Perfil: Anorexia, abusos y traumas: vida y muerte de Dolores ORiordan (The Cranberries). Noticias de Cultura
adios a una estrella

Anorexia, abusos y traumas: vida y muerte de Dolores O'Riordan (The Cranberries)

La vida de la cantante fallecida no fue un camino de rosas; repasamos cinco cosas que seguramente no sabías de ella

Foto: Dolores O'Riordan. (Reuters)
Dolores O'Riordan. (Reuters)

El público español siempre ha tenido una conexión especial con los grupos irlandeses. Quizá porque somos países católicos o porque en los años ochenta se puso muy de moda que los hijos adolescentes de la clase media y alta viajaran allí a aprender inglés. Nombres como U2, The Pogues y The Waterboys dispararon su popularidad. The Cranberries no fueron una excepción. Además, el nombre de Dolores O’Riordan evoca recuerdos de una época en que el planeta rock estaba lleno de mujeres fuertes, desde Alanis Morissette a Tori Amos, pasando por PJ Harvey, Linda Perry y Courtney Love. Descanse en paz una de las voces emblemáticas de los años noventa.

1. Lo de The Cranberries fue llegar y besar el santo. Su primera canción, 'Linger' (1993), llegó al 'top' ocho de Estados Unidos, una hazaña poco frecuente para un grupo británico. ¿De qué trata la letra? Del primer beso que O’Riordan dio en su vida. Fue a los 17 años y lo vivió con tremenda intensidad. La inspiración fue el sentimiento de rechazo tras una experiencia que te marca. “Después de darme el beso, en la siguiente discoteca, el chico pasó de mí y pidió bailar a mi amiga. Me dejó devastada delante de todos. Cuando yo era adolescente, me sentía poco atractiva, mi familia era católica y mi madre no me dejaba maquillarme. Me ponía vestidos de flores y lacitos en el pelo. Parecía recién salida de la iglesia”, recordaba en una entrevista con 'The Guardian' en verano de 2017.

2. A pesar de su éxito global, O’Riordan tuvo años turbulentos. En 2013, se abrió a la prensa sobre una de las experiencias más traumáticas de su vida: ser abusada sexualmente por un amigo de la familia. Además, como tantas estrellas jóvenes, el éxito global de la banda no le sentó bien. Sufrió anorexia, depresión y un trastorno bipolar. “Me sentía enferma, jodida, como una marioneta…Pensaba en mí como en un objeto”, recuerda. A mediados de los 2000, el grupo tuvo que hacer un parón para que la cantante se recuperase y pudiera dedicarse a la maternidad a tiempo completo.

3. La canción más famosa de la banda de Limerick es 'Zombie', publicada en 1994. Supuso un cambio de las baladas dulces al rock con colmillos. El sonido congeniaba totalmente con la llegada de las hordas 'grunge' (Nirvana, Pearl Jam, Soundgarden…). La letra cuenta la historia de un atentado del IRA en que fallecieron dos niños, uno de 12 años y otro de tres. Además, resultaron heridas decenas de personas. O’Riordan compuso la canción sola, en su apartamento, con una guitarra acústica. El famoso vídeo, donde aparece con el cuerpo pintado de dorado, fue idea de Samuel Bayer, director artístico de los clips de 'Smells Like Teen Spirit' (Nirvana) y 'No Rain' (Blind Melon).

4. Curiosamente, el Reino Unido nunca les llegó a querer. Sus sencillos eran peor recibidos que en Estados Unidos. Culturalmente, no se les consideraba tan relevantes como a la saga 'britpop', con Oasis, Blur y Suede a la cabeza. Mientras tanto, eran recibidos con verdadera adoración por estadios llenos en Canadá y Estados Unidos, donde llegaron a despachar 14 millones y medio de discos de los 40 totales a lo largo de su carrera. La MTV les ofreció un apoyo constante, convirtiéndose en grupo emblemático de la cadena favorita de la Generación X.

5. Un recuerdo de friqui musical. Además de vender, un grupo necesita credibilidad. La prensa especializada británica despreciaba a The Cranberries por… ¡parecerse demasiado a The Sundays! Ahora nadie recuerda a Harriet Wheeler, pero es verdad que tenían un timbre de voz similar, dulce y con un punto vulnerable. Si son adictos a los primeros Cranberries, antes de que la cantante se entregase al rock visceral y desgarrado, quizá disfruten del clásico de The Sundays 'Reading, Writing and Arithmetic' (1990). De ahí pueden saltar a los Cocteau Twins de ‘Heaven or Las Vegas’ (1990). Aquel año hubo una buena cosecha de pop de celofán con voz de chica.

Cultura

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios