EN EL ENTERRAMIENTO DE SAQQARA

'Plagio' en Egipto: hallan en la ciudad de los muertos momias con jeroglíficos falsos

Durante una excavación en Saqqara, un equipo internacional de arqueólogos ha descubierto una serie de momias que no se corresponden con nada descubierto hasta la fecha

Foto: Uno de los sarcófagos descubiertos en Saqqara. (FOTO: Centro Polaco de Arqueología Mediterránea)
Uno de los sarcófagos descubiertos en Saqqara. (FOTO: Centro Polaco de Arqueología Mediterránea)

Egipto es, sin ningún género de dudas, uno de los lugares más misteriosos de todos los tiempos. Su increíble cultura lo convierte en una plaza única, en la que investigar y conocer más sobre cómo vivían sus antiguos moradores. Por ello, el descubrimiento de momias pertenecientes a personajes de altísimo rango suelen ser comunes... pero lo que no suele ser tan habitual es hallar enterramientos del pueblo llano en los que, incluso, hay falsificaciones.

Eso es precisamente lo que ha encontrado un equipo de investigadores polacos, que se encontraban excavando la 'ciudad de los muertos' de Saqqara, donde se han encontrado con esta sorpresa. Liderados por el egiptólogo Kamil Kuraszkiewicz, de la Universidad de Varsovia, llevaban varios años trabajando en esta necrópolis, en las que se han descubierto grandes personalidades, pero nunca imaginaron lo que iban a encontrar por casualidad.

Era el año 2018 cuando comenzaron a excavar en una zona entre la Pirámide de Djoser y el Foso Seco. Allí, a pocos metros por debajo de la superficie, los expertos fueron capaces de hallar un nuevo enterramiento del que no tenían constancia. De la nada, apareció un importante grupo de momias mal conservadas, en ataúdes de madera rotos y embalsamadas con una serie de tratamientos muy básicos, nada que ver con el de los grandes reyes.

Tras estudiarlas, pronto descubrieron que el enterramiento no contaba con ningún tipo de ajuar funerario característico de las grandes personalidades. Era entonces el momento de tratar de saber de quién se trataba, algo que consiguieron gracias a la única inscripción que sobrevivió al paso del tiempo dibujada sobre uno de los sarcófagos... pero no por explicar quién era, sino precisamente por el estilo que desprendían los cartuchos que representan los glifos.

Y es que, cuando los científicos se prestaron a investigar qué es lo que ponían aquellas inscripciones, descubrieron que no significaban nada... porque eran inventados. O, dicho de otro modo, se trataban de burdas copias de aquellos enterramientos de grandes personalidades, donde no solo había jeroglíficos sin sentido, sino que también había representaciones de deidades realizadas con colores que no se corresponden con la norma de la época.

Por ello, llegaron a la conclusión de que se trataban de personalidades de los estratos medios y bajos de Egipto, a pesar de encontrarse en la necrópolis de Saqqara: "Aparentemente, el artesano que lo pintó no podía leer y tal vez trató de recrear algo que había visto antes. En cualquier caso, algunas de las formas pintadas no son signos jeroglíficos y el conjunto no forma un texto coherente", aseguró Kuraszkiewicz en un comunicado.

Este equipo de arqueólogos polaco consideran que se trata de un enterramiento humilde, en el que se copiaron las tradiciones y los ritos de los más poderosos. Es una de las primeras veces que se descubren las tradiciones de enterramientos de los estratos más bajos de una de las grandes civilizaciones de nuestra historia, confirmándose que era similares, pero con mucho menor poder, por lo que se recurría a un artista que fuera capaz de 'imitar' lo que se hacía con los más poderosos.

Cultura

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios