polémica

Caos en el 80 aniversario del exilio republicano: contra reloj y sin presupuesto

Prisas por los vaivenes políticos de los últimos meses y con un dinero diluido después de que no pudieran salir adelante los Presupuestos

Foto: Homenaje en Pamplona a los republicanos asesinados en Cadreita en 1936. (EFE)
Homenaje en Pamplona a los republicanos asesinados en Cadreita en 1936. (EFE)

A contrarreloj y sin presupuesto. Así se están organizando los actos que conmemoran el 80 aniversario del exilio republicano. Prisas por los vaivenes políticos de los últimos meses y con un dinero diluido después de que no pudieran salir adelante los Presupuestos Generales del Estado que habían destinado 15 millones de euros para todo lo relacionado con la memoria histórica.

Fue en noviembre cuando se creó una comisión interministeral para la conmoración de esta efeméride. Como coordinador académico se nombró al profesor de Historia Contemporánea de la UNED, Jorge de Hoyos. El objetivo era paliar, a través de diferentes actos y actividades, la “sensación de olvido por parte de la democracia española”, de las más de 480.000 personas que tuvieron que abandonar el país debido a la Guerra Civil. Sin embargo, los trabajos no comenzaron hasta diciembre, que fue cuando desde la Dirección General de Memoria Histórica, órgano creado tras la moción de censura mediante la cual el PSOE llegó a la presidencia del Gobierno, y a cuyo frente se puso al profesor Fernando Martínez López –vicepresidente de la Comisión Interministerial del Exilio Español- se pusieron en contacto con el Grupo de Estudios del Exilio Literario (GEXEL) de la Universitat Autonoma de Barcelona, dirigido por el catedrático de Literatura y experto en el exilio, Manuel Aznar.

[Nietzsche y su hermana: la leyenda del incesto más famoso de la filosofía]

Este grupo de investigación ya había organizado diferentes actos para las conmemoraciones del 60 y del 70 aniversario, en 1999 y 2009, respectivamente. Hace veinte años organizaron una docena de congresos y hace una década llegaron a los 18. El 14 de abril del año pasado, GEXEL lanzó una propuesta de actividades a diferentes asociaciones e instituciones relacionadas con el exilio. Fue meses antes de que se constituyera el Gobierno socialista. La respuesta que obtuvieron “fue espectacular”, según comenta Aznar y comenzaron a organizar más de 60 congresos por todo el país, pero también por Francia, países latinoamericanos como México y Chile, y Rusia, ya que fueron receptores de bastantes exiliados españoles.

[Ian Gibson sobre Antonio Machado: "España no puede seguir dividida, es una locura"]

“Esto no tenía nada que ver con la política ni con la Dirección General de Memoria Histórica, pero con la moción cambia el Gobierno. El Director General [de Memoria Histórica] me llama a finales del año pasado porque sabe que nosotros estamos organizando todo esto y me plantea sumar esfuerzos. Y yo le digo que me parecía bien y hasta hoy”, comenta Aznar. Desde la DG, Jorge de Hoyos también confirma que es cierto que “son muchos los congresos y actividades que ya estaban planteados de forma independiente. Y lo que ha hecho la Comisión es recoger toda la información y ayudar a proyectarla. Que se aúnen los esfuerzos para poder dar esa visibilidad y ese reconocimiento a los exiliados”. Actos, no obstante, como el homenaje de Pedro Sánchez a Antonio Machado en Colliure y a Manuel Azaña en Montauban, fueron organizados directamente desde la Dirección General y no desde el grupo de investigación GEXEL. Todo el programa se puede ver en la web del Ministerio de Justicia.

Sin dinero

La cuestión es que en estos meses frenéticos en la política quedaron cabos sueltos, como el coste de todos estos congresos. “De momento no tenemos apoyo económico, pero hay la promesa verbal desde la Dirección General, ya que nosotros le hemos entregado este calendario para que lo sumen al suyo. Supongo que el director general corresponderá de alguna manera, porque si nosotros le entregamos esto gratis pues estamos pensando que si quiere que pongamos su logo y eso será a cambio de financiar algunos congresos”. La reunión para llegar a un acuerdo en este sentido se había cerrado para primeros de marzo, pero en estos momentos está aún por concretar la fecha, aunque desde GEXEL se espera que sea con urgencia. “La no aprobación de los presupuestos también es un obstáculo para el funcionamiento. Como todo lo que tiene que ver con la Memoria Histórica, que no tenía un presupuesto asignado en el presupuesto prorrogado”, confirma De Hoyos. Desde el Ministerio de Justicia, del que depende la Dirección General de Memoria Histórica, se ha señalado que el presupuesto saldrá de ajustes internos al presupuesto de Justicia, aunque aún no están concretados.

"Actos de este tipo se hace con casi un año de antelación y vamos contrarreloj por todas las cosas que han sucedido"

Por otro lado, pese a que ya están confirmados 62 congresos coordinados por GEXEL –y organizados por 90 instituciones, organizaciones y asociaciones y otras 15 relacionadas directamente con los exiliados o vinculadas al movimiento memorialista tanto españolas como de otros países-, todavía quedan otras instituciones, como la Residencia de Estudiantes o la Fundación Juan Negrín –según una adenda de instituciones con actividades sin concretar- que todavía no han confirmado qué actividades desearían hacer. Han sido más rápidas las asociaciones francesas. “Sí, hay muchas cosas que están todavía preparándose. Porque actos de este tipo se hace con casi un año de antelación y vamos contrarreloj por todas las cosas que han sucedido”, apostilla con cierta resignación y como académico, De Hoyos. “Los académicos estamos acostumbrados a trabajar con poco y bueno, pues veremos a ver. De hecho, tenemos programación hasta final de año y trataremos de sacarlo adelante”, añade. Aznar, por su parte, sostiene que todavía “están pensando en las fechas, pero van a hacer algo seguro, y cuando me digan el qué los incorporaremos al calendario. La mayoría son actividades, congresos, jornadas después de verano y siempre se lleva un tiempo de preparación. Muchos están pensando qué se hace al final de año”.

Francia coge ventaja

Carmen Negrín, la nieta de Juan Negrín, el presidente del Gobierno en los últimos tiempos de la II República, responde que desde la Fundación sí se ha previsto “una exposición, en principio en abril, y conferencias relacionadas con ella”. También asegura que aparte de esto, “participamos en varios eventos, como una conferencia que di en Jerez hace poco, acompañada de una exposición sobre mi abuelo que facilitó la Fundación y la proyección de Ciudadano Negrín, también habrá participación en los eventos de Alicante con el gobierno de Valencia, actos en el Sur de Francia en Co-operación con el CIIMER (Centre d'interprétation et d'investigation de la mémoire de l'Espagne républicaine), conferencia en la universidad de Tours, etc...”. No obstante, reconoce que “en Francia hay más conciencia de dónde venimos y porqué estamos aquí y hay muchos eventos en todo el país. El exilio interior tuvo que callarse, sufrieron desde el primer día y por muchos años, ese sufrimiento dejó huellas profundas. Esto se refleja un poco en las actividades aunque ha habido muchos cambios desde Zapatero, muy criticado por algunos pero no por los que nos ocupamos de promover la memoria”. Como nieta de Negrín insiste en que “la autocensura sigue funcionando en España y nunca se hará bastante en nuestra opinión, pues de alguna manera, el desarraigo siempre se lleva dentro de uno mismo”.

Es necesaria hacer esta recuperación para mostrar a los españoles precisamente lo que España perdió con el exilio

La intención, sin embargo, de todos los congresos programados es la contraria. Y que el foco no esté solo en los intelectuales. Se pretende que haya un recuerdo para las mujeres exiliadas, que supusieron en torno al 40-50% de todo el exilio, para los que fueron internados en campos de concentración, los republicanos que lucharon en el frente o los niños que también tuvieron que abandonar el país. “España tiene una deuda con el exilio republicano no solo desde el punto de vista político. Es uno de los grandes desconocidos y son víctimas de la Guerra Civil”. Mantiene De Hoyos, quien cree que “es necesaria hacer esta recuperación para mostrar a los españoles precisamente lo que España perdió con el exilio: una generación que había apostado por la modernización, una generación muy plural, tenemos anarquistas, nacionalistas catalanes, vascos, gallegos… republicanos, socialistas, comunistas… toda una pluralidad ideológica que fue perseguida en España y su memoria no fue recuperada. Teníamos una asignatura pendiente”.

Está previsto que la conmoración del 80 aniversario se cierre con un gran congreso en diciembre en la Universitat Autónoma de Barcelona que aborde el diálogo entre el exilio republicano y el interior, y que culminará con una visita Colliure para homenajear a Machado. Pero todo ello, si los tiempos lo permiten y si hay una inyección económica. La política express de las últimas fechas también tiene consecuencias.

* Este artículo está escrito por Paula Corroto, pero incluye una firma genérica porque corresponde a una periodista que hoy apoya el movimiento 8-M.

Cultura

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios