se iba a celebrar del 16 al 18 de agosto

Adiós a los nuevos 3 días "de paz y música": se cancela el 50 aniversario de Woodstock

Han pasado 50 años desde que se vivió ese verano "de paz y música" en el que más de 400.000 personas asistieron a uno de los festivales más recordados de la historia

Foto: Web del Festival de Woodstock
Web del Festival de Woodstock

Los tres días de "paz y música" que se iban a vivir como conmemoración de los 50 años del festival de Woodstock, finalmente, no se celebrarán. "A pesar de todos nuestros esfuerzos y vuestro apoyo, el festival que habíamos planeado y que se iba a celebrar en el Merriweather Post Pavilion, ha sido cancelado. Agradecemos a todos los artistas, fans y socios que han estado a nuestro lado enfrentando grandes adversidades", ha anunciado el cofundador del festival de Woodstock original, Michael Lang.

Los organizadores se han visto obligados a cancelar el esperado evento solo 15 días antes de la fecha prevista para su inicio después de que se produjeran varios contratiempos y algunos de los cabezas de cartel - de la talla de Jay-Z o Santana - anularan sus conciertos previstos. Ni siquiera se habían puesto entradas a la venta a pesar de que su celebración fuera inminente pero, a pesar de los numerosos problemas que habían sufrido, los organizadores mantuvieron casi hasta el final la esperanza de que se pudiera llegar a celebrar. ¿No sucedió así en la edición original del festival en 1969?, se reconfortaban.

Pero esta vez, el cambio de última hora en la ubicación del evento ha provocado que los artistas vayan anulando progresivamente su participación. Entre ellos, históricos como John Fogerty, que actuó con Creedence Clearwater Revival en 1969, o el legendario guitarrista Santana. Con cuentagotas pero sin pausa, se han ido cayendo del cartel del festival también Jay-Z, Miley Cyrus, Thew Lumineers, The Black Keys, The Racounters, Dead & Company, Joe McDonald y John Sebastian.

"Nos entristece que una serie de contratiempos inesperados hayan hecho imposible organizar el festival que imaginábamos con el gran cartel que habíamos contratado y la interacción social que preveíamos", ha lamentado Lang.

El festival se iba a celebrar inicialmente en Watkins Glen (Nueva York) del 16 al 18 de agosto, para recordar el medio siglo de un festival que cambió el curso de la historia de la música y se convirtió en un icono de la contracultura en los años 60.

Con la promesa de reunir con el mismo espíritu de libertad a miles de personas, los organizadores del festival lucharon a contracorriente para sacar adelante un festival que supuso una de las cumbres de la era hippie. Anunciaron su cartel en marzo y cuando llegó abril - fecha programada para que se pusieran a la venta las entradas-, tuvieron que posponer el calendario porque no habían obtenido un permiso del estado de Nueva York donde se iba a celebrar.

Días después, su socio financiero, Dentsu Aegis, se retiró y canceló unilateralmente el festival, algo que Lang descartó de inmediato y ante lo que emprendió rápidamente acciones legales.

En junio, otra sombra se cernió sobre Woodstock 50 cuando la productora CID Entertainment también se retiró, otra licencia rescindió y la localidad de Watkins Glen anunció que no acogería el evento. A lo largo de julio hubo cuatro intentos infructuosos de llevarlo a la cercana ciudad de Vernon y, finalmente, Lang y sus socios se vieron forzados a trasladarlo al pabellón Merriweather en la ciudad de Columbia, en el estado de Maryland, a 563 kilómetros de su ubicación original. Y eso ha sido lo que dinamitó la paciencia de los artistas: Jay-Z anunció que se caía del cartel el pasado viernes y otros artistas le siguieron, desembocando en la cancelación total.

Lang ha detallado que todos los artistas han recibido el total de sus honorarios - que según informó en su día Billboard habían ascendido a 30 millones de dólares- y, por eso, ha animado a donar el 10 % del total de estos a HeadCount, una organización sin fines de lucro estadounidense que trabaja con músicos para promover la participación en la democracia del país o a cualquier otra organización que prefieran "en pro de la paz".

"Como todos celebrarán alrededor del mundo el 50 aniversario de Woodstock, esperamos que este momento sirva para reforzar los valores de la compasión, de la dignidad humana y de la belleza de lo diferente abrazados por nuestro festival original en 1969", ha concluido Lang.

Cultura

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios