estreno en españa

'Love': un amor contado en 15 minutos con danza, audios y selfies en Whatsapp

El II Festival de Arte Clandestino de Málaga propone una sugerente y contemporánea puesta en escena del enamoramiento, pasión, desengaño y ruptura a través de una aplicación móvil

Foto: Un momento de la actuación  (Toñi Guerrero).
Un momento de la actuación (Toñi Guerrero).

–Hasta unas horas antes nadie sabe dónde será la obra. Hay que bajarse una app en el móvil y tener unos auriculares. Seis sesiones de teatro-danza de 15 minutos, en bucle, de 21 a 23.30 horas, con apenas un cuarto de hora de descanso entre pase y pase. Arianna F. Grosscordón y el actor Guillaume Le Pape interpretan en ‘Love. pas à deux’ a una pareja de treintañeros que se conoce, se enamora, brinda por la pasión, empieza la monotonía, los celos, broncas… hasta que llega la ruptura. Proceden de París, su lugar de residencia, y este es el estreno en España.

Sin duda es una de las obras que ha llamado más la atención del II Festival de Arte Clandestino de Málaga. Media hora de empezar el espectáculo ya empiezan a llegar los primeros espectadores, como dos compañeros ingenieros (él y ella) de una multinacional del Parque Tecnológico de Andalucía. “Lo oí en la radio, en la SER, y esto parece diferente. Aquí hay que escarbar para no encontrarte algo que no sea ‘olé’”, dice Carlos. Marta, madrileña como él, lleva ocho años en la ciudad y no lo ve tan así. Inma es de Elche (también de la misma compañía) y está expectante.

Los intérpretes, en un momento de la obra (Toñi Guerrero).
Los intérpretes, en un momento de la obra (Toñi Guerrero).

La cita es el Plaza pintor Eugenio Chicano, maestro del pop español de la década de los setenta, formado en Verona, y ex director de la Fundación Picasso de Málaga. En el espacio artístico La Matraca, en un sillón azul, donde jugará a la Play en uno de los mejores momentos de esta pareja de ficción, sirven auriculares para los que no lo han traído.

- ¿Todo el mundo tiene cascos?, pregunta el director artístico del festival, Carlos Mesa.

- Esperamos a Florencia.

El equipo hace piña antes de empezar la obra (Toñi Guerrero).
El equipo hace piña antes de empezar la obra (Toñi Guerrero).

Florencia (es el apodo) no ha llegado (luego aparece), pero lo que sí está en las pantallas de los iPhone y Samsung, las marcas que predominan, es un menú listo para recibir mensajes de Whatsapp, audios grabándose (y la inquietud de saber qué nos dirá la otra persona), fotos, selfies y textos cortos.

- ¿Estás preparado?- interpela la app Kalliope, diseñada por Iglor Soluciones Audiovisuales Avanzadas.

- ¿Sí? Pues bienvenidos a una “experiencia inmersiva virtual y física sobre el amor. Ponte los auriculares y sube el volumen… Si estás preparado, empieza el espectáculo.

Hay que mirar a dos lados. Al interior del espacio, donde se desarrolla el 80% de la acción y a la calle (ya anochecida), donde el actor espera a entrar en la habitación con la chica. “Estaba fumando, ya voy”, dice él. Ella: “Acabo de llegar con las llaves”. Otro mensaje: “Dnd stás?” [sí, con faltas de ortografía y esa guerra en la que hay que luchar para que no se pierdan las interrogaciones del principio]”.

Guillaume y Arianna, durante la función (Toñi Guerrero).
Guillaume y Arianna, durante la función (Toñi Guerrero).

Dos besos, un beso más cerca. Besos coreografiados. Pasión contra el cristal. Escorzos imposibles. Y, mientras tanto, siguen llegando mensajes que imitan el estilo de Whatsapp de una pareja que se empieza a romper, corazones no sincronizados. “Si tú te vas… quedaré sin nada… ¿A qué estás jugando?”.

"Me encantó lo de anoche"

Aparecen más mensajes de audio, fotografías, miradas cómplices… “me encantó lo de anoche”, “si quieres me llamas”. “Estoy bien contigo y quería decírtelo”. Y el juego amoroso de espejos de la pareja que quiere saber cómo se siente la otra persona. Como aporta Arianna, se trata de “un destello, algo fugaz que se cruza”. “Es lo que quería para esta pieza y lo que pasa es que cuando empiezas a desarrollar el concepto tiene ganas de empezar a declinarlo más con otras redes sociales”.

La productora, intérprete y guionista quería que todo el mundo se identificara con todo lo que le ocurre a esa pareja. A ella nunca le gustó cómo le enseñaron el amor. “El amor ideal no me interesa. Creo en el amor continuado y aprendido”. El mensaje que desea transmitir, añade, se basa en cómo las redes sociales son capaces de modificar la intimidad y la imagen pública y todo eso llevarlo al hecho teatral.

Los espectadores con sus teléfonos y auriculares escuchando y viendo la pieza (Toñi Guerrero).
Los espectadores con sus teléfonos y auriculares escuchando y viendo la pieza (Toñi Guerrero).

Estrella, de 47 años, ya fue espectadora en la primera edición del certamen. "Me parece muy original cómo nos convocan. Nos llevan a sitios desconocidos y todas las propuestas son sorpredentes. "La app, la música y el tener tan cerca a los actores lo hace diferente".

La sugerente ‘New error’ del grupo Moderat brinda un espacio íntimo del espectador, que sumergido en sus auriculares, sufre y vibra con esa pareja que vea al otro lado del cristal o en la calle, cuando sale, se abrazan, se besan, se pierden el respeto, se despiden y entonces llega el aplauso.

Cultura

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios