sustituye a darío villanueva

Santiago Muñoz Machado será el nuevo director de la RAE

La Real Academia Española ya tiene quien la dirija: Santiago Muñoz Machado, que ha ganado a Juan Luis Cebrián en la votación a puerta cerrada

Foto: Santiago Muñoz Machado. (EFE)
Santiago Muñoz Machado. (EFE)
Autor
Tags
Tiempo de lectura4 min

La Real Academia Española ya tiene quien la dirija y su nombre es... Santiago Muñoz Machado. Tras el inesperado adiós de Darío Villanueva y después de la fallida primera votación, el pasado 13 de diciembre, en la que ningún académico consiguió la mayoría absoluta, se llegó a esta segunda en la que eran necesarios tres cuartos para la elección. En buena posición llegaron Santiago Muñoz Machado —fue quien consiguió más votos en la primera y ha ganado este jueves—, Juan Luis Cebrián y José Antonio Pascual. Los dos primeros se habían postulado de forma oficiosa para el cargo. De ellos se destacaba su labor empresarial o al frente de un bufete jurídico y sus relaciones con América Latina. Pero Cebrián no pudo batir a su compañero de sillón. Sin embargo, hasta última hora no era fácil conocer el resultado. Como dice el académico Manuel Gutiérrez Aragón, “elegir al director de la RAE es como la votación del Papa”.

“Es orgullo y honor enorme el haberme elegido como director de una institución tricentenaria, es lo más importante de nuestra cultura por la importancia de sus fines y la repercusión de lo que hace en todo el universo del español en el mundo”, manifestó Muñoz Machado en sus primeras palabas ante la prensa. Acto seguido, señaló sus agradecimientos “a los que me han votado y a los que haré lo imposible para convencerles de que puedo cumplir las funciones de la Academia”. También destacó que la votación había sido “muy cordial” y que el primero en felicitarle fue Cebrián.

Después, aunque no desentrañó cuál será su programa de trabajo, sí recalcó que uno de los primeros retos es “responder a esos famosos problemas de carácter económico, que requieren atención por parte del Gobierno de la nación, y que creo que nos la va a prestar”. Y añadió: “El Estado tiene que ser riguroso para que la Academia tenga las garantías económicas”. En este sentido, hizo hincapié en que, en principio, mantendrá “a la totalidad del personal de la Academia”, que son más de 80 empleados, “pero hay que verificar que todo el personal es absolutamente imprescindible. El número de personal que tiene depende de los recursos económicos”.

De hecho, en los últimos años, la institución ha perdido hasta un 60% de la asignación del Estado y sus diccionarios han dejado de venderse. De los 400.000 ejemplares que se vendían en la década de los 2000, ahora se tiene que regalar buena parte de la tirada —hasta 50.000 ejemplares de la edición de 2014—. Las consultas de las palabras se hacen en su página web, alcanzándose hasta las 60 millones mensuales. Tampoco le es fácil a la RAE conseguir financiación a través de patrocinios. El diccionario 'online' lo patrocinó durante un trienio la Obra Social la Caixa, que aportó alrededor de un millón de euros desde 2015. Otro de los grandes aliados fue Inditex, que patrocinó la 'Ortografía de la lengua española' en 2010 y la 'Ortografía básica de la lengua española' en 2012. También fue la ropa gallega la que salvó el 'Diccionario histórico'. La empresa de Amancio Ortega dio 1,7 millones de euros prorrogables a cinco años.

Informe sobre lenguaje inclusivo

Otro de los asuntos que Muñoz Machado tiene inmediatamente sobre la mesa es el informe sobre el lenguaje inclusivo en la Constitución que solicitó la vicepresidenta, Carmen Calvo. “Está bastante avanzado. Ignacio Bosque, Pedro Álvarez de Miranda y Paz Battaner ya lo han hecho y es de extraordinaria calidad técnica, aunque yo no lo conozco de momento”, aseguró. Probablemente se haga público a partir del 10 de enero cuando llegue al pleno de la Academia y después se traslade a la vicepresidenta.

Por último, Muñoz Machado manifestó que se implicaría en impulsar la edición digital del nuevo diccionario.

Santiago Muñoz Machado (Pozoblanco, Córdoba, 1949) es jurista y fue elegido académico en 2013. Este año consiguió el Premio Nacional de Historia con 'Hablamos la misma lengua. Historia política del español en América'. No era su primer galardón nacional, puesto que en 2013 obtuvo el de ensayo con 'Informe sobre España. Repensar el estado o destruirlo'. También había colaborado para la RAE en el 'Diccionario del español jurídico' y el 'Diccionario panhispánico del español jurídico'. Su discurso de entrada en la Academia se tituló 'Los itinerarios de la libertad de palabra', que fue respondido por José Manuel Sánchez Ron.

En esta votación, también fue elegida Paz Battaner como vocal primera de la Academia.

Cultura

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios