“MUCHOS IRLANDESES TIENEN SANGRE VIKINGA”

Por qué los irlandeses se salvaron de la 'extinción' gracias a la invasión vikinga

Llegaron 200 años después de que la población irlandesa hubiera empezado a disminuir y consiguieron repoblar el país

Foto: Reproducción de la llegada de los vikingos a las costas gallegas
Reproducción de la llegada de los vikingos a las costas gallegas
Autor
Tiempo de lectura2 min

Si no hubiera sido por la llegada de los vikingos hasta la isla, es probable que Irlanda no fuera lo que es hoy. Un estudio que ha llevado a cabo la Queen’s University de Belfast ha determinado que la población autóctona se había reducido por causas desconocidas alrededor del año 700 y que la llegada de los vikingos en el siglo X ayudó a recuperarla.

Los historiadores estaban convencidos, hasta ahora, de que la población irlandesa había ido creciendo gradualmente hasta la Gran Hambruna de mitad del siglo XIX. Sin embargo, el análisis de nuevas pruebas arqueológicas ha determinado que a partir del año 700 se produjo un descenso paulatino en la población, aunque no se conocen las razones.

El investigador Rowan McLaughlin asegura al 'Independent' que “millones de personas vivieron en Irlanda durante la prehistoria y los primeros tiempos cristianos. Alrededor del año 700, esta población entró misteriosamente en declive, tal vez debido a la guerra, el hambre, la peste o los disturbios políticos. Sin embargo, no hubo una causa o un acontecimiento único, ya que la disminución fue un proceso gradual".

Los vikingos, al rescate

Doscientos años después de que Irlanda comenzara a perder población llegaron los vikingos, que fueron decisivos para repoblar la isla, según McLaughlin: “Los vikingos se establecieron en Irlanda en el siglo X, durante la fase de declive y, a pesar de ser pocos en número, tuvieron más éxito que los 'nativos' en la expansión de su población. Hoy, las pruebas genéticas sugieren que muchos irlandeses tienen sangre vikinga”.

Las pruebas genéticas sugieren que muchos irlandeses tienen sangre vikinga

El estudio, que se ha publicado en el Journal of Archaeological Science, analizó decenas de restos arqueológicos descubiertos a finales del siglo XX en Irlanda. Para Emma Hannah, autora principal de la investigación, "a menudo, en arqueología, nos centramos en interpretar la evidencia de un solo sitio, pero analizar cantidades de datos de esta manera nos permite pensar a largo plazo”.

Emma Hannah comenzó la investigación durante sus estudios de doctorado, pero ahora quiere llevar su trabajo un paso más allá: “Ahora que conocemos estas tendencias generales, podemos comprender mejor los detalles de la vida cotidiana”. Cree que se pueden encontrar nuevos datos que ayuden a comprender por qué los irlandeses estuvieron a punto de extinguirse.

Cultura

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios