LA SENTENCIA BAJA LA FACTURA DEL 10% AL 3%

Los heavys tumban a la SGAE: la gira de Def Leppard se libra del canon por concierto

La Audiencia de Barcelona falla que impone condiciones "desproporcionadas e injustificadas" a los promotores. Da la razón al promotor y abre una vía de agua más a la sociedad de autores

Foto: Def Leppard, en concierto. (Reuters)
Def Leppard, en concierto. (Reuters)

Def Leppard y Whitesnake, dos históricos del heavy metal, dos grupos de los ochenta de melenas, punteos excesivos y mallas, han acabado ocasionando una sonora derrota a la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE) en los tribunales. El promotor que los trajo de gira a España en 2013 se negó a pagar la tarifa del 10% de la taquilla que le giró automáticamente la sociedad de autores por los conciertos y pleiteó. La Audiencia Provincial de Barcelona le ha dado la razón en una sentencia que sacude el mundo del espectáculo porque rebaja ese canon al 3%. La SGAE recurrirá al Supremo, pero los promotores se pasan de mano en mano la sentencia que abre un nuevo frente para la sociedad en su peor momento.

En junio de 2013, la promotora Rocknrock organizó una gira conjunta de Def Leppard y Whitesnake por San Sebastián, Barcelona, Madrid y Santiago de Compostela. Rocknrock, que no ha querido comentar la noticia, es el principal promotor de conciertos de grupos heavys. Trae, por ejemplo, a Kiss a Madrid en 2020 y en verano organiza el Rockfest en Barcelona.

"La posición de dominio en el mercado de los derechos de autor de SGAE es incuestionable, pues tiene el práctico monopolio de la gestión"

Al terminar el 'tour', la SGAE le giró facturas por el 10% de la taquilla que sumaban 115.398,40 euros. Era lo habitual en la fecha en concepto de derechos de autor que van a los creadores del repertorio. Rocknrock, del promotor Pierre Sabbag, se negó a pagarlas. Consideró que la SGAE no había acreditado que gestionase los derechos de autor de todos los temas y que los contratos se firmaban abusando de la posición de dominio de la SGAE, que el promotor no tenía nada que negociar.

La sociedad de autores lo llevó a juicio y ganó en primera instancia. Pero Rocknrock no cejó y elevó el caso a la Audiencia Provincial de Barcelona. Allí esgrimió la decisión de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), que sancionó a la SGAE por su posición de dominio en este asunto y por el que la multó con 3,1 millones. Eso provocó una rebaja de las tarifas del 10% al 8,5%. El promotor alegó que "está acreditada la posición dominante y de monopolio de hecho que ocupa SGAE y que impone a cualquier promotor solicitar autorización previa a SGAE para poder utilizar el repertorio en territorio español, lo que le obliga a suscribir un contrato de licencia redactado unilateralmente por ella y sin posibilidad de modificación por los promotores".

El promotor trae a Kiss a España en 2020. (EFE)
El promotor trae a Kiss a España en 2020. (EFE)

La Audiencia de Barcelona, en una sentencia del pasado 7 de noviembre, da la razón al promotor. Considera que "la posición de dominio en el mercado de los derechos de autor de SGAE es incuestionable, pues tiene el práctico monopolio de la gestión de esos derechos". El tribunal señala "el carácter excesivo de las tarifas generales que aplica SGAE, que se aprecia que están muy por encima de las que se aplican en otros Estados" y "la imposición por la SGAE de una serie de condiciones desproporcionadas e injustificadas".

Tras el fallo de Competencia, la SGAE bajó sus tarifas al 8,5%, pero el tribunal lo sigue viendo insuficiente, porque "esas tarifas seguirán siendo abusivas mientras no se aproximen claramente a la media europea, y de forma particular a las aplicadas por la entidad británica", que es de un 3% de la taquilla. Sin explicar muy bien cómo lo calcula, y solo para este caso, falla que Rocknrock debe abonar el 3% de la taquilla, lo que suma 34.619,52 euros, un 30% de lo que le reclamaba la SGAE.

La Audiencia de Barcelona fija el pago en el 3% de la taquilla, lo que se paga en el Reino Unido y que es el mínimo europeo

La sentencia no es firme, pero supone otro clavo en el ataúd de la SGAE. La sociedad está sufriendo la fuga de grandes artistas, tiene abierta una investigación judicial en marcha y graves problemas internos. Fuentes de la sociedad no se explican el fallo y recurrirán en casación al Supremo. Por ahora, es solo una Audiencia, pero si el criterio se extiende porque otros promotores empiezan a aplicar lo mismo, se le abre un nuevo frente judicial.

Desde la SGAE, destacan que la tarifa del 8,5% está pactado con la Asociación de Promotores Musicales, que fue la que denunció ante la CNMC las tarifas abusivas. Consideran difícilmente explicable la cifra del 3%, ya que la propia sentencia fija que ese es el mínimo europeo, mientras que en Polonia o en Francia los promotores pagan un porcentaje mayor de la taquilla.

Cultura

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
9 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios