Niños, esperma y 'troleo' a Universal: detrás de la cinta más "oscura" de los Monty Python
  1. Cultura
UN CLÁSICO DE CULTO

Niños, esperma y 'troleo' a Universal: detrás de la cinta más "oscura" de los Monty Python

‘El sentido de la vida’, que se estrenó hace 36 años, aterriza ahora en Netflix; la película, cómo no, fue polémica en su estreno y cuenta con divertidas anécdotas y secretos de rodaje

Foto: El 'sketch' de Mr. Creosote, uno de los más míticos, con Terry Jones y John Cleese.
El 'sketch' de Mr. Creosote, uno de los más míticos, con Terry Jones y John Cleese.

Hay algo en lo que se diferencia enormemente el tercer largometraje de los Monty Python de los otros dos. No es solo que ‘El sentido de la vida’ (1983) se conformara con un conjunto de 'sketches' mientras que ’La vida de Brian’ y ‘Los caballeros de la mesa cuadrada’ fueran películas con un hilo narrativo convencional. A la producción de 1983 le distingue algo mucho más importante: esta vez había dinero.

“La cantidad de sopa que usamos en la secuencia del vómito solo fue posible porque estábamos con Universal”, contó Michael Palin en el artículo "How we made Monty Python’s The Meaning of Life" en 'The Guardian'. A Terry Jones, por cierto, se le ocurrió este 'sketch' cuando vio a Palin salir del cuarto de baño.

“Una mañana después de la escena final, en la que Mr. Creosote explota y miles de galones de vómito se quedan en las paredes, dejamos la habitación inmaculada. Y, 12 horas después, dos personas se casaron allí. Me pregunto si alguna vez supieron lo que pasó horas antes”.

Aunque este vez el dinero ya no era una preocupación, los Python tomaron precauciones: durante la guerra de comida que supuso este festival de lo escatológico, procuraron no tirar nada a los extras que portaban mejores trajes. El resultado fue tan brillante que les brindó el premio especial del jurado en Cannes en el 83. Según Cleese, Orson Welles, miembro del jurado del certamen, se sintió muy identificado con el personaje. Que cada uno deje volar su imaginación como quiera.

‘El sentido de la vida’, ya película de culto del grupo formado por John Cleese, Graham Chapman, Eric Idle, Michael Palin, Terry Jones y Terry Gilliam, ha aterrizado en Netflix para deleite de sus seguidores. La historia de ‘El sentido de la vida’, un recorrido a través de las etapas de la vida humana, se construye a través de una estructura de 'sketches', reminiscencia del ‘Flying Circus’. Desde las clásicas burlas a la burocracia del grupo cómico hasta la religión o a lo absurdo en general entre bromas sexuales y números musicales. El resultado es uno de los trabajos más “oscuros” del grupo británico y uno de los más divertidos, aunque Palin asegura que la estructura no estaba para nada clara. “Al final dijimos, bueno, qué demonios, tenemos un montón de buen material, vamos a darle la estructura más cutre que haya: el significado de la vida”.

Las negociaciones con Universal Pictures, sin embargo, no comenzaron con un guion, tal y como les pidió el estudio. “Si nosotros no sabíamos cómo hacer una película de los Monty Python, a buenas horan iban a saber ellos”, comentó Eric Idle, que decidió jugársela a Universal. En lugar de un guion, el grupo envió una memoria del presupuesto acompañada de un poema que resumía la película. Visto el resultado, el estudio no se tomó a mal que los Python quisieran demostrar sus dotes líricas.

Dijimos, qué demonios, tenemos un montón de buen material, vamos a darle la estructura más cutre que haya: el significado de la vida

Durante la concepción de la película, en Jamaica, Terry Jones —que también hacía las veces de director— recibió una llamada de Douglas Adams, autor de la imprescindible ‘Guía del autoestopista galáctico’: estaba escribiendo un libro cuyo título era extremadamente similar al de la película de los Python, ‘The meaning of Liff’. Aquí se esconde uno de los secretos de los títulos de crédito: una tumba en la que puede leerse ‘The meaning of Liff’, hasta que cae un trueno y cambia la 'F' por una 'E'. John Lloyd, coautor del libro, aseguró después que Adams le dio ese título a propósito para que la gente creyera que estaba relacionado con la película de los Python.

Esperma sagrado y para todos los públicos

"Todo esperma es sagrado

Todo esperma es bueno

Todo esperma es necesario

En tu vecindario"

‘Educación sexual’ seguramente es uno de los 'sketches' más controvertidos: John Cleese se enfunda en un traje de profesor y se pasea por un aula de jóvenes estudiantes hablando abiertamente de las relaciones sexuales o del clítoris. Más tarde, aparece una cama en mitad del aula y una mujer para que el profesor demuestre de forma práctica los conocimientos que quiere transmitir. Suena turbio, pero, durante el rodaje de esta escena, las mentes de los actores que encarnaban a los estudiantes no fueron corrompidas. “Tuvo que grabarse sin ningún niño presente”, rememora Palin. “De hecho, me hubiera gustado que se hubiera filmado sin ningún adulto tampoco”.

placeholder 'Every sperm is sacred', una de las mejores canciones de los Monty Python.
'Every sperm is sacred', una de las mejores canciones de los Monty Python.

Algo similar ocurrió durante la grabación del número musical ‘Todo esperma es sagrado’, uno de los 'hits' de la cinta en forma de sátira de las enseñanzas católicas sobre la reproducción. “Teníamos que tener cuidado con los niños”, explica Palin. Si bien el resultado final es un baile comunitario cantando las delicias del semen y la vida, durante el rodaje se cambiaron algunas palabras y se doblaron después para que los niños no tuvieran que oírlas. De hecho, en la película, Terry Jones dice delante de ellos 'cock' (pene) pero en el momento de grabarlo, en realidad dijo 'sock' (calcetín). Luego se cambió en posproducción. “Los niños o estaban totalmente desconcertados o entendían perfectamente lo que de verdad estaba pasando”.

Los niños o estaban totalmente desconcertados o entendían perfectamente lo que de verdad estaba pasando

Junto a esta de temática sexual, destaca otra composición de la cinta, ‘Galaxy Song’, interpretada por el fantástico Eric Idle que, enfundado en un traje rosa, surge de un frigorífico para cantar sobre lo insignificante de la vida humana y arrojar datos precisos sobre la expansión del universo. No en vano, para Michael Palin, la banda sonora de ‘El sentido de la vida’ es la mejor de todas las películas de los Monty Python.

La película, para variar, fue censurada en Irlanda, al igual que ‘La vida de Brian’ en su momento. Fue la última cinta en la que aparecieron los Python al completo, aunque siguieron en contacto años después y colaboraron en trabajos puntuales, como ‘Un pez llamado Wanda’ o ‘Brazil’.

Monty Python Netflix Películas Cine
El redactor recomienda