi premio Goncourt

El otro libro es 'Voy a hablar de Sarah', debut literario de la joven francesa Pauline Delabroy-Allard, y que estuvo a punto de ganar el Goncourt. Según cuenta Fasce, Pauline, librera, profesora, viajera y madre soltera, tenía una certeza: a los 30 años terminaría su primera novela. Y así ocurrió. Ese día envió Voy a hablar de Sarah a todas las editoriales francesas y la primera en responder fue la mítica Minuit, la editorial de Marguerite Duras. Poco después ganaba el prestigioso Premio de los Libreros de Nancy-Le Point y se convertía en la favorita para el Premio Goncourt, cuya pérdida lamentaron con indignación varios medios. “Pero Pauline había cautivado a los lectores y a los editores extranjeros: yo fui la primera entre ellos. Nunca antes había leído una novela de amor lésbico y había pensado: esto podría pasarme a mí. Es arrasadora, erótica y veraz hasta las lágrimas”, añade la editora.

Desde Planeta, la editora Elena Ramírez se detiene en 'Darling', de Gabriel Tallent, publicado en Destino. “Fue el gran fenómeno en EEUU el año anterior, el debut literario más vendido en los últimos años, un exitazo en Francia. Nuestra edición salió con el apoyo en citas de Jesús Carrasco o Rodrigo Fresán, pero ni con ellas ni con un perfil de autor excelente, obtuvo el reconocimiento que ha tenido en otros países”, cuenta Ramírez. La historia tenía todo a su favor para triunfar: una joven increíblemente fuerte que se enfrenta a los abusos de su propio padre en una zona rural. No fue así.

'Darling, de Gabriel Tallent
'Darling, de Gabriel Tallent

En Seix Barral publicaron 'El día que Selma soñó con un Okapi', de Mariana Leky, que venía precedido por millones de ejemplares vendidos en Alemania y por el premio de los libreros de este país. “Hubo un boca a oreja indiscutible, que aquí apoyaron los libreros españoles desde el portal de CEGAL”, sostiene Ramírez. El tema se centra en cómo vivimos y cómo morimos a través de la figura de una mujer excéntrica y muy especial capaz de intuir la muerte de sus vecinos, y con ello, de condicionar sus vidas. “Un libro raro, tierno, con un punto filosófico, que me ha descubierto a una autora, Marina Leky por la que seguiremos apostando en Seix Barral”, añade la editora, pese a que este primer libro no obtuviera la suerte deseada.

Para la editoria Pilar Reyes, al frente de Alfaguara, hay una serie de títulos que le gustaría que hubieran despuntado más en este 2019. Uno de ellos es ‘Mi año de descanso y relajación’, de Ottesa Moshfegh, al que califica de “un libro magnífico, una versión oscura y despiadada de la Bella durmiente”. A esta novela suma ‘Sal con gente que no lea’, de Laura Ferrero, “un elogio a la lectura lleno de humor. Sobre el famoso texto de Charles Warnke, Laura Ferrero escribe relato en respuesta y con maravillosas ilustraciones de María Herguera”; ‘La invención ocasional’ de Elena Ferrante, “la recopilación de artículos escritos para The Guardian. Un libro imaginativo inteligente sobre grandes temas: la amistad, el primer año, los celos…”, y por último, ‘Volver la mirada’, “una magnífica recopilación de ensayos sobre arte y arquitectura que Félix de Azúa ha escrito en los últimos 20 años. Un libro culto, inteligente y magníficamente escrito”

“Amiguismo y poca lectura”

'La guerra', de Ana María Shua
'La guerra', de Ana María Shua

El editor Pere Sureda, ahora al frente de Navona, pero que conoce todos los resquicios de la industria editorial tras décadas en el negocio aporta un tono más enfadado cuando se le pregunta por qué algunos libros no han tenido el recorrido que se hubiera deseado. Él pone como ejemplo 'Fábulas desaforadas', de Vikram Seth. “Ha sido por desconocimiento del autor? Si fuera así, estamos perdidos. ¿Por no saber encontrar el crítico adecuado? También muy mal. Por no darle importancia y/o que se haya quedado enterrado en las pilas de novedades que le llegan a la prensa, posible. Pero muy lamentable”, comenta Sureda, que tras mucho tiempo en esta industria sentencia por qué ocurren estas cosas: “Si un libro inédito de uno de los más grandes -de grandeza- escritores actuales en lengua inglesa pasa desapercibido a los medios en España, es que, aunque sea redundante, algo falla muy seriamente. Y yo sé perfectamente lo que es: amiguismo y poca lectura”.

Para Juan Casamayor, editor de Páginas de Espuma, a veces se dan otras circunstancias, como el hecho de que el autor o la autora no pueda haber hecho promoción de su libro. Es lo que, según él, ocurrió con 'La guerra', de Ana María Shua “A ella siempre se le hace caso, pero en esta nueva sociedad tan mediática, agobiada con las novedades, la de la escritora para apoyar su obra es básico. Ana María no pudo venir en septiembre por razones personales y hubo una menor atención mediática por lo que creo que si un libro necesita un empujón extra ese es 'La guerra'".

Finalmente, Juan Cerezo, editor de Tusquets, señala que "la avalancha de novedades y lo distraídos que estamos explican que haya libros que hayan quedado, injustamente, desatendidos". Él quiere recordar 'Autobiografía de Marilyn', de Rafael Reig, 'A veces estoy contesta, pero tengo ganas de llorar', de Jens Christian Grøndahl, 'La mitad de la noche, de Mayra Montero', y 'Un quartet', de Jordi Ibáñez.

La mitad de la noche
La mitad de la noche

Del libro de Reig indica que es "de una modernidad asombrosa, por su sensibilidad feminista avant la lettre, y por la manera de adentrarnos con ternura en la fragilidad de un mujer superada por su personaje, por la fama y por el objeto sexual que todos ven en ella"; por otro lado, la historia de Jens Christian Grøndahl, "seduce a todo el que la lee, por la naturalidad y concisión con que una mujer cuenta su vida, sus orígenes, la peripecia de su amiga y su marido. La vida puede ser una tragedia, pero si se acierta en la voz y en el tono todo se nos hace terriblemente cercano, y conmovedor, como en este libro intenso y elegantísimo".

Sobre la novela de Mayra Montero sostiene que "tal vez la novela de lectura más arrebatada de nuestro año. De hecho ha despertado mucho interés entre productores audiovisuales y editores extranjeros, y la recomiendan Rosa Montero, Sergio Ramírez o Leonardo Padura: un comienzo desgarrador, y una reconstrucción de porqué una madre enloquece en el Biarritz. Imposible detenerse una vez se ha pasado de la página 50". Y, por último, el libro de Jordi Ibáñez, "es tal vez la novela más arriesgada y deslumbrante de la narrativa catalana de este año. Ojalá esta muestra de lo que dicen otros, no ya su editor, anime a los lectores a no perderse esta joya escondida de la literatura contemporánea. Para mí es un hito literario absoluto.

Cultura
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios