olga Tokarczuk

Incapaz de leer a Olga Tokarczuk: así afeó el ministro de Cultura polaco a la Nobel

El ministro de Cultura de Polonia, Piotr Gliński, declaró públicamente que no había sido capaz de terminar de leer ningún libro de la recién premiada

Foto: La escritora polaca Olga Tokarczuk, ganadora del Premio Nobel de Literatura (EFE)
La escritora polaca Olga Tokarczuk, ganadora del Premio Nobel de Literatura (EFE)

Lo intentó, pero nunca lo terminó. Con esas palabras manifestaba en público el ministro de Cultura de Polonia, Piotr Gliński, su incapacidad de leer alguna de las obras de una escritora aclamada en su país y cuyo nombre ya sonaba para el Premio Nobel de Literatura, antes incluso de haberlo ganado. Olga Tokarczuk ha sido una de las dos galardonadas este jueves, en una entrega doble de los premios a causa de la ausencia de premiados en 2018. Gliński, antes viceprimer ministro y ahora responsable de Cultura del país, fue invitado hace apenas unos días al programa 'Kropce nad i' de la televisión polaca, y allí mismo fue preguntado acerca de la importancia que supondría que el Nobel de Literatura se lo entregaran a la polaca.

[Libros esenciales de Olga Tokarczuk]

"Ya he dicho públicamente que era importante para mí, siempre lo es que un polaco obtenga un Premio Nobel, aunque desafortunadamente tengo problemas con estos premios, y no es algo nuevo", señalaba el responsable de Cultura y Patrimonio. La entrevistadora fue algo más allá, y le preguntó qué libros había leído de su compatriota, a lo que respondió claramente: "¿Quieres que hablemos sobre los libros de la señora Tokarczuk? Pues lo he intentado, pero nunca he terminado". Ahora, con el nombre de la polaca pasando a la historia de los Nobel de Literatura, el ministro no ha dudado en felicitar a la premiada recordando que "el éxito de un escritor polaco siempre es agradable" y que a un compatriota le entreguen un Nobel es "una prueba clara de que la cultura polaca se aprecia en todo el mundo". "En relación con el premio a Tokarczuk, el ministro de Cultura se compromete a regresar a la lectura inacabada de la ganadora del Premio Nobel".

Olga Tokarczuk, en una marcha por la igualdad (Reuters)
Olga Tokarczuk, en una marcha por la igualdad (Reuters)

Tokarczuk, de 57 años, es desde hace años una de las escritoras de más alto perfil en su país, con cuyo Gobierno actual no comulga en absoluto: frente al actual Ejecutivo en el que gobierna en solitario la ultraderecha —el partido Ley y Justicia (PiS), que ganó las elecciones de 2015 con un 37,6% de los votos—, se presenta como una feminista en lucha en un país reaccionario y patriarcal. Desde la llegada del PiS, ha aumentado una tendencia social de enarbolar la bandera a favor de una unidad nacional que deja fuera a la inmigración, llegando al punto de que el propio Ejecutivo se ha negado a aceptar las cuotas obligatorias de refugiados que se impusieron desde Bruselas tras la crisis migratoria de 2015. Pero también ha crecido la intención de control desde el Gobierno: se aprobó una ley que prohibía (y penaba con cárcel) utilizar el término 'campo de concentración polaco', y recientemente reformó el sistema judicial que, entre otros aspectos, trataba de modificar la composición del Tribunal Constitucional para asegurarse su control —razón por la cual la Comisión Europea ha llevado a Polonia a la justicia—.

En este contexto, la propia Tokarczuk se ha manifestado contraria al clima político de su país. "La televisión estatal, de la que muchos polacos reciben información, ensucia constantemente con un lenguaje agresivo y difamatorio a la posición política y a cualquiera que piense distinto al sentimiento del partido que gobierna", escribía en un artículo de opinión recientemente. Entre un Gobierno reaccionario, cuya intención es "volver a cristianizar Europa" formando a "nuevos polacos" en escuelas militares en detrimento de la educación convencional, y una escritora que defiende los derechos de los homosexuales o los animales (puso en el foco la cuestión de la caza con uno de sus libros) y la idea de que "otro mundo es posible" desde la perspectiva ecologista y atea, es comprensible que el titular de la cartera no sea capaz de terminar ninguna de sus obras.

Cultura

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios