SE CREÍA QUE BLICK MEAD ERA DE ÉPOCA ROMANA

La rampa que hizo que unos arqueólogos descubrieran quién levantó Stonehenge

Un equipo de investigadores ha hallado una estructura de piedra de nueve metros de longitud que ha sido el punto de salida para encontrar un asentamiento desconocido

Foto: El complejo monolítico de Stonehenge, construido durante la Edad de Bronce en Inglaterra. (CC/Wikimedia Commons)
El complejo monolítico de Stonehenge, construido durante la Edad de Bronce en Inglaterra. (CC/Wikimedia Commons)

Stonehenge es uno de los monumentos más importantes y misteriosos del planeta. Un conjunto megalítico, construido entre el final del Neolítico y el comienzo de la Edad del Bronce, del que poco o nada sabemos, salvo que posiblemente tuviera un carácter ritual y que tiene ciertas características astronómicas con las que predecir las estaciones. Ahora, un equipo de investigadores cree haber descubierto la comunidad que se encargó de levantar esta increíble estructura.

Hace 10 años, un grupo de científicos descubrió los restos de una aldea ya desaparecida, llamada Blick Mead, a poco más de un kilómetro de distancia de Stonehenge. Tras llevar a cabo las primeras investigaciones, descubrieron que se trataba de un asentamiento romano, aproximadamente del siglo II d.C., muy posterior a la construcción de este conjunto de piedras. Pero ha sido ahora cuando el hallazgo de una extraña rampa ha dado lugar a un giro de tuerca.

Los investigadores encontraron una superficie de nueve metros de largo, ligeramente inclinada y totalmente empedrada, con restos de pilares de madera alrededor. ¿Qué significado podía tener? Tirando del hilo, pronto llegaron a una conclusión: el cercano arroyo que hay junto a los restos de Blick Mead fue un río importante tiempo atrás. Pronto, descubrieron que esa rampa no era más que un apeadero para los desplazamientos que se realizaban en canoa a través del cauce fluvial.

"Tiene una suave pendiente hacia el agua, por lo que su utilidad estaría enfocada al uso de botes. Pero lo más interesante de esta rampa es que está hecha de piedra. Hemos encontrado otros ejemplos de plataformas de esta misma época, pero todas están hechas de madera, lo que sugiere que tenía un aire de permanencia", asegura el profesor David Jacques, uno de los responsables de la investigación que se hará pública en el programa 'Ciudades perdidas', de National Geographic.

Ese hecho fue el que permitió que el equipo dirigido por este experto llegara a una conclusión: si la datación de aquella rampa era mucho anterior a la de la aldea romana, eso podía significar que una importante comunidad ya pudo vivir en ese mismo asentamiento antes de lo que se creía. Por ello, pronto se comenzó a excavar Blick Mead y los resultados no se hicieron esperar: más de 70.000 restos arqueológicos de la Edad del Bronce comenzaron a salir a la luz.

O, lo que es lo mismo, los restos encontrados no solo confirman que esta aldea fue importante muchos años antes de que los romanos llegaran a la zona, sino que se trataba de un importante centro cultural en aquella época y no solo de un refugio de campesinos. De hecho, se han encontrado un importante número de herramientas que servirían para trabajar la piedra: la cercanía del río confirmaría que podría tratarse de un asentamiento importante de hace varios milenios.

Esa es la razón que ha llevado a los expertos a considerar que los habitantes de Blick Mead fueron los encargados de levantar Stonehenge, una construcción megalítica situada a poco más de un kilómetro de distancia del asentamiento. Las evidencias de la existencia del asentamiento y las herramientas encontradas así lo sugieren: quizá sea el primer paso para entender la verdadera razón de ser de este increíble monumento y cómo fueron capaces de levantarlo sin la tecnología actual.

Cultura

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios