OCURRIÓ EN LA BÓVEDA VERDE DE DRESDE

El mayor robo de la historia: el plan perfecto para 'limpiar' el principal tesoro de Europa

Alemania se ha encontrado con uno de los mayores robos nunca antes cometidos en suelo Europeo, con la desaparición de tres juegos de diamante valorados en más de 300 millones

Foto: El mayor robo de la historia: el plan perfecto para 'limpiar' el principal tesoro de Europa. (EFE)
El mayor robo de la historia: el plan perfecto para 'limpiar' el principal tesoro de Europa. (EFE)

Alemania acaba de sufrir uno de los grandes robos de la historia. Sucedió durante la madrugada del lunes, en la que unos desconocidos se colaron en el interior de la Bóveda Verde de Dresde para hacerse con un botín de incalculable valor, pues en su interior se expone una de las mayores colecciones de joyas del mundo: no en vano, los expertos aseguran que las alhajas sustraídas podrían estar tasadas en una cantidad cercana a los 300 millones de euros.

Pero, ¿qué es la Bóveda Verde? Se trata de la cámara del tesoro del Palacio Real de Dresde, que cuenta en su interior con una monumental colección de joyas creada en 1723 por el gobernante de Sajonia, Augusto II El Fuerte. Así, uno de los museos más antiguos del mundo cuenta con una colección de 10 juegos de diamantes, en la que cada una de ellas tiene hasta 37 partes... O, mejor dicho, contaba, pues tres de esos juegos han sido robados.

La colección completa tiene un valor aproximado de unos 1.000 millones de euros, por lo que el robo de un tercio de estas joyas podría tener un precio de mercado realmente importante... pero que en realidad no tendría mucho sentido. Y es que las autoridades son conscientes de que los ladrones no van a poder vender esas joyas al ser mundialmente conocidas, lo que permitiría a cualquier anticuario saber que son robadas. Pero tienen miedo a que, en su desconocimiento, las desmonten.

Los expertos consideran que el gran drama se puede producir en caso de que los ladrones traten de separar cada una de las treinta y siete partes de cada juego, lo que no solo podría romper la propia joya, sino que podría hacer irrecuperable el conjunto por la dificultad que podría entrañar seguir su pista. Además de las colecciones de diamantes, los ladrones se han hecho con otras joyas como rubíes, zafiros o esmeraldas, todas ellas de la mayor colección de tesoros de Europa.

Pero, ¿cómo se produjo el robo? Todo comenzó a las 05:00 horas de la madrugada del lunes. En ese momento, una caja de electricidad situada a varias decenas de metros de la Bóveda Verde se incendió. Mientras las autoridades acudían allí para apagar el fuego, los ladrones aprovechaban la distracción para cortar la reja de una ventana de la planta baja y, posteriormente, conseguir hacer un agujero en el cristal para entrar en el interior del edificio.

El incendio no solo les dio la cobertura necesaria en cuanto a ruido y alboroto en la calle, sino que permitió que no saltaran las alarmas contra intrusos del museo. Una vez dentro, sabían a la perfección lo que tenían que hacer: sabían que serían grabados por las cámaras de seguridad, por lo que iban totalmente cubiertos para evitar ser reconocidos; y también conocían la presencia de seguridad privada en su interior, sabiendo el momento exacto en el que la sala estaba vacía.

Algunas de las colecciones robadas por los ladrones. (Reuters)
Algunas de las colecciones robadas por los ladrones. (Reuters)

Las cámaras captaron a dos ladrones que, con movimientos hábiles, rompieron las vitrinas para hacerse con un botín de centenares de millones, pero las autoridades creen que pudieron intervenir más personas. Horas más tarde, apareció un vehículo completamente calcinado, y los expertos consideran que pudo ser el coche en el que huyeron los ladrones, que pudo ser conducido por una tercera persona que les estaría esperando en la calle para agilizar la huida.

Horas después del suceso, las investigaciones continúan su curso para tratar de esclarecer lo sucedido. Se desconoce quiénes fueron los autores de este robo de película, pero lo que sí tienen claro las autoridades es que conocían a la perfección el edificio, la colección y el momento exacto en el que ejecutar su plan para robar. Dónde se encuentran los ladrones y qué ha pasado con las joyas siguen siendo las grandes incógnitas de uno de los mayores robos de toda la historia.

Cultura
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios