EN LA ZONA DE LA CASA DE CAMPO

Nuevos hallazgos romanos cuestionan que Madrid tuviera un origen árabe

Las excavaciones en antiguas trincheras de la Guerra Civil han permitido encontrar restos que ponen en duda los supuestos orígenes de Madrid

Foto: Visita institucional al reciente hallazgo de una casa romana en la Casa de Campo de Madrid (EFE/Juan Carlos Hidalgo)
Visita institucional al reciente hallazgo de una casa romana en la Casa de Campo de Madrid (EFE/Juan Carlos Hidalgo)
Autor
Tiempo de lectura3 min

Varias zonas de Madrid tienen restos romanos bajo la superficie. Sin embargo, las teorías sobre el origen de lo que hoy es la capital de España siempre han estado inclinadas a la opción de que los primeros asentamientos fueron parte de una medina árabe. Pero los nuevos descubrimientos arqueológicos podrían acabar con esa hipótesis.

En la zona de la Casa de Campo, en el oeste de la capital, se han encontrado en los últimos tiempos monedas, cerámicas, restos de dos depósitos de agua, que también pudieran ser piscinas, e incluso el suelo empedrado de una casa. Los expertos asocian esos restos a un asentamiento romano del siglo II A.C., y refutan la teoría de que el origen de Madrid fuera árabe.

En total, en la Comunidad de Madrid hay 533 yacimientos registrados, aunque en la capital hay varios de ellos. Uno de los más importantes es el del barrio de Carabanchel, aunque todavía queda por descubrir lo más importante de él. En declaraciones que recoge RTVE, los responsables de la asociación Carabanchel Historia y Patrimonio explican “hay unos 500 metros de superficie que pueden esconder un yacimiento de grandes dimensiones” junto al metro de Eugenia de Montijo.

¿Quién se ocupa?

Desde esta asociación se denuncia el desinterés de las distintas administraciones por hacerse cargo del yacimiento: “A la Administración no le interesa porque el terreno pertenece al Ministerio de Interior y, tras derribar la cárcel, se planteó que el terreno fuera urbanizable; al Ayuntamiento, porque afecta al trazado de una vía que quieren urbanizar; y a la Comunidad, por el gasto que supondría”. Al menos se ha conseguido que el Colegio de Arqueólogos haya creado un grupo de expertos para estudiar el terreno.

En Vicálvaro, justo al otro lado de la capital, hay otros restos romanos importantes. Los descubrió la investigadora Alexandra Uscatescu que ha explicado que se trata de “una fundación ex novo”: eso significa que los primeros pobladores de este asentamiento, que está datado entre los siglos I y II D.C. lo hicieron a partir de la nada.

Pero, sin duda, los mayores restos del imperio romano en la Comunidad de Madrid se encuentran en Alcalá de Henares. La antigua Complutum se levantó en la época de Augusto y fue reformada hacia el año 50 cuando era emperador Claudio Nerón. Según la Dirección General de Patrimonio Cultural esa reforma “se ciñe a un formato característico del urbanismo romano, una trama ortogonal con límites discernibles de más de 50 hectáreas”.

En total, en la Comunidad de Madrid hay 533 yacimientos arqueológicos registrados

Pero, además de Alcalá, hay otros importantes vestigios romanos en otros puntos de la región como la Dehesa de la Oliva, en Patones, las calzadas romanas de Cercedilla y Galapagar, en la sierra, o el yacimiento de El Beneficio, cerca también de las montañas, en Collado Mediano. Los expertos se replantearán ahora ese origen árabe que, hasta ahora, se había dado a la capital de España.

Cultura

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios