JAZZMAdrid19

Maher Beauroy libera en Madrid la fusión del jazz tradicional con su ADN caribeño

En los últimos dos años ha tocado su música en todo el mundo Florida, Indonesia, Rusia, Emiratos Árabes Unidos, México, Ecuador ... Y lo que le queda, porque apunta maneras

Foto: Maher Beauroy durante el concierto (Institut Francais)
Maher Beauroy durante el concierto (Institut Francais)

Maher Beauroy interpretó en Madrid su primer álbum en solitario 'Washa!'. Esa palabra es una interjección que se usa mucho en Martinica (la isla del Caribe donde él vive), recuerda que escogió ese título para el álbum porque lo grabaron durante 12 horas seguidas en un estudio de Boston y que para cuando terminaron la grabación soltó un sonoro Washa! Esta sensación de superación supieron transmitirla muy bien durante el concierto. Sus melodías marcadas por un ritmo progresivo crearon un ambiente fresco y muy dinámico.

Al comienzo del espectáculo tal vez se notó un pelín de caos, pero realmente lo que sucedía es que en la banda cada uno tiene una personalidad y se notaba. Michel Alibo al bajo se encargaba de marcar la base de la melodía, mientras que Alix Goffic a la batería y Beauroy al piano encauzaban el ritmo. Por último Robin Antunes se encargaba de moldear figuras melódicas con el violín y que fueron muy bien recibidas por el público. Demostraron tener personalidad como grupo y una energía muy característica.

Maher Beauroy durante el concierto (Institut Francais)
Maher Beauroy durante el concierto (Institut Francais)

Batería y Piano competían por marcar la velocidad, era un tira y afloja basante divertido y emocionante. Los códigos musicales afrocaribeños dieron al espectáculo un aura más espiritual, pero sin alejarse del Jazz y la tradición. Hubo momentos clave como cuando el cuarteto interpretó 'La Sirène', ahí Beauroy mostró su canto. No hay palabras que puedan expresar la delicadeza y la sutileza que transmiten su canto. Tal vez faltó un poco más de eso.

Hubo momentos clave como cuando el cuarteto interpretó 'La Sirène', ahí Beauroy mostró su canto. Sin palabras...

El espectáculo valió la pena. El cuarteto demostró tener una personalidad jovial y agradable. Beauroy intentó hablar en español con el público, un fuerte aplauso le reconoció el esfuerzo. Terminó el concierto con el público coreando y dando palmas. Fue una experiencia muy divertida, muy de tú a tú.

El espíritu de Beauroy reside en que conoce muy bien el Jazz tradicional y que a su vez es capaz de hibridarlo con códigos afrocaribeños, sin salirse del estilo y de la forma de un concertista clásico. Maher Beauroy nació y vive en Martinica, el Caribe. Se inició en el mundo de la música a los 5 años en la Academia de Música de Martinica y luego pasó a la SERMAC, la escuela de arte creada por Aimé Césaire, donde descubrió el jazz.

En los últimos dos años, Maher Beauroy ha tocado su música en todo el mundo Florida, Indonesia, Rusia, Emiratos Árabes Unidos, México, Ecuador, Colombia, Brasil, Argelia... Y lo que le queda, porque apunta maneras.

Componentes

Maher Beauroy: piano y voz
Michel Alibo: bajo
Alix Goffic: batería
Robin Antunes: violín

Cultura

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios