POR LAS DECLARACIONES DEL ESCRITOR SOBRE RUFIÁN

Pérez-Reverte y Colau se enzarzan en Twitter de madrugada: "Es usted una inculta"

La alcaldesa de Barcelona y el escritor comenzaron una discusión en Twitter por las declaraciones de Pérez-Reverte en las que decía que a Rufián “le pegaban en el colegio”

Foto: Ada Colau y Pérez-Reverte han discutido por sus declaraciones sobre el bullying en La Sexta Noche.
Ada Colau y Pérez-Reverte han discutido por sus declaraciones sobre el bullying en La Sexta Noche.

Hace unos días, el escritor Arturo Pérez Reverte acudía al programa de La Sexta Noche, donde pronunció una frase que no tardó en suscitar polémica: “A Rufián le pegaban en el colegio”, decía sobre el político de ERC al ser preguntado sobre sus discusiones con él en Twitter. El aludido no tardó en responder por esta red social: “La verdad es que no, pero en cualquier caso, hay que ser muy miserable para frivolizar así el bullying”.

Ha sido durante la noche del 12 de diciembre, dos días después, cuando Ada Colau se ha unido a la disputa. “Discrepo en muchas cosas con Gabriel Rufián, pero en esto tiene todo mi apoyo”, decía citando su tuit. “Pérez-Reverte debería pedir disculpas a víctimas de bullying”. Era el inicio de una discusión con el escritor que se alargó hasta las 2 de la mañana.

Váyase a hacer demagogia barata a otra parte, señora. A usted nadie le ha dado pandereta en esta fiesta. A mí no me utilice para sus basuritas político-folklóricas”, sentenciaba Pérez-Reverte en respuesta a Colau.

“No entiendo su agresividad”, respondía la alcadesa. “Un hombre culto como usted debería sentirse interpelado por reflexiones como esta”. Y enlazaba el tuit de un abogado especializado en derecho, David Bravo, que ha sido compartido más de 9.000 veces. “Cuando Reverte pretende humillar a Rufián con eso de ‘tiene pinta de que le pegaban en el cole’, asume un discurso cómplice con el matón. Ese discurso que sugiere que sufrir abusos es algo que define fundamentalmente a la víctima”, reflexionaba.

Pérez-Reverte contestaba tildando a Ada Colau de “inculta”, con “escasa comprensión audiovisual” y puso en duda que de verdad hubiera visto la entrevista origen de la discusión. “Debería reservar sus demagogias cutres para ‘Sálvame’ y para su turbio negocio político. Ahí le rentan más”, seguía en referencia a la aparición de la alcaldesa en el programa de Mediaset.

Poco después, Pérez-Reverte le enlazaba a la alcaldesa su propio artículo de 2015, ‘Esas jóvenes hijas de puta’, en el que hablaba del suicidio de una joven que sufría bullying y criticaba a quienes la acosaban. “Ahí van mis disculpas previas”, decía Reverte. “Lea más y sea menos simple”. Ya por la mañana, el propio Rufián decidió sumarse a la conversación. “Arturo, se trata de acabar con el bullying, no de ir buscando nuevas víctimas. Cálmate un poco, machote”, escribía.

Más tarde, Pérez-Reverte daba la discusión por zanjada y publicaba un nuevo tuit que dirigía a Ada Colau y Gabriel Rufián “y sus portadores de botijo”. En él, enlazaba una imagen en la que seguía escribiendo sobre el tema: “Empiezo a estar harto de cagaditas de rata en el arroz del acoso escolar. Así que lo explico para los idiotas con escasa comprensión lectora o audiovisual y para los que solo se enteran por los resúmenes de Twitter: a algunos niños no nacionalistas los acosan en algunos colegios catalanes desde hace décadas. Y en la entrevista de La Sexta manifesté mi sospecha (y lo sigo sospechando, sin tener que disculparme por sospechar lo que me apetezca) de que Gabriel Rufián, su exagerado histrionismo independentista y sus grotescos excesos, que deshonran el Parlamento y nos deshonran a todos, por lo cual también son asunto mío, son resultado directo o indirecto de ese acoso escolar, y de los esfuerzos de aquel niño, o jovencito, o lo que diablos sea ahora, por mimetizarse con el paisaje e integrarse en el patio hostil de un colegio (él mismo ha declarado que descubrió en el cole lo que era ser catalán independentista)”.

La publicación seguía: “Dicho lo cual, todos los cantamañanas (palabra válida tanto para el sexo masculino como para el femenino, incluida la alcaldesa de Barcelona) que pretenden sacarle otra clase de punta al asunto del acoso (sobre el que ya me pronuncié claramente por escrito en otras ocasiones) pueden irse a hacer puñetas. O, para que lo entienda mejor la alcaldesa Colau (que la noche de la entrevista no pudo verla porque estaba desnudando su corazón en ‘Sálvame de Luxe’), anar-se’n a fer punyetes”.

Cultura

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
103 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios