Harvey Weinstein arroja la toalla y se entrega en una comisaría de Nueva York

El que fuera amo y señor de Hollywood durante décadas ha sido fichado acusado de dos agresiones sexuales; ha sido puesto en libertad tras pagar una fianza de 10 millones de dólares

Foto: Weinstein llega a la comisaría de Nueva York donde se ha entregado. (Reuters)
Weinstein llega a la comisaría de Nueva York donde se ha entregado. (Reuters)

El que fuera amo y señor de Hollywood durante décadas, el productor Harvey Weinstein, se ha entregado hoy en una comisaría de Nueva York donde ha sido fichado acusado de violar a una mujer y de forzar a otra a practicarle sexo oral. Arranca así, siete meses después de que estallara el escándalo de abusos sexuales en la meca del cine que prendió la llama del movimiento #Metoo, el que promete ser el más mediático proceso judicial de Estados Unidos desde el caso OJ Simpson. Hasta hoy el arrestado, que no ha negado los hechos, siempre había dicho que las relaciones habían sido "consentidas".

Weinstein llegó durante la noche a la Gran Manzana en vuelo privado desde California y a las siete de la mañana se entregó en la comisaría número 1 del Departamento de Policía de la ciudad, en el barrio de Tribecca, donde ha quedado bajo arresto. Ha sido fichado y según anuncian fuentes policiales neoyorquinas, será ahora trasladado a la corte penal de Manhattan donde declarará ante el juez Kevin McGrath. El productor de cine entró en la comisaría con traje oscuro, sin corbata y con un suéter celeste, portando tres libros, acompañado de otras dos personas que parecían guardaespaldas y que le acompañaron desde que salió del vehículo.

Uno de las acusaciones a las que se enfrenta el productor es el acoso sufrido por una aspirante a actriz, Lucia Evans, para que le practicara sexo oral en 2004. Además de ese caso, Weinstein también ha sido acusado en Nueva York de abusos sexuales contra la actriz Paz de la Huerta, aunque han sido más de 70 mujeres las que han denunciado algún tipo de acoso o abuso sexual sufrido por Weinstein, entre ellas Uma Thurman, Salma Hayek, Angelina Jolie o Gwyneth Paltrow. Fuentes judiciales consultadas por medios locales han apuntado la posibilidad de que en las próximas horas el productor quede libre con una fianza de entre uno y dos millones de dólares (de 850.000 a 1,7 millones de euros).

Las denuncias contra Weinstein, que aparecieron en octubre pasado en publicaciones de la revista 'The New Yorker' y en 'The New York Times', desataron una oleada de críticas que confluyeron en el movimiento #MeToo, con un amplio despliegue mundial. A raíz de ese caso, aparecieron muchas denunciantes que culparon de lo mismo a otras figuras del mundo del cine y de los medios de comunicación. En Nueva York, el fiscal general del estado, Eric Schneiderman, renunció el 7 de mayo por acusaciones parecidas. Desde que las acusaciones a Weinstein se hicieron públicas, el que fuera uno de los hombres más poderosos de Hollywood fue despedido de Weinstein Co por el consejo directivo y en marzo la compañía se declaró en bancarrota.

Tras abandonar la comisaría esposado, Harvey Weinstein ha declarado ante el juez Kevin McGrath. El magistrado lo ha dejado en libertad tras imponerle diez millones de dólares de fianza, entregando un millón en efectivo. Weinstein tendrá además que entregar su pasaporte y llevará un brazalete electrónico para limitar sus movimientos.

Cultura

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios