Y VA A IR A POR ÉL

Aquí está el oro de Napoleón: un historiador descubre el tesoro que robó a los rusos

El historiador ruso Viacheslav Ryzhkov asegura haber encontrado el lugar exacto en el que Napoleón escondió el legendario tesoro después de abandonar Rusia

Foto: Napoleón con sus tropas en una Moscú en llamas, óleo sobre lienzo de Viktor Mazurovsky.
Napoleón con sus tropas en una Moscú en llamas, óleo sobre lienzo de Viktor Mazurovsky.

Una de las leyendas que rodean a Napoleón tiene como protagonista un enorme tesoro que contendría lingotes de oro, cañones, joyas y armaduras. Un tesoro que el emperador robó al saquear los palacios e iglesias de Moscú durante su retirada en 1812 y que ocultó en un lugar secreto. Ahora, un historiador asegura saber su paradero exacto.

Según la publicación 'IFL Science', el historiador ruso Viacheslav Ryzhkov ha descubierto dónde está enterrado: Napoleón, siguiendo la teoría de Ryzhkov, habría escondido el tesoro en el fondo del lago Bolshaya Rutavech, un lago cercano a la ciudad de Rudnya. Como explica 'IFL Science', algunas teorías previas habían sugerido que el tesoro fue enterrado por los soldados mientras regresaban a Francia. Otras sí que localizaban el tesoro en un lago, pero en uno diferente, el Semlevskaya. Ryzhkov asegura que Napoleón hizo creer a los rusos que llevaba el oro robado a este lago para engañarles.

'La retirada de Napoleón de Rusia', óleo sobre lienzo realizado por Adolph Northen.
'La retirada de Napoleón de Rusia', óleo sobre lienzo realizado por Adolph Northen.

¿Y qué fue lo que robó Napoleón durante aquel saqueo? Según se cree, además de las 80 toneladas de oro o las joyas, Napoleón se habría llevado también consigo una enorme cruz que habría pertenecido a Iván el Terrible. Según la teoría de Ryzhkov, todo ello descansaría en el fondo del lago Bolshaya, que, como recoge la publicación, registró una concentración muy alta de iones de plata tras un análisis químico en 1989.

“Napoleón no arrojó las joyas al lago en barriles, habría sido demasiado simple”, continúa explicando Ryzhkov, esta vez al periódico ruso 'Moskovskij Komsomolets'. “Ordenó esconderlas y enterrarlas en el fondo del lago”. Así, el historiador cuenta que Napoleón y sus soldados construyeron una cripta en medio del lago, así como un dique temporal previo que les habría facilitado su construcción.

Napoleón no arrojó las joyas al lago en barriles, habría sido demasiado simple

Sin embargo, la teoría de Ryzhkov cuenta con algunos detractores, como el cazador de tesoros profesional Vladimir Poryvayev, que asegura que todo es ficción. “Durante siglos, los historiadores han documentado los progresos diarios de Napoleón durante la campaña rusa. Es completamente improbable que pudiera abandonar su ejército y largarse con un ‘tren de oro’ de 400 carros”.

Ryzhkov, por su parte, está convencido de que será capaz de encontrar el tesoro “con ayuda de expertos y un poco de tecnología”.

Cultura

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
14 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios