la secuela más esperada

José Ángel Mañas reabre el 'Kronen' 25 años después: "Pensé en meter a Carlos en Vox"

La sorpresa editorial del final del año es 'La última juerga', la segunda parte de la mítica novela adolescente noventera que el escritor siempre se negó a escribir... hasta ahora

Foto: Imagen de la película 'Historias del Kronen'
Imagen de la película 'Historias del Kronen'

"Eres Carlos Aguilar, y hace veinticinco años que no nos vemos. Nos acabamos de cruzar en esta fiesta a la que nos ha invitado Globomedia, la productora de televisión de Mediapro. No me has reconocido pero no importa. Yo a ti sí te conozco. Te conozco mejor de lo que piensas". Así arranca la secuela literaria más esperada por toda una generación de españoles, los que en 1994 quemaban su adolescencia extendida entre himnos de Nirvana, malasañas, rutas del bacalao e infinitas rayas de coca. Los que leyeron ese año entusiasmados aquella novela que les hablaba de ellos mismos, titulada 'Historias del Kronen' y escrita en solo quince días por un desconocido veinteañero llamado José Ángel Mañas (Madrid, 1971). Durante 25 años, pese las reiteradas peticiones de sus lectores, Mañas se negó a continuar la historia de Carlos, Pedro y compañía y no sabíamos qué había sido de ellos. Hasta ahora. La segunda parte de 'Historias del Kronen' se llama 'La última juerga' (Algaida), ha ganado el Premio Ateneo de Sevilla dotado con 28.000 euros y desembarcará en unos días en las librerías españolas.

"Pensaba que no la escribiría nunca. Y sigo sin saber muy bien por qué lo he hecho", explica Mañas a este periódico. "Ya cuando se cumplieron veinte años había gente pidiéndome la secuela: '¡queremos saber qué ha pasado con Carlos!'. Y yo me negaba porque no se me ocurría cómo hacerlo. Tampoco es que me obsesionara el asunto...". ¿Cómo ocurrió entonces? "Fue como un flash. Hace un par de años, más o menos, me desperté una noche y tuve una visión con la anécdota final de lo que había pasado con Carlos que no te voy a desvelar. Construyo las novelas desde el final así que, a partir de ahí empecé a trabajar... Y coño, encontré la voz y la cosa salió sola".

'La última juerga' (Algaida)
'La última juerga' (Algaida)

'Historias del Kronen' quedó finalista del Nadal el año en que nadie recuerda quién lo ganó (fue Rosa Regás). Escribió el primer borrador en quince días y lo presentó porque "me sonaba el premio y el Planeta me parecía demasiado". Entonces tenía 22 años y acababa de licenciarse en Geografía e Historia. La novela fue un bombazo que acabó por redondear en 1995 una película de éxito dirigida por Montxo Armendáriz y protagonizada por Juan Diego Botto como Carlos y Jordi Mollá como Roberto, los dos amigos protagonistas que durante un hiperacelerado verano madrileño no hacen otra cosa más que follar y ponerse hasta el culo de drogas. Saludada entonces como la ilustración más veraz de una nueva generación de jóvenes nihilistas y despolitizados, sin memoria ni idealismo, no volvimos a saber nada más de Carlos. ¿Qué ha sido de él en este cuarto de siglo?

En el arranque de 'La última juerga', Carlos acarrea ya 46 primaveras y es un agente literario de éxito que sale con una conocida modelo. También es un heroinómano al que una vida de excesos acaba de extender la factura: sufre un cáncer de pulmón terminal y apenas le queda un año de vida. Lo que sin duda contribuye a agriar aún más el carácter de un tipo ya de por sí políticamente incorrecto y desagradable -emblema de la masculinidad tóxica- que sigue hablando -gracias a Dios- sin filtros. Por ejemplo: "Guillermo Fesser es el director de una payasada biempensante sobre deportistas minusvalidos". Ah y al principio de la novela Carlos y Mañas, personaje y creador se encuentran en una fiesta. Mañas le da su tarjeta a Carlos pero este no le ha leído, le parece un gilipollas y se hace inmediatamente un turulo con la tarjeta en el baño. Otros personajes invitados son el youtuber Tío Blanco Hetero y la mujer que va a firmar un libro con él, una 'feminista' heterodoxa seguidora de Camille Paglia que regenta una casa de masajes tántricos que, leemos en el libro, "no es sino un burdel como los de toda la vida".

José Ángel Mañas
José Ángel Mañas

Mañas tenía claro que no quería repetirse: "¿Iba a pasear a Carlos otra vez por Madrid? No. Así que lo saqué de la ciudad y lo metí en una especie de absurda road movie con elementos sociológicos nuevos. Lo más complejo era surfear el nuevo panorama español. Si 'Historias del Kronen' estaba ambientada con las Olimpiadas de 1992 de fondo, 'La última juerga' transcurre los días del Mundial de Rusia de 2018, en medio de las turbulencias identitarias que sacudieron nuestra sociedad tras el 1 de octubre catalán y el auge feminista, en pleno auge de un nuevo puritanismo". Cuando preguntamos al escritor si el incorrecto y cínico Carlos sería carne de Vox, duda: "Lo pensé al principio, pensé en hacerle de Vox pero se me escapó el personaje. Es un bala perdida".

Lo cierto es que el argumento de 'La última juerga' promete. Después de saber que sus días están contados, Carlos acude al encuentro de su viejo amigo Carlos al que no ha visto desde aquel tórrido verano malasañero. Resume el propio Mañas: "Pedro era el más conservador, dentro del grupo de amigos. Y Carlos el más destroyer, manipulador y perverso. Era lógico enfrentarlos. La novela narra un reencuentro entre dos antiguos amigos que no se han visto en veinticinco años, que se ponen al día de sus respectivas vidas y que van a partir en una especie de absurda road movie donde, como era de prever, Carlos tiene el rol dominante y embrolla a Pedro, que se verá desbordado por lo que sucede".

Cultura

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios