entrevista a Crystal Fighters

Crystal Fighters: la mezcla de dance y txalapartas que puso banda sonora al FIFA

La banda británica encabezará el festival 'Wave Rave', en la localidad costera de Bermeo, donde presentará su último disco

Foto: Sebastian Pringle, líder de Crystal Fighters, durante un concierto en Hungría. (EFE)
Sebastian Pringle, líder de Crystal Fighters, durante un concierto en Hungría. (EFE)

Dance progresivo y txalapartas. Una banda británica que mezcla la música electrónica con el folclore vasco. Y también son hippies. ¿Qué puede salir mal? Lo cierto es que, desde que lanzaron su primer álbum hace nueve años, Crystal Fighters no ha bajado de los escenarios españoles, donde el público indie ha acogido sus directos electrizantes. Se sienten como en casa.

Sus canciones han servido como banda sonora para anuncios y series de televisión, juegos de FIFA o películas. Sebastian Pringle, líder y vocalista, intenta explicar en una terraza del centro de Madrid a qué suena Crystal Fighters. Con los ojos redondos ante la pregunta, titubea y comienza a hablar: “Es una mezcla de músicas. Al principio, queríamos combinar música muy antigua, de tradición, con la más nueva. Así juntamos el folclore vasco y sus instrumentos, que tienen cientos de años, con sonidos electrónicos modernos. Existen muchas formas de hacerlo: a veces con más tradición, otras con un estilo ‘dance’, pero siempre intentando encontrar un punto medio”.

Sebastian Pringle, cantante de Crystal Fighters. (EFE)
Sebastian Pringle, cantante de Crystal Fighters. (EFE)

Laure Stockley, uno de los miembros originales de Crystal Fighters, tenía ascendencia vasca. Un día, limpiando su caserío, se topó con una ópera inacabada que escribió su abuelo. De ella tomaron el nombre de la banda. “"El manuscrito descolorido y la prosa profética contenida dentro rápidamente se convirtieron en una obsesión", dijo en una entrevista para The Guardian hace diez años. La relación entre la banda británica y el público español es una simbiosis: “Estamos muy agradecidos por lo que hemos recibido aquí. Supongo que nos hemos inspirado mucho en las culturas española, vasca, latina… Estamos orgullosos de formar parte de los escenarios españoles y que el público pueda reconocer en nuestras canciones melodías que les son familiares”, explica Pringle.

Su relación con la cultura vasca se materializó en la ‘Cave Rave’ el concierto que ofrecieron en las cuevas de Zugarramurdi (Navarra), hace seis años. Este 25 de julio, pasarán de la cueva a la playa con ‘Wave Rave’, en la localidad costera de Bermeo (Vizcaya). “Lo de Zugarramurdi fue una experiencia increíble, como si pertenecieramos a una cultura muy antigua que vivió allí, pero trayendo un sonido nuevo. La gente parecía feliz y ahora queremos hacer algo parecido. Celebrar la diversidad del norte de España con las bandas que apoyamos”.

Allí presentarán su cuarto disco, ‘Gaia & Friends’, un ‘mixtape’ con ritmos latinos, tribales y el sonido dance que les caracteriza. En él colaboran con los txalapartaris Ugarte Anaiak, los colombianos Bomba Estéreo, la chilena Soledad Vélez o la noruega Anna of the North. Y a pesar de las mezclas atrevidas, con las que querían representar “un viaje por el mundo”, Pringle reconoce una línea argumental en el álbum: “Supongo que el título del álbum ya quiere decir algo. Nosotros, como comunidad en un mismo planeta, tenemos más cosas que nos unen que todo lo que nos separa. Hablamos un idioma, nos preocupamos por nuestra familia, nuestros amigos…”.

El sonido positivo de Crystal Fighters esconde una afirmación más profunda, la de que el planeta es de todos. Un canto protesta, pero a su manera. “Alguna vez hemos pensado: ‘Mierda, nuestra música parece demasiado feliz, demasiado enérgica’. Pero hay diferentes lecturas de lo que decimos. Es genial escuchar a artistas comprometidos, pero a veces me resultan irritantes. Quiero pensar por mí mismo, entender el mundo y construir mi propia mirada. No quiero que me digan lo que es malo o lo que debería hacer. Nuestra música no es tanto una afirmación, sino una pregunta”.

El líder de Crystal Fighters, Sebastian Pringle. (EFE)
El líder de Crystal Fighters, Sebastian Pringle. (EFE)

Estas son las preguntas de Crystal Fighters: “¿Somos felices?, ¿somos libres?, ¿trabajamos juntos?, ¿todos vivimos bien? Los mensajes de la política actual se dirigen al tú: ‘Te ayudaremos a ti, a que seas feliz’. Pero nadie piensa en comunidad”, sentencia Pringle. Su discurso integrador, pacífico, es lo que ha provocado que muchos los identifiquen con movimiento hippie. ‘Gaia & Friends’ es el primer álbum que firman bajo el sello de Warner Music, pero no temen que la gran discográfica pueda comprometer su filosofía: “Es posible que al principio tuviéramos dudas, pero el mensaje ha permanecido intacto. La comunidad, el amor, el planeta, buenas vibraciones… Puede que tuviéramos miedo, pero nos hemos dado cuenta de que nuestra filosofía continúa, aunque nuestro sonido haya evolucionado”.

La música de Crystal Fighters no atiende a fronteras, toma melodías "de aquí y de allá" y bebe del mar de Gaia, la Madre Naturaleza. “Podemos trabajar juntos, hacer cosas juntos y respetarnos. Y también respetar el planeta, nuestro hogar. Cuando era pequeño, siempre me sorprendía viajar. Llegaba a España o a África pensando que todo iba a ser distinto a Londres. Pero, mira, aquí también hay árboles y raíces. En la naturaleza no existen fronteras reales, sólo las que nosotros creamos”.

Cultura

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios