EL MONUMENTO "MERECE SER PROTEGIDO"

Italia frena los pies a McDonald's: no habrá restaurante junto a las termas de Caracalla

El ministro de Cultura ha anunciado su decisión en un post de Facebook tras las protestas del ejecutivo municipal, contrarias a su instalación junto a las ruinas romanas del siglo III

Foto: Termas de Caracalla. (Wikimedia Commons)
Termas de Caracalla. (Wikimedia Commons)

Cuando en 1990 McDonald's abrió su primer restaurante en Rusia, hubo quien definió este acontecimiento como la mejor representación gráfica del triunfo del capitalismo sobre el comunismo que, hasta el año anterior, había representado la Unión Soviética.

Desde entonces, la cadena de comida rápida ha continuado su expansión mundial, creciendo año a año, hasta alcanzar los casi 39.000 restablecimientos en todo el mundo, según revela Statista.

Pero recientemente, la compañía ha encontrado obstáculos a su crecimiento. El gobierno italiano ha paralizado la construcción de otro de estos restaurantes, junto a las termas de Caracalla. El ministro de Cultura Alberto Bonisoli ha anunciado su decisión a través de una publicación en Facebook, tras las protestas del ejecutivo municipal, que se oponía a la instalación del restaurante en el recinto que alberga los baños romanos del siglo III d.C.

El dirigente, miembro del Movimiento Cinco Estrellas, ha reinvindicado el valor histórico del yacimiento y la necesidad de protegerlo. "Merece ser tratado bien, con dignidad, cuidado y respeto". Desde este jueves, las labores de edificación quedarán paralizadas y los 'carabineri', la policía del país, ya ha comunicado esta decisión a la empresa constructora.

Protestas contra la construcción

McDonald's tenía previsto abrir su tienda, que iba a contar con un servicio de recogida de comida en coche -el célebre McAuto-, a escasos metros de las antiguas termas, lo que había provocado la protesta de los vecinos de la zona, que temían que la construcción y la afluencia de clientes y vehículos dañasen las ruinas.

Un establecimiento de McDonald's junto al Vaticano. (EFE)
Un establecimiento de McDonald's junto al Vaticano. (EFE)

La alcaldesa de la ciudad, Virginia Raggi, del mismo partido que el ministro, ha celebrado la decisión, ya que "las maravillas de Roma -ha asegurado- deben ser protegidas".

La asociación de consumidores Codacons también se había pronunciado en contra del proyecto, "una obra -en palabras de su presidente- que habría perjudicado el paisaje del centro histórico y degradado el patrimonio cultural de Roma".

Otros casos similares

No es la primera vez que los habitantes de zonas históricas de Italia protestan contra la compañía de comida rápida. En octubre de 2017, vecinos, religiosos y comerciantes del barrio de Borgo Pio enviaron una carta al papa Francisco en la que se quejaban por la apertura de una de sus tiendas.

En 2017, vecinos, comerciantes y hasta un cardenal mandaron una carta al Papa Francisco para frenar la apertura de un McDonald's cerca del Vaticano

El cardenal Elio Sgreccia llegó a declarar que la oferta gastronómica de la cadena norteamericana dista mucho de la comida tradicional romana y solicitó al pontífice que frenase "el peligro" que suponía la inauguración del establecimiento en pleno corazón de la capital -en Borgo Pio, 93- y a escasos metros de la basílica de San Pedro. El purpurado se quejaba, además, de los olores que iba a desprender el restaurante, así como del impacto visual que iba a generar.

El McDonald's de Borgo Pio. (EFE)
El McDonald's de Borgo Pio. (EFE)

Según indicó entonces el diario 'La Reppublica', el organismo encargado de administrar las propiedades inmobiliarias del Estado del Vaticano, que había autorizado el arriendo, se embolsa 30.000 euros mensuales por el alquiler del local, de 538 metros cuadrados.

Cultura

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios