estrenos de cine

'El pasajero': Liam Neeson, el héroe no quiere jubilarse

La cuarta colaboración entre Neeson y el director catalán Jaume Collet-Serra redunda en la idea del héroe veterano e inesperado en un 'thriller' de suspense hitchcockiano

Foto: Sigue el 'bromance' de Jaume Collet-Serra y Liam Neeson en 'El pasajero', su cuarta colaboración. (TriPictures)
Sigue el 'bromance' de Jaume Collet-Serra y Liam Neeson en 'El pasajero', su cuarta colaboración. (TriPictures)

Pocas relaciones más simbióticas en el cine de Hollywood actual que la del director Jaume Collet-Serra y el actor Liam Neeson. Al contrario de otros cineastas españoles que hacen carrera allende nuestras fronteras después de debutar en nuestro país o conforman parte de su filmografía con producciones españolas rodadas en inglés, el catalán inició su trayectoria profesional ya dentro de la industria norteamericana como cualquier otro autóctono. Sin embargo, sus primeros títulos no acabaron de cuajar. 'La casa de cera' y 'La huérfana' fueron incursiones irregulares en el terror por parte de un cineasta en proceso de encontrar su lugar en Hollywood. Hasta que con su cuarto largo y primera colaboración con Liam Neeson, 'Sin identidad', dio en el blanco.

Este ambicioso 'thriller' ambientado en Berlín supuso todo un éxito en taquilla y el inicio de una fructífera relación profesional. Aunque fue Luc Besson quien descubrió en Neeson —ese actor que había cobrado fama y prestigio en dramas de altura como 'La lista de Schindler', de Steven Spielberg— el potencial para convertirse en héroe de acción en su trilogía 'Venganza', hay que reconocerle a Jaume Collet-Serra la labor de matizar y confirmar el talento del intérprete para este tipo de rol. Tras 'Non-Stop (Sin escalas)' y 'Una noche para sobrevivir', ahora nos llega su cuarta película juntos.

En 'El pasajero', Neeson interpreta a Michael MacCauley, un agente de seguros con una vida estable al que despiden sin motivo aparente al inicio del filme. Para Michael es una situación complicada. Como él mismo le recuerda a su jefe, ya tiene 60 años y solo le quedaban cinco para la jubilación. Además, como descubrimos poco después, ya había dejado atrás otra carrera profesional como policía. Incapaz de confesarle la verdad a su esposa por teléfono, emprende como siempre el viaje de regreso a su casa. Es en el tren donde recibe una oferta que no podrá rechazar. Una misteriosa mujer, Joanna (Vera Farmiga borda estos papeles), le ofrece 100.000 dólares a cambio de localizar a un pasajero no habitual de ese trayecto que carga con un maletín. Poco después, Michael descubre que los cómplices de Joanna tienen retenidos a su mujer y su hijo. No le queda otra que iniciar la búsqueda de esa misteriosa persona que responde al alias de Prynne antes de que el tren llegue a su destino...

Liam Neeson protagoniza 'El pasajero'. (TriPictures)
Liam Neeson protagoniza 'El pasajero'. (TriPictures)

La saga de 'Los mercenarios' o las últimas entregas de 'Rocky' o 'Terminator' demuestran que a los héroes de acción les cuesta jubilarse. El caso de Liam Neeson en el cine de Collet-Serra es un tanto diferente. Más que un héroe de toda la vida próximo a la edad de retiro, el actor encarna a un cuasi jubilado al que le toca ejercer de valiente. Sus circunstancias son más cercanas a las del (anti)héroe a su pesar del cine de Alfred Hitchcock que a las de los protagonistas de cierto cine de acción.

Neeson es más el (anti)héroe a su pesar del cine de Alfred Hitchcock que el protagonista de cierto cine de acción

Collet-Serra y los guionistas Byron Willinger, Philip de Blasi y Ryan Engle añaden cierto trasfondo social a una premisa dramática típicamente hitchcockiana, la del tipo corriente que se ve envuelto sin que venga a cuento en una conspiración criminal. El título original del filme ya alude al pasajero habitual de los trenes en los que cada día miles de personas acuden a su trabajo en la gran ciudad.

Vera Farmiga y Liam Neeson, en 'El pasajero'. (TriPictures)
Vera Farmiga y Liam Neeson, en 'El pasajero'. (TriPictures)

Michael se nos define al principio del filme como un hombre corriente que repite esa rutina propia de cualquier trabajador: despertarse temprano, tomar el transporte público, ir al trabajo... y un día ser despedido sin previo aviso ni motivo aparente. Quedarse sin empleo le supone un serio estrés. No solo ya no tiene una edad para encontrar un nuevo empleo, también se halla bajo la presión del banco para pagar la deuda contraída a fin de financiar los estudios universitarios de su hijo. Michael incluso llega a explicitar en voz alta esta conciencia de trabajador injustamente tratado.

Cuando cree identificar al hombre que está buscando en un tipo con aspecto de ejecutivo que para nada encaja en el estilo de pasajero habitual de estos trenes, el protagonista se enreda en una discusión con él que concluye con un "Goldman Sachs, en nombre de la clase media estadounidense, vete a la mierda". El final de la película también apunta a una reivindicación colectiva, anónima y horizontal de la figura del héroe.

Clara Lago también aparece en 'El pasajero'. (TriPictures)
Clara Lago también aparece en 'El pasajero'. (TriPictures)

Esta tímida sublectura social aporta cierto encanto a un subgénero, el del 'blockbuster' de acción que suele construir unas figuras heroicas distanciadas de las problemáticas reales de la mayoría de la población. Y compensa lo inverosímil de toda la trama, el típico dispositivo narrativo en torno a complejas conspiraciones criminales que debe aceptarse sin demasiados remilgos para disfrutar del filme.

Cartel de 'El pasajero'.
Cartel de 'El pasajero'.

'El pasajero' se despliega sobre todo como un 'thriller' de misterio de aires hitchcockianos que en su inicio remite a títulos como 'Extraños en un tren' (el intercambio de favores entre desconocidos que resulta fatal), 'Alarma en el expreso' (que ya inspiraba 'Sin identidad) o 'Con la muerte en los talones', para acabar más cerca de cintas de acción desatada que tienen lugar en espacios cerrados y en movimiento. Puro cine de entretenimiento hollywoodiense, que cuenta con al menos un par más de profesionales españoles, Clara Lago en un pequeño papel como una pasajera que despierta las sospechas de Michael y Roque Baños como compositor de la banda sonora.

Cultura

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios