SALÓN DE BEBIDA fuera de escandinavia

Descubren unas ruinas en Escocia donde bebió uno de los grandes caudillos vikingos

Unas ruinas vikingas nos pueden revelar mucha información de cómo vivían (y bebían) los moradores de esa tierra allá por el siglo X

Foto: Fiesta vikinga en Catoira (Pontevedra)
Fiesta vikinga en Catoira (Pontevedra)
Autor
Tiempo de lectura2 min

Un equipo de arqueólogos acaba de descubrir lo que podría ser un salón de bebida de la época vikinga, algo que podría arrojar mucha luz sobre las costumbres de los vikingos en el siglo X, según ha informado la BBC.

Gracias a este hallazgo, localizado en las Islas Orcadas, un archipiélago ubicado al norte de Escocia, se han encontrado paredes de piedra, bancos, cerámica y un fragmento de un peine de hueso nórdico.

Al mismo tiempo, se espera que los posteriores análisis de estas piezas y del salón puedan revelarnos mucho sobre el tipo de dieta, la agricultura y las prácticas de pesca de los pobladores vikingos. Y uno de sus regulares visitantes era uno de los vikingos más ilustres.

Detalles sobre su dieta

Respecto a la sala, que podría ser de los siglos X o XII, se supone que podría servir para que bebieran las clases más altas de la sociedad vikinga. Entre ellos, el propio Sigurd el Fuerte, un popular caudillo vikingo que vivió en las Islas Orcadas durante los siglos X y XI.

Sigurd el Fuerte fue uno de los caudillos vikingos más reconocidos de la época

"Nunca se sabe, pero tal vez el propio Sigur el Fuerte se sentó en uno de los bancos de piedra dentro de la sala y bebió una jarra de cerveza", Dan Lee, co-director del proyecto de excavación.

Dicen las historias de su dinastía que Sigurd el Fuerte, conde de las Islas Orcadas, luchó con una bandera con la imagen de un cuervo tejido que había sido hecha por su madre. Ella le dijo, al tejerla, que el abanderado que la sostuviera moriría, pero que él sobreviviría. Eso finalmente resulto cierto y venció en las batallas en las que participó contra los escoceses.

Leyendas

Las Islas Orcadas pertenecieron al reino escandinavo hasta 1468, cuando pasaron a estar bajo el dominio de la corona escoces, ya que Christian I de Dinamarca las entregó a Jacobo III de Escocia como pago por la dote de su hija

Cultura

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios