La joven estrella asalta el mercado global

Huracán Rosalía: ¿triunfará en todo el planeta? Cuatro expertos contestan

Acapara medios internacionales y estrellas como Halle Berry, Dua Lipa, Romeo Santos, Gorillaz y Julieta Venegas recomiendan sus canciones

Foto: Rosalía en 'Malamente'
Rosalía en 'Malamente'

Recibe trato preferente en la web Pitchfork, termómetro global del cool musical para hípsters. También apareció en la portada de ‘El País Semanal’, algo fuera del alcance de la mayoría de artistas de sus edad. Por si fuera poco, Los Morancos han dedicado una parodia a su éxito 'Malamente', confirmando su amplio tirón popular. Estrellas como Halle Berry, Dua Lipa, Romeo Santos, Gorillaz y Julieta Venegas recomiendan sus canciones. Llegados a este punto de ebullición comercial, se impone una pregunta relevante: ¿estamos ante la típica ventolera entre las celebrities o frente a un encumbramiento de largo alcance? Cuatro expertos de diferentes campos nos ayudan a situarnos.

El primero es Joan Vich Montaner, manager de Hinds (también con éxito internacional) y responsable de contratación del Festival Internacional de Benicàssim. “La proyección internacional meteórica de Rosalía en los últimos meses es algo que no se ha visto jamás en la industria musical española. Fichar por la mánager de J. Balvin, colaborar con Pharrell, anunciar su disco en una pantalla de Times Square…Estamos ante momentos simbólicos, que cogidos por separado podrían quedar en meras anécdotas, pero son demasiados en muy poco tiempo. Solo se me ocurre Enrique Iglesias como ejemplo de artista hispano capaz de trascender el mercado latino y moverse así en el mercado anglosajón”, señala.

Anuncio con la fecha de lanzamiento del nuevo disco 'El mal querer' de Rosalía en Times Square, la plaza más concurrida de Nueva York (EFE)
Anuncio con la fecha de lanzamiento del nuevo disco 'El mal querer' de Rosalía en Times Square, la plaza más concurrida de Nueva York (EFE)

Luego nos ayuda a situarla: “Enrique Iglesias era más de Miami que de Madrid y su carrera empezó ya desde arriba, mientras que la de Rosalía es puro ascenso desde abajo. En este sentido, el ascenso de Rosalía se parecería más a las carreras internacionales de El Guincho, Delorean, Hinds y Bad Gyal, pero con tiempos y resultados muchísimo más rápidos y llegando muchísimo más lejos que todos ellos, en muchísimo menos tiempo”, señala. ¿Podemos arriesgarnos a decir que este impulso se mantendrá en el futuro próximo? “Todo indica que ha llegado en el momento oportuno: tiene el talento, tiene la imagen, tiene el sonido y se ha sabido rodear de un equipo creíble y que garantiza atención y solvencia. La industria está interesada, eso es evidente. A partir de aquí ya depende del público, que afortunadamente es imprevisible. Si su triunfo en España es extrapolable al gusto generalizado en el resto del mundo, para cuando salga su próximo disco -el siguiente a ‘El Mal Querer’- podríamos estar hablando ya de una estrella global por derecho”, apuesta.

Carisma ‘fashion’

El atractivo de Rosalía no solo tiene que ver con la música, sino también con la imagen. Por eso tiene sentido hablar con Lucas Arraut, director del suplemento de tendencias Icon, que aporta pistas valiosas. “Para empezar, Rosalía tiene un carisma brutal. Además es inteligente, centrada y disciplinada. No solo es guapísima, sino que tiene un tipo de belleza, no sé cómo decirlo, memorable. Imposible olvidar esa cara”, afirma.

Rosalía en la portada de Icon.
Rosalía en la portada de Icon.

Para ilustrar sus opiniones, ofrece un ejemplo concreto que vivió en primera persona. “El pasado enero la fotografiamos para la portada de Icon. Fue cariñosa y profesional con todo el equipo, pero tenía clarísima la imagen de moda que quería proyectar. También la que no. Estas sesiones muchas veces son un barullo de gente opinando, y si eres la protagonista, tanto debate a tu alrededor puede resultar abrumador, cuando no incluso ofensivo. Pero ella, con toda la naturalidad del mundo, explicó su visión y supo dirigir a todo el equipo hacia lo que necesitaba”, recuerda.

No es una habilidad banal, sino imprescindible en alguien que quiere llegar alto. “No recurrió al gracejo o al encanto, sino que nos convenció con argumentos. Conocía perfectamente todas las marcas que colgaban del perchero. Escogió Palomo Spain, Margiela, Saint Laurent, Bottega Veneta y Balenciaga. Acabó ella misma rematando su propio maquillaje”, explica. Resulta ocioso recordar la importancia que ha tenido la imagen y las alianzas con el mundo de la moda para artistas como Madonna, Beyoncé o M.I.A, entre muchas otras.

Arraut ofrece otros detalles relevantes. “En una comunicación con Noel Gallagher (Oasis), nos preguntó por ella, diciendo que le encantaba. Esta verano, estuve en Los Ángeles y en los bares de West Hollywood sonaba por todos lados. Es verdad que también se escuchaba a Juan Magán y Álvaro Soler, pero lo que volvía loca a la gente era Rosalía”, destaca. Otra cuestión importante son las relaciones con su entorno, de las que Arraut comparte algún destello: “Su hermana, Pili, es un crack. Aluciné con la complicidad entre ellas. Piensan igual, están muy bien alineadas. Rosalía sabe rodearse. Por eso ha trabajado con Raúl Refree, El Guincho, la productora Canada, el fotógrafo Filip Custic o el propio Palomo”, subraya.

Producto perfecto

Hablamos también con HJ Darger, periodista cultural de referencia en cuanto a música y cultura contemporánea. Especializada en arte y estética, señala las ambigüedades y contradicciones del discurso de Rosalía. “No es que existan posibilidades de que triunfe globalmente, es que ya lo está haciendo. En mi opinión, es el producto perfecto para el turbocapitalismo: sabe disfrazarse de independencia aunque Sony esté detrás; tiene las dosis justas de diversidad identitaria y feminismo sin resultar provocadora ni molesta; y suple la falta de carisma con frescura y espontaneidad, a fuerza de tablas y profesionalidad. La presentación de su nuevo disco consiste en un microsite brutalista a modo de juego novelero del tarot en una sola pantalla, con ilustraciones que mezclan surrealismo y márketing. Es exactamente la misma campaña que utilizó Gucci en las navidades de 2017, el tipo de microsite que se espera de cualquier artista norteamericano, digamos Kodak Black, por poner un ejemplo al que se le parece iconográficamente. Rosalía tiene ese pie en las tendencias y los modos de hacer contemporáneos para los que la industria española se ha quedado atrás. No está haciendo nada revolucionario más que seguir los ritmos y formas anglosajonas de estrategia publicitaria, a los que aquí no estamos tan acostumbrados”, destaca

Darger también se atreve a analizar su relación con el flamenco, que tanto debate ha provocado hasta ahora. “Es casi azaroso que sus comienzos hayan sido en el mundo flamenco. El triunfo será de Rosalía, no de una Rosalía flamenca ni del flamenco. Si así fuera sus videos de youtube cantando flamenco tendrían las mismas vistas que 'Malamente' y no dos mil visualizaciones. Rosalía ha sabido reconocer ese filón, de nuevo maniobra básica del capitalismo: vaciar de significado y presentar una carcasa blanqueada y globalizada del flamenco y lo latino, en un resultado que no resulta ni flamenco ni latino. Sospecho que en eso consistirán sus próximos pasos: en vaciar y crear un empaquetado atractivo con otros ritmos cubanos como la guajira o argentinos como la milonga”, anticipa. Incluso las voces más críticas coinciden en que Rosalía lo tiene todo para ser una estrella global.

¿Superventas o diva de culto?

Por último, consultamos a Mauro Canut, ejecutivo con una larga experiencia en la industria discográfica. Hoy dirige la agencia Blablabla, que entre otros éxitos llevó la campaña digital de Taburete, el gran fenómeno del pop español actual. “En mi opinión Rosalía no es un hype, sino que se está exagerando su éxito comercial, algo absurdo porque no lo necesita para ser la artista española con más futuro y proyección. Me explico: se dice que es la artista en castellano de más éxito desde 'La Macarena', Enrique Iglesias, J. Balvin, Juanes, etcétera, pero su mayor éxito tiene 20 millones de visitas en Youtube y casi 30 en Spotify cuando, por ejemplo, Enrique Iglesias tiene vídeos con un mil millones de visionados y canciones con 500 millones de escuchas. Juanes dobla las cifras de Rosalía y J. Balvin y otros artistas latinos, ni te digo. Eso no quita para que sea un fenómeno porque la música de Rosalía es mucho más sofisticada y no es para todo el mundo. Por ejemplo, es complicado que suene en radiofórmulas del mundo, ya que ni siquiera en España está sonando. Ni Björk, ni Estrella Morente han tenido un éxito comercial en su vida, ni han sonado nunca en una radiofórmula, pero sus carreras seguirán en todo lo alto hasta que ellas quieran, a diferencia de los artistas con unos o dos éxitos comerciales, que duran hasta que pasan de moda”, precisa.

Se dice que es la artista en castellano de más éxito desde 'La Macarena' pero su mayor éxito tiene 20 millones de visualizaciones

Canut reconoce que Rosalía tiene un gran poder de enganche. “No es un invento de la prensa. Al revés: es la prensa la que se está apuntando al carro cuando ya era un éxito en la calle para demostrar que están al día (como con el trap). Rosalía va a ser un éxito internacional y de largo recorrido porque tiene un directo rotundo que se acerca más a un musical de Broadway, en el que cada canción tiene su escenografía cuidada al detalle… ¡y el público está en silencio mientras canta! Su propuesta puede sorprender igual a un español al que le gusta el flamenco como a un chino o un alemán que no ha oído flamenco en su vida”, subraya.

Sobre su aspecto más polémico, la relación con el arte jondo, dice lo siguiente: “Entiendo que a los flamencólogos puristas les dé rabia todos estos modernos flipando con Rosalía cuando han despreciado al flamenco hasta que de repente se convierte en algo 'guay y millenial’. Pasa igual que a todos esos que fueron punks y ahora les da rabia la moda de las camisetas de los Ramones. Pero, precisamente, los puristas son los primeros que deberían apoyarla porque si el flamenco sigue vivo es por artistas como ella, que han mezclado el flamenco con cosas de cada época. Es lo que pasó con Morente y su ‘Omega’ y que antes había ocurrido con los flamencos del sello Nuevos Medios. Además hace muchos muchos años que el flamenco no formaba parte de la actualidad musical y daba la sensación de que se había quedado estancado como el jazz o el rock”, concluye.

Cultura

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios