un día antes de declarar ante el juez

¿Secuestro o fuga? Desaparece un actor francés sospechoso de asesinato

Los vecinos de Montreal-la-Cluse siempre sospecharon que el actor caído en la marginalidad era el asesino de Catherine Bargod, la cartera apuñalada en su propia oficina postal

Foto: Fotograma del actor francés Gérald Thomassin. ('Le premier venu')
Fotograma del actor francés Gérald Thomassin. ('Le premier venu')
Autor
Tiempo de lectura4 min

Las autoridades francesas investigan la misteriosa desaparición de Gérald Thomassin, de 45 años, un día antes de comparecer ante el juez en Lyon como sospechoso de un delito de asesinato. La Policía ha abierto una investigación preliminar por "secuestro" contra el actor, acusado por el crimen de una cartera desde 2013, a petición de la fiscalía de La Rochelle.

Thomassin, ganador del César a mejor actor revelación — el equivalente francés a los Óscar — en 1994 por el filme 'The little criminal', de Jacques Dillion, fue visto por última vez el pasado 28 de agosto en la estación de Rochefort. Fue su excuñado quien denunció su desaparición tres días después de dejar allí al actor, quien debía tomar un tren hacia Lyon al que nunca llegó a subirse.

Con todo, la fiscal Laurent Zuchowicz asegura al diario regional Le Progrès que aunque se ha abierto el caso como un presunto secuestro, esto no significa que el investigado haya sido realmente secuestrado, ya que, por el momento, se trata de una "investigación preliminar".

Once años atrás

El crimen por el que Thomassin fue llamado a declarar ante los juzgados ocurrió el 19 de diciembre de 2008, en la pequeña localidad de Montreal-la-Cluse, en Ain. Un vecino acudió a la oficina postal en la que trabajaba Catherine Bargod, una cartera conocida en toda la comuna. Al ver que la mujer tardaba tanto en atenderlo, el artesano que se había presentado allí para hacer unos recados accedió al interior de la oficina.

Fachada de la oficina postal ubicada en Montreal-la-Cluse, donde encontraron el cuerpo. (Google Maps)
Fachada de la oficina postal ubicada en Montreal-la-Cluse, donde encontraron el cuerpo. (Google Maps)

Allí se encontró de frente con el cuerpo sin vida de la cartera y las paredes del cuartito manchadas de sangre. Según revelaron los resultados posteriores de la autopsia, la mujer había sido apuñalada hasta en 30 ocasiones, según informó el diario francés. Además de la sangre, la gendarmería halló ADN en la escena del crimen.

Los vecinos de la zona volcaron sus sospechas en las personas con un perfil 'marginal', lo que llevó a señalar — entre otros — a un actor ya retirado que por entonces habitaba en el pueblo desde hacía un año, medio escondido y viciado por las drogas y el alcohol.

Un actor caído en la marginalidad

Thomassin era conocido entonces por su supuesta adicción a la heroína y sus polémicas reuniones con amigos en el domicilio conocido como 'la cueva' — llamada así por la presencia de una única ventana —, situada en frente de la oficina postal en la que fue hallada la víctima. Según los relatos del vecindario, el ex actor pareció obsesionarse con el asesinato que se cometió a solo 10 metros de su guarida; hablaba de ello con todo aquel que se encontrara con unas cervezas de más e incluso aseguran que lo vieron merodear en torno a la tumba de la cartera.

'La cueva' en la que el actor se reunía con su grupo de amigos, frente a la oficina posta. (Google Maps)
'La cueva' en la que el actor se reunía con su grupo de amigos, frente a la oficina posta. (Google Maps)

Todas estas hipótesis llevaron a los agentes de Policía a creer que él podría ser el asesino, por lo que procedieron a su detención. Sin embargo, los resultados de las pruebas del ADN encontrado en la escena del crimen no coincidían con el perfil genético de Thomassin, por lo que fue finalmente puesto en libertad.

Hay dos sospechosos del crimen que fueron llamados a comparecer junto al actor: un paramédico y un drogadicto

En 2013, el actor fue acusado por el asesinato de Bargod tras unas conversaciones telefónicas un poco confusas en las que el actor parecía haber confesado el crimen a su hermano. Thomassin, sin embargo, siempre defendió su inocencia y reveló que la presión pudo con él: "Iré y diré que lo maté".

No fue hasta cuatro años más tardes cuando la investigación avanzó y los resultados de ADN dieron positivo con el perfil de Mamadou D., un paramédico que admitió haber estado presente en la escena del crimen y aseguró que vio el cuerpo de la víctima pero no fue el responsable. Este sospechoso es el único que se encuentra actualmente en prisión, junto a Anthony V., un drogadicto de 33 años de la localidad que estuvo en prisión preventiva ocho meses. Ambos fueron llamados a declarar ante el juez de Lyon el pasado 29 de agosto en la cita a la que debió acudir Gérald Thomassin antes de desaparecer.

Cultura

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios