66 edición del festival de san sebastián

Ryan Gosling: "Llegar a la Luna fue un gran sacrificio de vidas humanas y de recursos"

El canadiense ha presentado junto a su coprotagonista, la 'reina' Claire Foy, el último film de Damien Chazelle, un 'biopic' sobre Neil Armstrong que se estrena el 11 de octubre

Foto: Un momento de 'First Man'. (Universal)
Un momento de 'First Man'. (Universal)

El 21 de abril de 1961, John F. Kennedy pronunció una de las frases más representativas y descriptivas de lo que fue la carrera espacial: "Si podemos llegar a la Luna antes que los rusos, entonces deberíamos". Fue la declaración de intenciones de un Estados Unidos que metió quinta para pisar antes que nadie suelo lunar. Cuatro años antes la Unión Soviética se les había adelantado en el lanzamiento del primer satélite artificial. El 3 de noviembre de ese mismo año el primer ser vivo fue lanzado al otro lado de la exosfera: era una perra mestiza y callejera llamada Laika y de nacionalidad, efectivamente, rusa. Una detrás de otra los cosmonautas soviéticos iban tirando abajo barreras y allanando el camino hacia la Luna, para desesperación de la NASA. Pero, al final, los americanos se quedaron con la perra gorda.

El 20 de julio de 1969 la misión estadounidense Apolo XI puso el primer pie en la Luna. Neil Armstrong, Buzz Aldrin y Michael Collins se habían embarcado en un viaje a lo desconocido por compromiso con la humanidad, el conocimiento y su patria. Kennedy jamás lo pudo ver y, ¡qué ironía!, fue su archirrival político Richard Nixon quien acabó hinchiendo pecho por "la inmensa hazaña". "Para cada estadounidense, éste tiene que ser el día de mayor orgullo de nuestras vidas. Y, para la gente de todo el mundo, estoy seguro de que se unirán a los estadounidenses en el reconocimiento de esta gran hazaña, porque lo que habéis hecho es convertir los cielos en una parte más del mundo de los hombres". Pero que el hombre llegase a la Luna no fue mérito exclusivo de estos tres astronautas: algunos murieron, otros sacrificaron parte de su salud y de su vida personal y el Estado invirtió en la carrera espacial entre 1959 y 1973 lo correspondiente a 131.750 millones de dólares actuales.
Y del dolor y las renuncias en el camino del éxito espacial habla 'First Man', la última película de Damien Chazelle, flamante ganador del Oscar a Mejor dirección en 2017 por 'La La Land', que vuelve con un 'biopic' sobre Neil Armstrong que compitió por el León del Oro en el último Festival de Venecia y que esta semana recala en San Sebastián. Para presentarla, Ryan Gosling y Claire Foy ('The Crown') se han paseado por la alfombra roja del Kursaal y han hablado de este drama espacial que se estrenará en España el 11 de octubre.

Ryan Gosling y Claire Foy en San Sebastián. (Efe)
Ryan Gosling y Claire Foy en San Sebastián. (Efe)

Ryan Gosling, el hombre del rostro impertérrito, ha buceado en las biografías y los documentos de archivo y se ha reunido con la familia de Neil Armstrong para revivir a quien fuese el gran héroe de una generación de niños de todo el mundo. "Neil no era un tipo normal. Creo que era una persona bastante excepcional: desde muy joven ya volaba en avión, antes incluso de que pudiera conducir, y sirvió a su país en la guerra de Corea y se convirtió en una figura icónica en la historia", repasa el actor canadiense. "La película intenta descubrir al hombre debajo del mito, pero era una persona excepcional a muchos niveles, un hombre brillante, valiente y humilde, profundo. Ha sido una gran oportunidad, pero también una responsabilidad tremenda".

"Damien [Chazelle] ha querido poner al público en el asiento del copiloto para que descubra lo peligroso que era todo"

"Lo que al principio le interesaba más a Damien eran las misiones espaciales, encontrar una manera de poner al público en el asiento del copiloto para que descubra lo peligroso que era todo", reconoce. "Pero lo que más tiempo pasé investigando yo fue la vida doméstica. La dualidad de estos personajes. Eran astronautas que por una lado exploraban los misterios del universo y que, por el otro, tienen que llegar a casa, cortar el césped, tirar la basura, ser un buen padre. Yo me centré más en las dinámicas de la casa. Y encontramos este lugar intermedio, que se puede explicar en la analogía de una imagen en el que vemos a la vez la Luna y el fregadero".

Y al lado del Neil-Armstrong-padre-de-familia estaba Janet, a quien interpreta Claire Foy. Gosling y Claire Foy sólo se conocían de una ocasión antes de pasar a ser marido y mujer en la ficción. Janet era, según Foy, "una mujer que rompió moldes". "Fue un poco raro, porque acababa de conocer a Ryan y de repente tienes dos hijos con él", bromea. "En esa época la idea era la de la mujer que ayuda al marido y se queda en casa para apoyarlo, pero también tenía su vida propia. Era una mujer valiente que, cuando Neil empezó de piloto, vivía en una cabaña en el desierto sin agua ni electricidad. Y allí tuvieron su primer hijo. Y siguió perseverando en la relación, tuvo un segundo hijo, pero también aprendió a pilotar. Fue a la Universidad y no era la típica ama de casa que se queda haciendo coladas y galletas".

Otro momento de 'First Man', el 'biopic' sobre Neil Armstrong de Damien Chazelle. (Universal)
Otro momento de 'First Man', el 'biopic' sobre Neil Armstrong de Damien Chazelle. (Universal)

Gosling es un tipo de pocas palabras. Como, al parecer, era Armstrong. Según 'First Man', el astronauta era, por un lado, un hombre de ciencias, trabajador y dedicado y poco comunicativo. Un carácter que agudizó la muerte de su hija pequeña a los dos años a causa de un glioma en el tronco encefálico. "Personalmente yo conocía poco los detalles y aspectos personales de quienes participaron en estas misiones. Sabía de las imágenes que salieron en televisión y los momentos icónicos, pero no tenía ni idea de por lo que Neil y su mujer o el resto de astronautas y sus familias pasaron en esos momentos". Muchos de ellos pusieron sus vidas personales en pausa y arriesgaron su integridad física en pos de unos ideales. "Es una historia universal y no importa el contexto temporal en el que la pongas: cualquier historia sobre personas que haya vivido por una causa mayor a sus propios intereses es relevante".

Gosling: "Estas misiones conllevaron un montón de sacrificios"

"Estas misiones conllevaron un montón de sacrificios. Sacrificios en cuestión de vidas humanas y en cuestión de recursos. Quisimos reflejar de forma precisa y en honor a las vidas que se perdieron en el transcurso de estas misiones, que fueron muchas y ojalá no lo hubiesen sido". En torno al momento de la llegada a la Luna no todos los estadounidenses estaban a favor de destinar hasta el 5,3% del gasto total del Gobierno en un reto tecnológico que no aseguraba el éxito. En el año 1960, las encuestas demostraron que la mayoría de estadounidenses no apoyaba las misiones Apolo. Entre el 45% y el 60% de los ciudadanos estadounidenses creían que el gobierno estaba malgastando demasiado dinero en la carrera espacial.

Foy y Gosling en los alrededores del Kursaal. (Reuters)
Foy y Gosling en los alrededores del Kursaal. (Reuters)

Ahora, el respaldo es mayoritario. Una gran muesca en el orgulloso cabecero de Estados Unidos. Años de inversión y trabajo culminados en una instantánea: la de Armstrong y Aldrin adornando con barras y estrellas la superficie lunar. Una instantánea que no aparece en la película y que ha abierto la puerta a acusaciones de antipatriotismo. Gosling responde hastiado. Probablemente, porque en realidad en la película no dejan de aparecer banderas y el nombre de Estados Unidos llenando la pantalla. "Creo que es 'First Man' es una película muy patriótica y la polémica la está alimentando gente que todavía no ha visto la película", zanja.

"Creo que es 'First Man' es una película muy patriótica"

Lo que también recuerda 'First Man', además, son las veces que el hombre estuvo a punto de no llegar a la luna, ya fuera por fallos técnicos o por las ansias del Gobierno de cerrarle el grifo a la NASA. Poco después quedaría demostrado con el punto y final de las misiones lunares, que ocurrió tan sólo tres años más tarde del hito del Apolo XI: desde diciembre de 1972 nadie ha vuelto a pisar la superficie lunar. Neil Armstrong tampoco volvió a embarcarse después del éxito del Apolo XI. "Creo que Neil se sintió decepcionado porque después de esa misión ya no les permitieron volar más, porque estaban considerados ‘tesoros nacionales’. Simplemente los metieron en giras mundiales, dando conferencias, para convertirse en personajes públicos".

Damien Chazelle le da instrucciones a Ryan Gosling. (Universal)
Damien Chazelle le da instrucciones a Ryan Gosling. (Universal)

Con 'First Man' Gosling repite a las órdenes de Chazelle en dos proyectos cuyos estrenos se separan poco más de un año. "Las dos películas estaban en marcha más o menos al mismo tiempo. Damien ya había pensado en hacer esta película cuando se comprometió a hacer ‘La La Land’, así que cuando quedamos por primera vez para comentar ‘First Man’ acabamos hablando más de Gene Kelly que de Neil Armstrong. Aunque al final hicimos primero ‘La La Land’ juntos, esta otra historia estaba siempre dando vueltas, y fue acabar justo el lanzamiento de ‘La La Land’ que el guión de ‘First Man’ ya estaba acabado".

Si Neil Armstrong fue el referente aspiracional de los niños del 'baby boom', para Gosling su gran héroe está más pegado al suelo. "Esto es un poco sensiblero, pero los héroes a los que admiramos en la infancia van y vienen, y mi madre madre fue una verdadera heroína. Fue una madre soltera que lo tuvo muy difícil, algo de lo que me he dado cuenta ahora que me hago mayor y tengo mis propios hijos. Como padre, pienso mucho en ello. Creo que fue un gran ejemplo para mí. En mi caso no creo ser un héroe para mis hijos, sólo quiero ser un buen padre. Ahora mismo mis hijos piensan que soy astronauta y no sé qué contarles".

Cultura

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios