Poemario

Fuerza y esperanza 'En un instante', el último poemario de Antonia Cortés

La poetisa y periodista ciudadrealeña publica su cuarto poemario, prologado por el cantautor Patxi Andión

Foto: Antonia Cortés ha publicado el poemario 'En un instante'. (Tomás Fernández de Moya)
Antonia Cortés ha publicado el poemario 'En un instante'. (Tomás Fernández de Moya)

Dice Patxi Andión que "la poesía es urgencia, pero a la poesía nunca se llega tarde". "Yo creo que Antonia Cortés es un milagro anunciado. Es un milagro que ya se sabía, sobre todo porque su empeño de vida es sólo computable al hálito de su poesía, a lo que sus versos terminan respirando", define Andión, autor del prólogo de 'En un instante' (2018, Huerga y Fierro), el cuarto poemario de esta poetisa ciudarrealeña, que compatibiliza su trabajo de periodista con la escritura. En la portada, una mujer de rojo pintada por el artista Andrei Sandu Zanfir. Debajo, cuarenta y nueve poemas y cuatro textos en prosa que no han nacido encerrados en un espacio de tiempo ni en un tema específico, sino de la necesidad de la autora de verterse sobre el papel. Para Cortés la poesía es “un refugio” y la publicación de sus poemas una feliz consecuencia. De su nuevo poemario la autora quiere destacar la esperanza y la fuerza que exuda, para animar al lector a que pase lo que pase siempre mire hacia delante.

Portada de 'En un instante'
Portada de 'En un instante'

"Son versos en los que hay búsqueda, ausencia, hay pérdida, hay nostalgia, hay pronósticos, hay futuro, hay desamor y, en definitiva hay mucho desgarro. Pero también hay fuerza y ternura, hay manos que se tienden, hay amor, hay olor a tierra, a frescura, a lumbre. Y hay recuerdos. Y, sobre todo, hay versos que, para cuando caes, lo que te invitan es a que te levantes y a que avances", explicó la autora en la presentación de su libro, prologado por Andión. "Yo lo que quiero es que reflexionemos sobre cómo la vida puede cambiar en un instante. Y eso es para que la vivamos intensamente, porque en los momentos malos normalmente llegan solos y cuando menos te lo esperas, pero los buenos los podemos ir construyendo nosotros". Por ello cita a Walt Whitman al inicio de su poemario: "no permitas que la vida te pase a ti sin que la vivas".

El poeta Antonio M. Figueras fue quien primero le pidió a Cortés sus poemas como enlace con la editorial Huerga y Fierro. "Me dijo que quería mostrarnos el manuscrito de una buena poeta y justo en la Feria del Libro —algo que ahora no es muy habitual— nos lo trajo ella misma. [...] Esa madurez como poeta y ese buen hacer fue lo primero que percibimos”, admitió la editora Charo Fierro.

Cortés abre 'En un instante' con un pronóstico: "Los papeles en la mano se llenan de gotas como las que resbalan por un cristal. Respiras el aire que no sientes porque lo que ha de venir está escrito. Y comprendes que empieza la lucha, lucha y lucha, y que sabes que tienes que ganar". En las páginas de su poemario hay temas recurrentes, como el amor y la pérdida. También hay desolación: "Refugio indefenso que engaña a las mentes que necesitan ser engañadas. Oscuridad profunda en el camino de la incertidumbre. Quiebra la palabra dada y espanta la maldad innecesaria que clama venganza. Víctimas del desamor en el origen de la nada. Elegidos sin traición por la casualidad que desarma y te desnuda sin calma. ¿Por qué? Qué absurda pregunta. En la irrealidad de la sensibilidad nada importa cuando lo que importa es nada", versa el poema 'Nada'.

Esa madurez como poeta y ese buen hacer fue lo primero que percibimos”, admitió la editora Charo Fierro

Y si en su segundo poemario, ‘Un reto al olvido’, Cortés reflexionó sobre la Guerra de Yugoslavia, donde intentó transmitir la dificultad de olvidar, pero a la vez la necesidad de hacerlo para seguir avanzando. Ahora, los tiempos mandan, y el conflicto bélico es otro. "Yo siempre cuento que unos días antes de empezar la guerra en Siria, una amiga mía de Ciudad Real visitó ese país. Y sólo una semana después, el país ya no existía. Entonces escribí un poema sobre aquello, al que llamé ‘Destrucción' [incluido 'En un instante']”.

"La destrucción acapara el horizonte no se divisa más allá de esas ruinas que produjeron las bombas, las que se acomodan en el interior de los hogares muertos. Los ayeres repletos de árboles cubiertos de color, de canciones alegres y risas adolescentes mueren secos, envenenados de un odio que se expande como las epidemias. Días tan negros como las noches gélidas calles imaginarias donde se esfuma la esperanza donde la vida agoniza, sin aire, sin versos al atardecer, sin un papel donde escribir el futuro. La ciudad, el país, sus gentes, conviven con la muerte y el dolor incrédulos ante esta destrucción que avanza y avanza…", escribe Cortés.

Hace nueve años que Antonia Cortés presentó su anterior poemario ‘El día que callamos las palabras’, prologado por Luis Alberto de Cuenca. El tercero tras ‘La mirada de la luna’ y ‘Un reto al olvido’. Nueve años de ir acumulando versos y momentos para volver con fuerza. "Coge su lista de deseos escrita hace unas seis semanas, cuando un año acababa y llegaba otro lleno de planes y proyectos. Lee despacio, uno a uno, hasta contar doce. Doce meses y doce sueños, los que espera ir cumpliendo en este 2018", comienza 'La luz del futuro'. La mirada alta y siempre al frente.

* La fotografía de apertura pertenece a Tomás Fernández de Moya

Cultura

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios