48 días en la calle esperando a Malú: su club de fans se quedó tirado en Málaga
  1. Cultura
"La prioridad es su salud"

48 días en la calle esperando a Malú: su club de fans se quedó tirado en Málaga

Marina y otras 40 personas estuvieron acampados en las inmediaciones del Palacio de los Deportes Martín Carpena durante 48 días antes del accidente de la cantante

placeholder Foto: Tres seguidores de Malú haciendo cola en los alrededores del Palacio de los Deportes de Málaga. (Marina Jiménez)
Tres seguidores de Malú haciendo cola en los alrededores del Palacio de los Deportes de Málaga. (Marina Jiménez)

Malú no tocará el próximo viernes en Málaga. La cantante anunció la cancelación del arranque de su gira en la ciudad andaluza el pasado lunes tras informar en sus redes sociales de que había sufrido una grave lesión en los ligamentos del tobillo izquierdo cuando trabajaba en los ensayos generales de su próxima gira, 'Oxígeno Tour'.

El anuncio fue un jarro de agua fría para sus seguidores. Las redes sociales de la artista se llenaron en pocos minutos de lamentos por las cancelaciones, que también afectaron a los conciertos de Valencia, Murcia y Bilbao; y aunque también de alguna crítica por el tono que la cantante empleó para dar la noticia; sobre todo de mensajes de apoyo y solidaridad. La mayoría de sus fans lo vio claro desde el principio: la salud de Malú es lo primero.

Ver esta publicación en Instagram

Mi gente tengo algo q contaros (Vídeo completo en IGTV)

Una publicación compartida de Malú (@_maluoficial_) el

Sin embargo el chasco no fue el mismo para todos. Aunque la cantante se mostró muy entristecida en su comunicado público, la suspensión del concierto de Málaga también dejó afligidos a un gurpo de fieles seguidores pertenecientes club de fans oficial de la cantante que llevaban, hasta el día del anuncio, 48 días acampados en las inmediaciones del Palacio de los Deportes Martín Carpena de Málaga.

"Para mi fue un palo muy duro porque no me lo esperaba", explica Marina Jiménez, una seguidora de la sobrina de Paco de Lucía perteneciente a su club oficial de fans. Para ella la prioridad también está clara: "la salud de Malú es lo primero y quiero que se recupere al 100% para que pueda darlo todo en el próximo concierto". Marina tiene 19 años y es seguidora de la cantante desde hace seis. Para ella, ver a Malú es "felicidad pura". "Es verla ya sea físicamente o e ntelevisión y se desvanecen todos los problemas", asegura esta malagueña, que ha visto a la artista cuatro veces en persona y aunque ha sido por poco tiempo, ha tenido tiempo suficiente para decirle lo que quería: "Solo me daba tiempo a decirle que la quería muchísimo y que gracias por todo", explica la joven de Alhaurín de la Torre, a El Confidencial, indicando eso sí, que ella, con eso se conforma.

placeholder Marina Jiménez y dos amigas haciendo cola para el concierto de Malú. (Marina Jiménez)
Marina Jiménez y dos amigas haciendo cola para el concierto de Malú. (Marina Jiménez)


Marina y un grupo de unas 40 o 45 personas más, algunos miembros y otros no, del club de fans oficial de Malú, decidiron acampar el 28 de agosto a las puertas del recinto en el que estaba previsto que tocase la cantante y 'coach' de La Voz el próximo viernes 19 de octubre porque la artista llevaba dos años sin salir de gira y tenían "muchas ganas" de verla iniciar la gira en Málaga. "Queríamos la primera fila a toda costa", explica la joven, que argumenta que el hecho de que el 'show' fuese un arranque de gira implica que asistiría mucha gente de otras ciudades, un factor que complicaba su objetivo: ver a Malú sin interrupción alguna.

Su plan fue el siguiente: Como el grupo era grande había que organizarse bien. Los alrededor de 40 seguidores de la cantante que decidieron colaborar para asegurarse la primera fila establecieron horarios y marcaron prioridades. En la 'zona de acampada', en la que dormían unas dos o tres personas por noche siempre tenía que haber alguien, así que cuadraron horarios y los apuntaron en un calendario.

Los que trabajaban por la tarde hacían los turnos de mañana y los que estudiábamos hacíamos los turnos de tarde


"Los que trabajaban por la tarde hacían los turnos de mañana y los que estudiábamos hacíamos los turnos de tarde", explica Marina. Por la noche el mecanismo era el mismo, y a las siete de la mañana llegaba el relevo. "Así los que habíamos dormido allí nos podíamos ir a descansar y a clases", indica la joven, que entre turno y turno dedicaba su tiempo a sus estudios de auxiliar de enfermería, en los que sigue inmersa.

Marina y sus amigos, un pequeño grupo con quienes se organizó para acudir a esta 'megacola', durmieron rondando el Martín Carpena unas 10 noches en total. Su aventura arrancó el 3 de septiembre, cuando hicieron su primera guardia y acabó el 15 de octubre, el día en el que Malú les dio la mala noticia. "Yo lo vi a través del video de Instagram", explica la joven malagueña, que cuenta que rápidamente se pusieron en contacto por WhatsApp con los que estaban haciendo la cola para abandonarla. "No teníamos nada que hacer", lamenta Marina.

placeholder Malú, durante una actuación en Las Vegas. (Getty)
Malú, durante una actuación en Las Vegas. (Getty)


El esfuerzo tendrá su recompensa

El club de fans de Malú había visto como en otras ocasiones, los fans de otros artistas habían hecho colas de hasta un mes para disfrutar de un 'show' desde una zona privilegiada, y esto, fue lo que les motivó a organizar una cola que en principio debió haber durado 52 días y que por un momento parecía no haber servido para nada.

Sin embargo, el esfuerzo de este grupo de seguidores de Malú sí tendrá su recompensa. Según ha contado Marina, la cantante se ha puesto en contacto con la presidenta del club de fans para asegurarle que ella misma se encargará de guardarles una zona en primera fila, por lo que el próximo 9 de noviembre (fecha a la que Malú y su equipo han trasladado el concierto), solo tendrán que acudir unos minutos antes de que se abran las puertas. Así, después de todo lo vivido, la próxima vez que Marina vea a Malú, que por cierto, será en el concierto número 21 o 22 de la cantante al que acude, no habrá nada de eso de dormir en la calle.

Malú Málaga
El redactor recomienda