Música: La teoría sobre la muerte de Carlos Gardel que contradice la versión oficial
UN INGENIERO ARGENTINO CREE HABER DADO CON LA SOLUCIÓN

La teoría sobre la muerte de Carlos Gardel que contradice la versión oficial

El legendario cantante de tango falleció en 1935 en un extraño accidente de avión: ocho décadas después, un ingeniero argentino cree haber descubierto qué pasó en realidad

Foto: El legendario cantante de tango, Carlos Gardel.
El legendario cantante de tango, Carlos Gardel.

Un 24 de junio de 1935, a la corta edad de 44 años, perdía la vida de una forma trágica Carlos Gardel, uno de los grandes artistas argentinos de todos los tiempos. El mayor exponente mundial del tango fallecía en un accidente de avión en Medellín, donde acababa de actuar, después de que la aeronave en la que se encontraba perdiera el control y se estrellara contra otra que se encontraba estacionada en el aeropuerto. Ahora, 83 años después, por fin se conocen las causas.

La muerte del 'Zorzal Criollo' siempre ha estado envuelta de misterio, al producirse de una manera inesperada y poco habitual: el avión que le iba a trasladar a Argentina comenzó la maniobra de despegue y, cuando iba a iniciar el vuelo, se desvió de manera inexplicable en pleno carreteo, impactando frontolateralmente contra otra aeronave que se encontraba en la pista esperando para despegar. Ambos aviones se unieron en una bola de fuego en la que murieron 17 personas.

El luctuoso suceso disparó todo tipo de teorías: desde que el piloto fue tiroteado, lo que habría provocado el accidente; a que el responsable de iniciar el vuelo se encontraba en estado de embriaguez; o, incluso, que una disputa con una compañía rival habría provocado una maniobra arriesgada en el despegue -para marcar terreno- que habría acabado en la pérdida del control del aparato. Sin embargo, la explicación oficial era más sencilla: una racha de viento fue la culpable.

Pero ha tenido que pasar casi un siglo de aquel suceso para que se hayan alcanzado las primeras certidumbres sobre el accidente en el aeródromo Olaya Herrera que acabó con la vida de Carlos Gardel. Guillermo Artana, un ingeniero mecánico argentino, investigador del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet) y director del Laboratorio de Fluidodinámica de la Facultad de Ingeniería de la Universidad de Buenos Aires (UBA) ha sido el encargado de sacarlas a la luz.

Tal y como confirma en 'BBC', todo sucedió cuando le pidieron dar una charla en público en una escuela de física, lo que le llevó a buscar un tema que pudiera ser interesante. Tras decidir que el accidente de Gardel tenía el suficiente peso, empezó a investigar los datos que se tenían al respecto... pero algo no cuadraba. Su investigación pronto iba a tener un resultado claro: el viento no había sido el culpable, pues físicamente no era posible.

Según los datos periciales, el avión de Gardel se había desviado 90 metros desde la pista hasta sufrir el accidente, mientras que ese mismo informe aseguraba que las rachas de aire eran de unos 10 ó 15 metros por segundo. Haciendo cálculos con el peso del avión, la velocidad del momento y el efecto del viento, Artana concluyó que´, en esas condiciones, el desplazamiento del avión habría sido de unos 15 metros, por lo que las fuertes rachas de aire no habrían podido ser la causa del accidente.

Así quedó el avión en el que viajaba Gardel tras el accidente. (CC)
Así quedó el avión en el que viajaba Gardel tras el accidente. (CC)

La verdadera razón del impacto

Pero entonces, ¿por qué chocó? Mucho más sencillo: por un problema en el motor. Investigando en los manuales de la época del Ford Trimotor F-31 modelo 5-AT-B que llevaba a Gardel, Artana encontró la razón: 'Si existe un fallo en uno de los propulsores, debe de abortarse el despegue', afirmaba la guía. El ingeniero entiende que el piloto, considerado uno de los ases de la aviación de su país, no quiso defraudar al público presente y siguió acelerando, lo que le hizo perder el control del avión e impactar contra el otro. Es más, asegura que en caso de no haber estado ahí esa segunda aeronave, sí hubiera conseguido iniciar el vuelo.

El propio Artana cree que esa es la razón que llevó a que las autoridades colombianas se inventaran una coartada para tapar al piloto, muy querido en el país: "Leyendo las necrológicas de la época vi que al funeral del piloto concurrieron las más altas esferas aristócratas colombianas de la época, incluso el presidente de la nación, que tuvo palabras muy elogiosas hacia el difunto", afirma a 'BBC'. "La aberrante explicación tenía como intención proteger su figura", considera.

Casi un siglo después de la muerte de Gardel, un ingeniero argentino se ha encargado de desmentir la versión oficial del fallecimiento del cantante, ofreciendo una nueva teoría de lo que en realidad pudo haber ocurrido. Sea como fuere, parece que quedan completamente desterradas todas las teorías que buscaban un suceso extraño en la muerte del mayor representante del tango mundial: parece que una decisión errónea y la mala suerte fueron los culpables de su adiós prematuro.

Cultura
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios