música

La guerra del reguetón en Venezuela: el 'perreo' contra Maduro

Estrellas del reguetón contra el chavismo: “Recibimos demasiadas amenazas”: Maduro sufre el rechazo de los reyes del ‘perreo’ de su país

Foto: El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro (EFE)
El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro (EFE)

Plaza de Huertas, Madrid. Salón privado del hotel Me, conocido como “el de los toreros”. Estoy hablando con Ricky y Mau, dos nombres que quizá no les digan mucho, pero que seguramente han bailado. Hablamos de los autores de 'Sin pijama', la canción de Becky G y Natti Natasha que terminó como la más escuchada del pasado verano en Spotify España. Vienen de triunfar en una fiesta de Coca-Cola en el Palacio de los Deportes, donde los adolescentes cantaban sus éxitos a voz en cuello. Empezamos a hablar de su corta y exitosa carrera, pero la charla gira muy pronto hacia la situación política de su país, Venezuela. “En la puerta del hotel hemos encontrado una chica que había llegado justo hoy de Caracas y nos ha pedido un autógrafo. Estaba de paso por Madrid porque va a vivir a Irlanda. Es todo muy triste. Hay que agradecer la acogida de tantos compatriotas por vuestro país. Otros venezolanos no tienen tanto dinero y cruzan la frontera a pie”, recuerda Mau.

El dúo lleva cinco años sin pisar su país, aunque no exista un veto o censura explícita. “El problema es que nuestra opinión es demasiado pública. Recibimos demasiadas amenazas de lo que va a pasar si volvemos. Eso no es nada chévere. Conocemos muchos amigos artistas cuyo principal público está en Venezuela, pero se han ido a vivir a Estados Unidos. Les llegan ofertas de nuestro país, pero no se atreven a aceptarlas, ya que muchas veces no saben quién las emite ni con qué motivos”, lamenta Ricky.

Familias que no se hablan

En favor de su relato, tienen el caso de Nacho, miembro del dúo superventas Chino & Nacho. “Él regreso y le quitaron el pasaporte. Lo pasó muy mal. Nuestro padre, el cantante Ricardo Montaner, también está en una situación parecida, no puede confiar en que vaya a ser respetada su seguridad si regresa”, lamenta Mau. El pasaporte de Miguel Ignacio Mendoza, alías Nacho, fue anulado en febrero de 2016 tras participar en una acto de apoyo al opositor Leopoldo López.

El cantante se mostró entonces molesto por "los problemas con mi pasaporte”, que describió con ironía como “una casualidad”. Tras la invalidación, añadió en su cuenta de Instagram que "no voy a poder salir del país, pero la lucha es desde aquí. Ahora me quedo en Venezuela pa' darles más duro, hasta con el tobo pa' que se terminen de ir", en alusión al gobierno del presidente Nicolás Maduro, a quien cuestiona implacablemente. “Tobo” es una palabra que designa un cubo o balde.

Petición presidencial

La tensión entre los reguetoneros más populares y el gobierno puede parecer una anécdota, pero se toma como cuestión de estado. El propio presidente, Nicolás Maduro, usó una aparición televisiva en diciembre 2016 para seducir a Chino & Nacho, que habían abandonado el país para obtener la nacionalidad colombiana. Exhibieron sus nuevos documentos (https://www.buenamusica.com/noticias/chino-y-nacho-tienen-nacionalidad-colombiana) tras un concierto en Barranquilla.

La tensión entre los reguetoneros más populares y el gobierno puede parecer una anécdota, pero se toma como cuestión de estado

Estas fueron las palabras de Maduro en la televisión nacional: “Vuelvan y sean venezolanos. Si tengo que perdonarlos de algo, los perdono, pero vengan a cantar su musiquita que a la gente le gusta”, ofreció. “Yo les tengo cariño. Chino y Nacho son víctimas de un proceso de presiones. Les mando un beso. Yo les quiero. Vuelvan a Venezuela, sean venezolanos”, insistió ante su audiencia.

El llamamiento no les ablandó: Nacho viajó de vuelta en 2017, pero para participar en una marcha contra el gobierno, donde fue alcanzado por un bote de gases lacrimógenos. Su regreso no solventó sus problemas burocráticos. “Sería muy egoísta de mi parte tener un diálogo con él (Maduro) y pedirle mi pasaporte nada más. Si lo tuviera, le pediría que hiciera todo lo posible, dentro de lo que pueda su corazón, para solucionar la crisis venezolana. Antes que mi pasaporte, prefiero que le den comida y medicamentos a la gente, o que arreglen los hospitales. Si no quiere ver la realidad, yo se la haría ver”, declaró en una entrevista.

Maduro, “ese burro”

El reguetón es vulgar para ambos. Y es por ello que se desvelan las élites

El gesto más visible de la élite del reguetón contra Maduro fue la canción “Dime”, colaboración de estrellas globales como Bad Bunny, J.Balvin, De la Ghetto y Arcángel. La letra incluye el verso “tiene la actitud de Maduro, pues quédate con ese burro". Esta rima la canta Balvin, mientras muestra el dedo índice a la cámara, un mensaje de significado universal. Ese fragmento del vídeclip círculo profusamente por las redes bajo el título “Fuck U Maburro”.

La última andanada contra el gobierno la dio el propio Nacho el pasado septiembre, con un freestyle -improvisación rapera- donde calificaba a la cúpula chavista de “delincuentes”, “asesinos insolentes” y “el peor referente de nuestra sociedad”. Pueden escucharlo en el siguiente enlace.

En Venezuela, el ascenso del reguetón fue acogido con desagrado por las clases dirigentes, tanto las de izquierda como las de derecha. Lo explica el sociólogo Ociel Alí López en el libro ‘!Dale más gasolina¡ Chavismo, sifrinismo y democracia’ (2015). Citamos unas líneas como ejemplo: “Todos acuerdan en el discurso anti-reguetón. El reguetón es vulgar para ambos. Y es por ello que se desvelan las élites. Porque la crítica a la vulgaridad se hace en el mismo sentido como podría denunciarla una vieja mantuana (blanca criolla) en la Colonia, que ve a las negras meneando la cadera, bailando tambor, descalzas y semidesnudas. Es el mismo ritmo negro y es la misma vetusta criminalización de las clases altas, ahora por la vía de una izquierda tan moralista como acomodada”, denuncia.

Poco ha poco, ambos bandos políticos ese han dado cuenta de la potencia y tirón popular del género. Maduro sigue intentando seducir a los reguetoneros, por ejemplo con el gesto de bailar este ritmo en el inicio de su última campaña electoral. A pesar de todo, parece claro que la derecha opositora va en cabeza de la carrera por ganarse las simpatías de las estrellas del ‘perreo’.

Cultura

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios