ESTRENA 'PERDIENDO EL ESTE'

Miki Esparbé, "un macarra llevado al límite"

El polefacético actor ocupa las pantallas desde que en 2015 despegara a nivel nacional con 'Perdiendo el norte'; ahora estrena su secuela y defiende abiertamente la libertad para hacer humor con todo

Foto: Miki Esparbé (Valero Rioja)
Miki Esparbé (Valero Rioja)

Un macarra llevado al límite. Así describía Miki Esparbé (Manresa, 1983) a su personaje Rafa en ‘Perdiendo el norte’. La película, dirigida por nacho G. Velilla, se estrenó en 2015, año que marcaría un antes y un después para el actor catalán. Aunque en 2012 protagonizó el galardonado cortometraje ‘Doble Check’ de Paco Caballero y en 2013 saltó a la gran pantalla catalana con ‘Barcelona noche de verano’, no fue hasta ‘Perdiendo el norte’ cuando Esparbé, gracias a sus dotes de comedia, consiguió hacerse con todas las miradas, ya a nivel nacional. Lo hizo a través de un papel secundario, el de Rafa, un personaje ingenuo y excéntrico que se hizo notar por encima de sus compañeros.

Ahora presenta ‘Perdiendo el este’, la secuela de la cinta que lo puso en el ojo público, ambientada en Hong Kong. “Solo sé decir dos cosas en chino”, asumía en su visita a El Hormiguero este martes.

Si bien muchos de sus papeles destacados nadan en la comedia, Esparbé se las arregla y saca la versatilidad necesaria para interpretar a pijos -’Requisitios para ser una persona normal’-, o perdedores -’Incidencias’-. Estas dos cintas y ‘Perdiendo el norte’ fueron estrenadas en 2015, también junto a ‘El camino más largo para volver a casa’, de Sergi Pérez; ‘Barcelona noche de invierno’, la secuela de Dani de la Orden y ‘La maniobra de Heimlich’ de Manolo Vázquez. Un año prolífico lleno de proyectos “infinitamente distintos” que le permitieron descubrir “cómo son los estrenos y las promociones de pequeñas y grandes producciones”, como dijo en una entrevista a El Confidencial.

“Soy optimista, creo que vamos a mejor, poco a poco y sin aspavientos pero vamos a mejor”, comentaba entonces respecto a la situación de la cultura española. “Obviamente, el elevado IVA cultural, el ninguneo habitual por parte de la clase política al sector cultural y los recientes casos de fraude en las ayudas no facilitan las cosas, pero la mayor parte de la industria es gente honrada que trabaja muy duro para que podamos gozar de buena salud.”

Solo un año después, en 2016, Esparbé se convertiría en protagonista de una de las películas más comentadas del año, ‘Cuerpo de élite’, escrita por Adolfo Valor y Cristóbal Garrido y que dos años después se adaptaría a formato serie para Atresmedia. En 2017, estrenó ‘Es por tu bien’, de Carlos Therón y ‘No sé decir adiós’, de Lino Escalera, y el año pasado lo hizo con ‘Las distancias’, de Elena Trapé y ‘Cuando dejes de quererme’, de Igor Legarreta. ‘Perdiendo el este’, en la que también participan Julián López, Younes Bachir, Chacha Huang, Carmen Machi, Edu Soto, o Leo Harlem, llega a las salas esta semana.

Miki Esparbé y Alexandra Jiménez en 'Las distancias' (2018)
Miki Esparbé y Alexandra Jiménez en 'Las distancias' (2018)

También director de tres cortometrajes y autor, junto a Paco Caballero y Mar Guixé, de la novela gráfica ‘Soy tu príncipe azul pero eres daltónica’, Esparbé también se ha subido a las tablas con ‘El rey tuerto’, obra alabada por la crítica y que terminó de gira por España. En una entrevista en el programa ‘Al cotxe’, de TV3, el polifacético actor señaló a su abuelo como la persona que lo metería en el mundo del teatro con nueve años. “Fue el primero que me llevó a ver una obra, ‘Westside Story’”, contó.

Aunque se licenció en Humanidades en la Universidad Pompeu Fabra de Barcelona, que desde bien pequeño ya contara chistes e hiciera imitaciones para su familia dio una pista de por dónde iban a ir los tiros: terminó formándose en interpretación en el Estudio Nancy Tuñón Jordi Oliver.

Suelo ir a cafeterías para estudiar porque en casa te distraen muchas cosas; me pongo para que no me vean y voy hablando solo

Esparbé, en esta misma entrevista, dejaba una divertida confesión sobre sus hábitos de estudio en lo que a los guiones se refiere. “Suelo ir a cafeterías para estudiar porque en casa te distraen muchas cosas, y me pongo para que no me vean y voy hablando solo. Y la gente pensará que estoy loco pero también he hecho eso de ir por la calle y hacer como que hablo por teléfono pero ir tirando texto. Hasta que me llaman de verdad”.

"Se tiene que hacer humor de todo"

Esparbé se ha posicionado en alguna ocasión respecto al humor. En una entrevista reciente con Europapress, el actor aseguraba que se tiene que poder hacer humor de todo. “En este caso, el choque cultural ofrece mucho un abanico con el que poder jugar”, explicaba acerca de ‘Perdiendo el este’. “Algunas cosas se tratan desde un punto de vista más diplomático, cómo funcionan las cosas a nivel burocrático o cultural o de creencias. Y otras son humor por humor”.

“Se tiene que poder hacer humor de todo y el criterio es subjetivo. Lo que a mí me hace gracia igual a ti no te la hace”, continuaba. “Tenemos que apostar por la libertad de expresión y parece mentira que en 2019 estemos todavía hablando de esto. Tiene que haber apertura de miras y la gente tiene que poder bromear sobre lo que quiera, esté al límite o no esté al límite. Lo que no puede ser es que exijamos a los cómicos una responsabilidad superior a la que exigimos a veces al Tribunal Supremo”.

En la nombrada entrevista en TV3, Esparbé relataba que había sacado el sentido del humor de su familia y sus amigos. “Era una manera de ver las suertes y las desgracias. Las grandes tragedias en mi casa normalmente se han acabado superando gracias al humor”.

Cultura
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios