66 edición del festival de san sebastián

Esther García, la mujer que venció al machismo de la producción de cine

La productora segoviana ha recibido el Premio Nacional de Cine 2018

Foto: Esther García posa con su premio en San Sebastián. (Efe)
Esther García posa con su premio en San Sebastián. (Efe)

Dice Javier Cámara que entre los muchos talentos de Esther García (Segovia, 1956) está el de preparar las mejores fiestas de fin de rodaje. Pero el que realmente le ha valido el Premio Nacional de Cinematografía ha sido su habilidad para levantar algunas de las películas más importantes del cine español: desde que entró a trabajar con apenas 19 años como 'chica para todo' en la película 'Pim, pam, pum... ¡fuego!' (1975) de Pedro Olea, García ha ido escalando en la cadena de mando de la producción hasta convertirse en la mano derecha de directores como Pedro Almodóvar, Lucrecia Martel, Guillermo del Toro e Isabel Coixet, gestionando los casi siempre escasos recursos sin despilfarrar y sin descuidar las necesidades de la visión creativa. Con una filmografía de más de cuatro décadas y convertida en una de las productoras más destacadas del cine español, García ha recogido este sábado el galardón otorgado por el Ministerio de Cultura que ya recibieron cineastas como Carlos Saura (1980), Fernando Fernán-Gómez (1989) o su amigo y colaborador Pedro Almodóvar (1990).

"Yo soy productora y mujer. No sé cuál de las dos empecé a ser antes, si productora o mujer, para mí no hay límite donde empece una cosa y acabe la otra", ha declarado nada más recoger el premio en una entrega en la que han paricipado el ministro de Cultura José Guirao, el actor Javier Cámara y el productor Agustín Almodóvar. "La producción es una gran desconocida para el público en general y podría parecer la simple administración de finanzas, pero hace falta talento. Decidir qué elegimos es dificilísimo. Pensar qué obra va a ser un éxito no sólo económico, sino sobre todo un éxito como obra artística, es muy difícil".

Esther García. (Efe)
Esther García. (Efe)

"Es un premio tan merecido", ha recalcado el actor Javier Cámara, quien ha leído un pequeño discurso. "Soy uno de tantos y de tantas de este oficio que ha tenido la suerte y el honor de trabajar con y para Esther. Esta mujer estupenda que deshace entuertos y se enfrenta a retos imposibles manteniendo siempre el entusiasmo, la educación y la simpatía". Hay que tener en cuenta lo que significa "Esther en la filmografía completa de nuestro directos más internacional, Pedro Almodóvar", además de haber "aprovechado su éxito para producir a nuevos cineastas". Y, sobre todo, "dirige a los equipos desde el amor y la empatía".

Cámara: "Esther ha aprovechado sus éxitos para producir a nuevos cineastas"

Entre las películas más destacadas producidas por García se encuentran 'La flor de mi secreto' (1995), 'Mi vida sin mí' (2003), 'La piel que habito' (2011) o 'Relatos salvajes' (2014). Ha ganado cuatro goyas, y un Oscar junto a Pedro Almodóvar. "No me queda más que remontarme a ese momento de 1985 en el rodaje de 'Matador'. Yo estaba de segundo de dirección y en aquellos años ya estaba puesto en marcha el sistema de ayudas de Pilar Miró. En aquel momento yo tenía que ver con la selección de figurantes y las necesidades del rodaje y yo siempre me encontraba la misma respuesta del responsable de producción, que era 'no'. Si yo decía que necesitaba 20 figurantes me decían: 'apáñate con diez'. Si yo decía que necesitaba coches, me decían que uno menos. Pero había una excepción en el equipo de producción y esa era Esther, que se desvivía por nosotros, sin conocernos, y ella sí que pensaba en la visión de los artistas. Han pasado más de treinta años y esa pasión sigue intacta".

El ministro José Guirao ha recordado que en la época en la que la segoviana comenzó su carrera en el cine, la producción era terreno si no vedado excluyente para las mujeres. "En los setenta era impensable para una mujer hacer carrera en el cine si no estaba en el departamento de maquillaje, peluquería vestuario o era actriz o secretaria de producción. De hecho, ser secretaria de producción era el tope al que podía aspirar una mujer en el cine en ese momento. Pero Esther decidió romper el molde y cambiar las reglas".

Cultura

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios