Muere Jonas Mekas, icono del cine experimental y la contracultura
  1. Cultura
a los 96 años

Muere Jonas Mekas, icono del cine experimental y la contracultura

El cineasta nacido en lituania en 1922 ha muerto en su casa de Nueva York a los 96 años

Foto: Jonas Mekas en una imagen de archivo de 2010. (Efe)
Jonas Mekas en una imagen de archivo de 2010. (Efe)

Cineasta de culto, poeta visual, autor de videodiarios, de correspondencias fílmicas; el director lituano Jonas Mekas ha muerto esta madrugada en Nueva York a los 96 años, según ha informado la distribuidora Potemkine. "Queridos amigos, Jonas ha muerto esta mañana tranquilo y en paz", ha anunciado la cuenta de Instagram de Anthology Film Archives. "Lo ha hecho en casa y rodeado de su familia. Le echaremos mucho de menos pero su luz seguirá brillando".

Desde que rodó su primera película en 1961 y hasta hace apenas cinco años, Mekas ha dirigido medio centenar de piezas, entre largometrajes, videoarte, documentales y cortos. Hace apenas dos años, el cofundador del Anthology Film Archive de Nueva York —el mayor archivo de cine experimental del mundo— y de la cooperativa The Filmmakers visitó el festival Madrileño de independiente Filmadrid.

Sus obras más importantes incluyen largometrajes como 'Guns of the Trees' (1962), diarios como 'Walden' (1969), 'Lost, Lost, Lost' (1976), 'Recuerdos de un viaje a Lituania' (1971-1972) o sus videocorrespondencias con el cineasta barcelonés José Luis Guerin (2011). En 2007, Mekas rodó 365 cortometrajes, uno para cada día del año, que fue publicando diariamente en su página web, como una muestra de su interés por las nuevas posibilidades técnicas y narrativas del cine. Precisamente en su web, www.jonasmekas.com, pueden recuperarse gran parte de sus diarios fílmicos hasta noviembre de 2018.

placeholder El director en una foto de 2010. (Efe)
El director en una foto de 2010. (Efe)

La trayectoria vital y profesional de Mekas estuvo muy ligada a su hermano Adolfas —fallecido en 2011 y también cineasta—: antes de la Segunda Guerra Mundial abrió junto a él un teatro y en 1944, durante la ocupación nazi de Lituania, ambos formaron parte de la resistencia clandestina y editan un boletín clandestino. Juntos huyeron del país en dirección a Viena, aunque a mitad de camino las autoridades nazis los detuvieron y los encerraron en el campo de prisioneros de Elmshorm, cerca de Hamburgo (Alemania). Tras el fin de la guerra, los hermanos Mekas vagaron de un campamento de refugiados a otro, hasta que acabaron en Chicago en 1949, donde les ofrecieron trabajo como panaderos.

Jonas Mekas y su hermano Aldolfas huyeron de Lituania durante la ocupación nazi y acabaron en un campo de prisioneros alemán

Sin embargo, sun inquietudes artísticas llevaron a Jonas Mekas a comprarse una cámara de 16 milímetros al poco tiempo de llegar a Estados Unidos, con la que empezó a registrar su día a día íntimo, el primer paso antes de convertirse en una de las figuras de la vanguardia del cine más respetadas y reconocidas. Mekas utiliza metraje rodado por él mismo y experimenta con él independientemente del tiempo, del material o del formato. En 'Mientras avanzaba azarosamente vi fugaces destellos de belleza' (2001), Mekas utilizó material que había rodado a lo largo de 50 años. A lo largo de su carrera, Mekas entró en contacto con artistas como Andy Warhol, Yoko Ono, John Lennon o Salvador Dalí.

La oda a Yoko Ono de Jonas Mekas

En 1955, de nuevo junto a su hermano Adolfas, publicó el primer número de la revista 'Film Culture', más adelante especializada en cine de vanguardia, que se mantuvo activa hasta 1996, llegando a publicar hasta 79 números. Fua a principios de los años 60 cuando Mekas fundó su cooperativa de cineastas y la cinemateca de cine experimental. Trabajó incansablemente por crear y preservar un tipo de cine que habitualmente está más desatendido tanto por la industria como por las instituciones. También son muy conocidos —sobre todo por los estudiantes de escuelas de cine— sus consejos para convertirse en cineasta experimental. Entre ellos: "Del mismo modo que la lectura de otros poetas es la mejor enseñanza para un joven poeta, en el cine la mejor escuela para un cineasta es ver películas, clásicas y modernas, ambas, de todas las ramas del árbol del cine. Y consigue conocer otros a jóvenes con las mismas inquietudes".

La necesidad, no la habilidad, es el verdadero camino que hay que seguir en la vida y en nuestro trabajo

"Es difícil describir sus películas, pues su cine no se encuentra en las palabras sino en los ojos. Es un realizador de ficción construida a partir de momentos reales que portan una verdad sobre sí mismo. Un documentalista de la melancolía existente en la belleza del instante pasado; y a la vez un testigo real de las imágenes del futuro que comparte satisfecho con el espectador, que lo acompaña en un visionario poético del registro que Mekas produjo solitariamente por sus andanzas sin destino", definió la crítica portuguesa Sura Guimaraes.

"Es importante entender que lo que yo hago no es artístico", definió Mekas. "Soy sólo un cineasta. Vivo como vivo y hago lo que hago, que es grabar momentos de mi vida mientras la vivo. Y lo hago porque me obligo a ello. La necesidad, no la habilidad, es el verdadero camino que hay que seguir en nuestra vida y en nuestro trabajo".

Cine Cine de autor
El redactor recomienda