El Diccionario Biográfico Español convierte en héroes a los militares franquistas
  1. Cultura
vuelve la polémica

El Diccionario Biográfico Español convierte en héroes a los militares franquistas

La versión digital revisada después de la polémica suscitada en 2011 otorga, sin embargo, un tratamiento llamativo a personajes que participaron en la Guerra Civil

Foto: Los militares franquistas Millán Astray, Salas Larrazábal y García Morato
Los militares franquistas Millán Astray, Salas Larrazábal y García Morato

"De esta forma se truncó la vida heroica y gloriosa de Joaquín García Morato, privando a la Aviación española del mejor y más completo de sus pilotos”. Así termina la biografía de este piloto que formó parte de los nacionales de Franco durante la Guerra Civil y que murió el 4 de abril de abril de 1939 en una maniobra de simulación. Fue escrita por el historiador y militar Jesús Salas Larrazabal -fallecido en 2016- para el Diccionario Biográfico Español que ya se puede consultar en su edición digital. No es la única loa al piloto.

"El 3 de enero de 1937 Morato protagonizó la mayor hazaña aérea hasta el momento, el abatimiento en un solo combate de dos bimotores rápidos Tupolev SB-2, llamados Katiuskas en España. Habían estado bombardeando Córdoba una y otra vez, y sus habitantes pasaban mucho tiempo en refugios y sótanos; Morato estudió la hora, altura y dirección a la que operaban, y se colocó en guardia a 5.000 metros de altitud, superior a la que ellos usaban. En cuanto vio a los dos bimotores acercarse a Córdoba, comenzó a dispararlos e incendió a uno de ellos, al que siguió hasta cerca del aeródromo de Andújar, en donde se estrelló", escribe Salas Larrazabal que no para de glosar sus hazañas bélicas, que darían para una película de superhéroes.

Foto: Antonio Piga en su despacho del departamento de Medicina Legal de la facultad de Medicina de Alcalá. (C. C.)
"Franco no murió el 20-N". Habla el embalsamador y último testigo
Carlos Prieto Fotografía: Carmen Castellón

Esta versión digital ha sido revisada después de la polémica suscitada en 2011 con la primera versión en la que Franco no era tildado de “dictador” en la biografía escrita por Luis Suárez –en la nueva, a cargo de Juan Pablo Fusi sí tiene ya este calificativo, al igual que su régimen, llamado ahora sí, “totalitario”-; sin embargo, hay personajes que participaron en la Guerra Civil que todavía tienen un tratamiento llamativo. Son aquellos militares que estuvieron del lado de los golpistas. Salas Larrazabal es también el autor de la biografía de su hermano Ángel, otro piloto que se encargó de bombardear varias poblaciones españolas. Y, pese a que hay textos que le recuerdan como uno de los máximos responsables de la matanza del 22 de julio de 1936 en Otxandio, en su biografía no aparece por ninguna parte este suceso. Al contrario, su hermano se limita a constatar que “desde el 22 de julio voló en los frentes de las provincias Vascongadas y de Somosierra y el 26 se hizo cargo del Dragon Rapide que llevó a Zaragoza al general Núñez de Prado, al que incorporó una ametralladora frontal para usarlo como caza, llegando a combatir contra un Nieuport Ni-52 el 27 de julio”. Y ahí culmina el párrafo.

Foto: Franco en su despacho, con su hermano Nicolás Franco, gobernador general del Estado, en Salamanca, 1937. (EFE)

Otro militar heroico del bando nacional es José Calderón Gaztelu, retratado por el también militar y escritor Emilio Herrera Alonso, autor de libros como 'Los mil días del Tercio Navarra'. Según este, Calderón “de su valor dio pruebas el 10 de agosto, cuando, pilotando un trimotor Fokker F VII-B en misión de bombardeo del aeródromo de Lamiaco, en Bilbao, fue interceptado por un Bristol Bulldog, avión de caza enemigo que, pese a superar ampliamente al suyo en velocidad y armamento, no pudo evitar que rematara el servicio, realizando con gran precisión el bombardeo”. Y sigue en otro párrafo: “Calderón continuó su marcha hacia los objetivos asignados, bombardeando con serenidad y precisión el primero de ellos, bajo un fuego infernal, y al dirigirse a atacar el segundo, su aparato, cogido de frente por varios biplanos I.15 Chato, resultó incendiado y derribado, perdiendo entre sus restos la vida el capitán Calderón que no abandonó los mandos de su avión consecuente con su arenga y reivindicando para la aviación "nacional" el dominio del aire”. Un auténtico héroe.

Francisco Franco y Millán Astray entonan cánticos legionarios
Francisco Franco y Millán Astray entonan cánticos legionarios

Además de las biografías de estos militares, hay varias entradas que ya causaron controversia y que no se han modificado. Ocurre con la de Millán Astray, escrita por el comandante de Infantería Manuel del Barrio Jala, quien señala: “Con su cuerpo destrozado físicamente, ya no valía para mandar fuerzas militares en el campo, pero realizó una activa labor de propaganda, tanto del régimen como para elevar la moral de las tropas en los frentes. Con su personalidad e impronta realizó perfectamente estos cometidos”.

Tampoco se ha cambiado la entrada de Santiago Carrillo, en la que se puede leer que "Carrillo aplicó una política de terror revolucionario"

Tampoco se ha cambiado la que hizo Luis Arranz de Santiago Carrillo, en la que se puede leer que “Carrillo aplicó una política de terror revolucionario que compartieron todas las organizaciones del Frente Popular, con especial protagonismo de las Juventudes Socialistas Unificadas” y que “Carrillo nunca ha asumido su responsabilidad en estas matanzas”, refiriéndose a los asesinatos de Paracuellos y Torrejón de Ardoz.

El Diccionario Biográfico Español, impulsado por la Real Academia de Historia, consta de biografías de 45.000 personajes. Fue un proyecto del Gobierno de José María Aznar cuando Mariano Rajoy era ministro de Educación y se le asignaron 6,4 millones de euros de presupuesto. Esta vez, y al contrario de la versión de 2011, en la que sí aparecían personajes vivos como Esperanza Aguirre, sólo hay fallecidos. En la RAH no han querido pillarse los dedos, pero todavía hay biografías que, entre tanta hazaña heroica, como poco, llaman la atención.

Historia de España Diccionario Biográfico Español Real Academia de Historia Historia
El redactor recomienda